radar

Domingo, 23 de enero de 2011

> OFIUCO, UN SIGNO DEL ZODIACO QUE CASI SACUDE EL PLANETA

El signo de los tiempos

Todo empezó con la declaración de Parke Kunkle, un miembro de la Minnesota Planetarium Society a su diario local, el Star Tribune, que enseguida se propagó a lo largo y ancho del mundo. ¿Qué decía? Que si alguien –un astrólogo, por ejemplo– se iba a poner a “leer” el cielo, no podía desconocer los avances de la astronomía en ese campo: el hecho de que la Tierra ya no se ubique en la misma posición que antes arroja necesariamente alineaciones planetarias diferentes. Esa misma noticia, tomada en afán viral, fue metamorfoseándose hasta llegar a una parte en que alguien dijo que el otro dijo que escuchó decir que, además, también es hora de empezar a reconocer que, si al ver signos astrales lo que se ve son constelaciones, no se puede negar que no se trata de 12 sino que, en verdad, son 13.

Ofiuco –la Serpiente que los babilonios (descubridores de la astrología) habrían barrido debajo de la alfombra a fin esquivar la fama de mal agüero que tiene el 13– está ubicado justo entre Escorpio y Sagitario (que “por si no lo notaron” lo apunta con su flecha cuando señala al punto medio de la galaxia).

Ahora bien, mientras Mr. Kunkle anda matándose de risa por el desmadre que generó su inocente declaración, hay todo un mundo en crisis. Por un lado, la noticia aparece a tan poco del 2012, descubriendo como cierta una de las máximas adjudicadas a Nostradamus: el Signo Secreto existe y será el que anuncie el fin del mundo cuando el sol se le alinee. Por el otro, si no se acaba nada, la crisis de identidad desatada tampoco se puede desestimar.

¿O acaso no son atendibles los millones de desorientados que no sabrán qué leer cuando vayan a la sección de horóscopo de su diario, revista o página de Internet amiga? Porque, por si no se entendió, esto es lo que sucede exactamente según el nuevo organigrama de los signos:

Capricornio va del 20 de enero al 16 de febrero, seguido por Acuario hasta el 11 de marzo. Piscis sigue hasta el 18 de abril, Aries hasta el 13 de mayo, Tauro al 21 de junio. Géminis se extiende hasta el 20 de julio cuando arranca Cáncer hasta el 10 de agosto. Leo llega ahora hasta el 16 de septiembre. Después: Virgo hasta el 30 de octubre, Escorpio, con sólo 6 días, termina el 29 de ese mes, corrido por el ya famoso Ofiuco, que dura hasta el 17 de diciembre, cuando llega el turno del que ahora es último del año: Sagitario.

Por las dudas, si bien nadie se ocupó en cambiarles las características a los signos clásicos, mucho se dijo de Ofiuco. El Signo Secreto es médico–alquimista y porta la serpiente de la sabiduría. Los nacidos bajo su influencia son sensibles, humanistas, con inclinaciones por la sanación, las prácticas de medicina alternativas y la arquitectura (esto se debe a que también se lo relaciona con el arquitecto, médico y dios egipcio Imhotep). Entre las personalidades ofiucenses más destacadas se encuentran personajes tan diversos como Ozzy Osbourne, Britney Spears, Sinead O’Connor, Walt Disney y el Generalísimo Franco.

Además de la gente asustada, los que se relamían viendo cómo la astrología era mancillada y los astrólogos que sostenían que nada de eso tenía que ver con lo que la astrología dice de las personas, la noticia también dio un buen lugar a los conspiranoicos más acérrimos.

Trazando una curiosa sincronicidad entre la creación de esta noticia (subrayando cómo los medios descontextualizaron a Kunkle y fueron sumando información hasta nombrar a Ofiuco) y la difusión que esos mismos medios (casi todos) dieron a la extraña muerte masiva de animales (sobre todo aves y peces) que sacude al Primer Mundo, han llegado a conclusiones asombrosas. “Esta creencia programada en el Apocalipsis podría permitir una especie de Apocalipsis o semi Apocalipsis artifical como una metamaniobra política para aumentar el control que se tiene del planeta y posiblemente instaurar un régimen totalitario global (estilo Orwell transhumanista) aprovechando ese estupor”, es más o menos la teoría que corrió. Porque lo que devela Ofiuco con su sabiduría es que hay “una mano negra conduciendo secretamente la historia, utilizando el opio de la religión con el opio electrónico de la televisión y los nuevos medios”. Y Parke Kunkle se sigue riendo.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.