SANTA FE › LA PRESIDENTA ADJUDICO LA CONSTRUCCION DEL TREN BALA

Obra de altísima tecnología

El intendente de Rosario, quien estuvo presente en el acto de adjudicación del tren de alta velocidad, dijo que la presencia del secretario de Transporte de Francia, "le da al proyecto un gran respaldo".

 Por Claudio Socolsky

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó ayer en la Casa de Gobierno el acto por la adjudicación al grupo Alstom de la construcción del primer tren de alta velocidad de América latina, que unirá Buenos Aires-Rosario-Córdoba, y demandará unos 1.500 millones de dólares. La presidenta expresó que "no es sólo una obra pública con altísima tecnología, estamos dando un salto importante hacia una Argentina diferente que viene a completar un desarrollo y articulación en materia vial para el país". Del encuentro participaron el gobernador de la provincia, Hermes Binner, quien habló en nombre de los gobernadores presentes, destacando que la adjudicación de la obra es "un hecho sumamente trascendente para la Argentina que se viene", y el intendente Miguel Lifschitz, quien en comunicación telefónica con este diario, indicó que "para Rosario se abre una perspectiva realmente muy importante a partir de este decreto que se acaba de ratificar. Ojalá que las cosas se vayan cumpliendo en los plazos establecidos y que se avance. El consorcio que ha sido adjudicado es importante, con firmas de Francia, España y Argentina; por lo menos nos da cierto margen de seguridad y de tranquilidad".

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró ayer que la licitación del tren de alta velocidad, "no es sólo obra pública sino un salto importante que completa el desarrollo vial del país". El tren, el primero en su tipo en el país y en América Latina, deberá estar concluido en 36 meses y recorrerá el tramo Buenos Aires﷓Rosario﷓Córdoba, conectando a las tres ciudades más populosas de Argentina y ejes de la mayor actividad industrial, agraria y de servicios del país.

En el acto realizado ayer en la Casa Rosada estuvo presente el secretario de Transportes de Francia, Dominique Bussereau, y representantes del consorcio Veloxia, que Alstom lidera e integra junto a la española Isolux y las argentinas IECSA (constructora) y EMEPA, especializada en material ferroviario.

Fernández de Kirchner volvió a hacer, por otro lado, un llamado a que los argentinos pierdan el "pesimismo" y "subestimación" con el que se perciben a sí mismos. "Propongámonos los argentinos que además del tango, esto nostalgioso, con este dejo de que las cosas no nos van tan bien, propongámonos una chacarera, un poco de optimismo", precisó Fernández de Kirchner, quien además destacó que "lo importante frente a todos y cada uno de los proyectos que los argentinos abordemos, es hacerlo con positivismo y construir no sólo la modernidad sino una Argentina distinta de la modernidad".

La presidenta contó una anécdota personal, cuando utilizaron en el año 2006 el tren de alta velocidad con su hija Florencia, para trasladarse desde Madrid a Sevilla. La mandataria señaló que el tren rápido "además de contar con una tecnología impresionante, es de una enorme practicidad. Las companías aéreas me van a matar por esta suerte de marketing que le estoy haciendo al tren, pero mi hija me decía que le parecía mucho mejor, más atractivo y más cómodo que el avión". Para Fernández de Kirchner, el viaje en tren tiene "aditamentos de disfrute personal y de romanticismo diferentes a los que tiene el avión".

En tanto, el gobernador Hermes Binner, quien habló en representación de los gobernadores presentes en el acto desarrollado en la Casa de Gobierno, señaló que "el interior se desarrolló con el ferrocarril, y nosotros necesitamos que el interior sea, en esta dilatada pampa argentina, el vínculo que nos una, que nos integre. Seguramente allí encontraremos este país de iguales, este país federal y que necesitamos tanto, para poder construir un mañana mejor para todos los argentinos". "Hace muchos años que estamos hablando del ferrocarril en situación de retroceso. Por eso, hablar de la recuperación del ferrocarril es un hecho trascendente para la Argentina que se viene", dijo Binner, quien finalizó su discurso agradeciendo profundamente "en nombre de todos los gobernadores de nuestra República Argentina, este acto tan positivo que habla a las claras de un país que quiere salir adelante".

Por su parte, el intendente Lifschitz, ante la requisitoria de Rosario/12, señaló que "estamos muy contentos porque se ratificó lo que se había venido anunciando al firmarse el decreto de adjudicación. Estaba presente el secretario de Transporte de Francia, lo cual le da al proyecto un gran respaldo. Por otro lado, el gobernador Hermes Binner fue quien habló en nombre de todos los gobernadores".

En relación al discurso de la presidenta, que habló sobre el "efecto Tango" para describir lo que opinan en el extranjero sobre la personalidad de los argentinos, y los invitó a escuchar "zambas y chacareras para levantar el espíritu", el titular del Palacio de los Leones dijo que le "faltó mencionar a Fito (risas). Creo que en este tipo de iniciativas y proyectos siempre hay agoreros y escépticos, y no les falta razón a los argentinos para serlo, pero vale apostar. Siempre estuve convencido de que es una obra muy importante, porque son de ese tipo de proyectos que transforman la realidad, que motorizan otro tipo de iniciativas, tanto del sector público como privado".

"Para Rosario puede tener un impacto enorme desde el punto económico y urbanístico. Ojalá que las cosas se vayan cumpliendo en los plazos establecidos y que se avance. El consorcio que ha sido adjudicado es importante, con firmas de Francia, España y Argentina; por lo menos nos da cierto margen de seguridad y de tranquilidad", precisó Lifschitz.

Sobre los próximos pasos que tendrá la importante obra, el intendente expresó que "en principio hay que hacer el proyecto de detalle de las obras y de cada una de las intervenciones que hay que hacer. Dentro de ese proyecto ejecutivo, los dos aspectos más complejos para resolver son los accesos a la Buenos Aires y Rosario". Lifschitz adelantó que "es probable que el consorcio arme un equipo técnico que se pueda radicar en nuestra ciudad, porque la obra se iniciaría en Rosario. Hay aproximadamente un año de plazo para realizar esa tarea y a partir de allí tendrán que comenzar las obras".

Para el Presidente del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, que participó del acto de adjudicación del tren de alta velocidad, "una megaobra de tal envergadura será un vuelco en la calidad de vida de los habitantes y en el desarrollo de los conglomerados urbanos más importantes del país". Según el legislador nacional, "esto implicará cambios culturales, en la planificación urbana y además, provocará un avance en la articulación institucional entre los gobiernos involucrados al demandar una nueva y permanente interrelación".

El vicepresidente 1º del Concejo Municipal, el justicialistaOsvaldo Miatello, que también participó del acto de adjudicación, señalo que "lo más importante es que la obra se realice, y además, la ratificación del compromiso afectivo y estratégico que tiene nuestra Presidenta con la ciudad de Rosario y la región".

Compartir: 

Twitter
 

Binner habló en nombre de los gobernadores presentes: es "un hecho trascendente para la Argentina que se viene".
Imagen: Télam
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.