radar

Domingo, 5 de julio de 2009

SALI

India en Buenos Aires

 Por Jorge Loyds

Palermo Bollywood

Comida india de película.

Entrar a Mumbai, segundo restaurante de Manoj Kumar Menghani luego del exitoso Katmandú, es como sentirse inmerso en una película india perfectamente ambientada. Entre el humo del sahumerio se ven figuras mitológicas como Brahma, dios creador del hinduismo, y Ganesha, con su cabeza de elefante, hasta que llega Marita, la solícita encargada, para guiarnos hacia el salón. La música típica es agradable y se entremezcla con los distintos idiomas hablados por los comensales. La carta, muy accesible, está dominada por la cocina del norte de India y tiene cuatro niveles de picante, según el gusto y valentía de cada cliente. Consta de 6 platos vegetarianos, entre los que se destaca el exquisito navratan korma, compuesto de 9 vegetales y queso tipo tofu. Para los amantes de la carne, se recomienda empezar con chicken tikka (pollo) o boli kebab (cordero), asados en el horno tandoor y acompañados por distintos chutneys. Como plato fuerte, la mejor opción es un curry: el ragon josh, de cordero patagónico, es para guardar en la memoria gustativa. La carta de vinos es amplia en precios, aunque el lassi (bebida a base de yogur) en su versión de mango es imperdible. Entre los postres encontramos los clásicos gajar halwa (pastel de zanahoria, coco y almendras), gulab jamun (bolitas de leche en polvo fritas con almíbar) y el delicioso kulfi (helado de pistacho con frutas secas). Para bajar la comida, sirven infusiones de menta y daarjeling o chai masala (té hecho con clavo de olor, cardamomo y jengibre).

Mumbai queda en Honduras 5684. Abre de lunes a sábados desde las 20 y de lunes a viernes de 12 a 15.30. Tel: 4775-9791.


Platos clásicos y espacio moderno

Un nuevo restaurante indio ideal para una cita.

Frente a la mítica Nave Jungla, bizarro espacio contracultural que brillara en los ‘80 con sus famosos enanos, abrió sus puertas el Taj Mahal, un moderno restaurante que cuenta con una planta baja en diferentes niveles y un segundo piso más íntimo. De sus paredes cuelgan pantallas que emiten videoclips o películas indias musicalizadas, las luces son bajas y la base de la barra está iluminada de rojo. El lugar es espacioso, cómodo e ideal para una cita. Sus dueños, Bharat o Lalid, son de Mumbai y supervisan todo mientras un mago o una tarotista recorren las mesas entreteniendo a clientes en su mayoría jóvenes. La carta es muy variada y contiene los platos típicos de la zona. Entre las entradas destaca el Taj Mahal special mixed grill, trozos de pollo, pescado y cordero marinados con yogur, cilantro, ajo y especias (para dos). Los platos centrales más recomendables son, para los vegetarianos el shahi paneer makhani, una variedad de quesos tipo tofu en salsa masala o el daal makhanwala, lentejas cocinadas durante toda la noche con crema y especias, y para los carnívoros el muglai biryani, un aromático arroz basmati con cordero y guisantes. Entre los postres, no faltan los típicos gulab jamun, gajar halwa y badam kulfi. La oferta de vinos es muy amplia y puede beberse nimbu pani (típica limonada) o té de la India, aunque lo más atractivo para después de comer sea degustar los cócteles bautizados con los nombres de las ciudades indias, que el barman sirve directamente en la mesa.

Taj Mahal queda en Nicaragua 4345. Abre de lunes a sábados por la noche. Tel. 4831-5716.


India vegetariana en el microcentro

Almuerzo, delivery y catering a precios económicos.

Ariel Blanco es argentino, pero de muy joven abrazó la cultura hindú. Vegetariano al igual que sus hijos, cocinero y masajista ayurvédico, vivió 5 años en India y a su regreso, en 1997, heredó un local familiar en la Galería Embassy, frente a la plaza San Martín. Allí instaló Tulasi, pionera en la comida india en Buenos Aires, desde donde brinda almuerzo vegetariano a oficinas céntricas con su delivery y dicta clases personalizadas de este arte culinario. Ofrece además un económico servicio de catering y vende comida para llevar, entre la que destacan sus pikles con masala y sus gulab jamun. También se puede comer en el prolijo y pequeño local, dispuesto a modo de almacén, con 6 mesas en el interior y otras 3 en la galería. Su menú es barato y variado y ofrece, además de los platos típicos, otros aggiornados (aunque siempre vegetarianos y con un toque oriental) para aquellos neófitos que quieran empezar con unos canelones, una ensalada o un plato de pasta. Aunque todo es singularmente sabroso en Tulasi, merece destacarse el talhi, un combinado de 5 preparaciones compuesto de kofta (albóndiga vegetal con curry), dahl (lentejas con tomates salteados), palak panir (espinacas y acelga estofadas con queso indio), raita (ensalada con yogur y masala) y subzi (vegetales mixtos con gran masala). Los postres, verdaderas delicatessen, son para probarlos todos, aunque lo mejor sean las bolitas de leche condensada con frutos secos, que hacen total justicia a su nombre: simplemente maravillosas.

Tulasi queda en Marcelo T. de Alvear 628, local 28 (Galería Embassy). Abre de lunes a viernes de 10.30 a 16. Tel: 4313-4026.


Saris y sahumerios

Una boutique de ropa y accesorios importados.

Jasmine Menghani nació en Jaipur, al norte de India, hace 37 años. Pero hace 15 vino a vivir a la Argentina siguiendo a su marido ya instalado aquí como comerciante mayorista textil. Cuando sus dos hijos empezaron el colegio ella decidió abrir su propia tienda al público en Palermo Soho. “No hay igual en ningún lado y no hay dos cosas iguales en mi boutique”, dice Jasmine en un simpático castellano. El pequeño local luce abarrotado de artículos que una tía le manda desde Nueva Delhi. Nomás entrar, se ve una foto de Jasmine junto a Susana Giménez vestida con un sari (vestido tradicional de gala para la mujer) que le obsequió cuando la invitó al programa especial por el Día Internacional de la Mujer. En New India todo es importado y único, desde los sahumerios hasta cada pollera bordada con hilo de plata y piedras incrustadas. Puede encontrarse el punjabi (vestido más de entrecasa), la kurta (traje para el hombre), los típicos zapatos de camel (cuero de camello), túnicas y pashminas para combinar con un par de jeans, manteles, sábanas, tapices y todo tipo de accesorios (pulseras, anillos, aros, carteras y hasta paraguas de sol). También ofrece figuras en madera tallada como Buda, Shiva o Saraswati, los típicos elefantitos de la suerte, lámparas, títeres y el clásico bindi que usan las mujeres entre los ojos. Y como a partir de que Slumdog Millionaire ganó el Oscar, mucha gente se acercó a preguntar dónde conseguir películas y música de Bollywood, en 15 días Jasmine empezará a importarlas.

New India queda en Honduras 5265. Abre de lunes a sábados de 12 a 20. Tel. 4833-5339.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.