SANTA FE › INUNDADOS DE SANTA FE SE UNEN A VíCTIMAS DE DICIEMBRE DE 2001

Atrapar la figurita difícil

La querellante en la causa por las inundaciones, Milagros Demiryi, no se resigna a la negativa de la Corte Suprema de la Nación para convocar a Carlos Reutemann. Denuncia un pacto de impunidad y se alía a los que piden justicia por la represión.

 Por Paula Kearney

La figurita difícil siempre caracteriza a los álbumes. En la provincia de Santa Fe, según piensan las víctimas de dos situaciones dramáticas, como las inundaciones de la capital provincial en 2003 y la represión de diciembre de 2001, la figurita difícil está también repetida: la responsabilidad política de quien era gobernador en ese momento, el actual senador nacional Carlos Reutemann. Y aunque todavía no pueden aunar las estrategias judiciales, transitan un camino conjunto. "Son causas que tienen mucho en común. Procesalmente van separadas -porque son hechos diferentes- pero en el plano político y social marchan juntas, por la responsabilidad política", consideró Milagros Demiryi, una de las víctimas de la inundación de Santa Fe que tomó la delantera en la lucha por la justicia y la reparación, y que hoy reclama "que la justicia indague a todos los responsables".

Esta voluntad se topó la semana pasada con una negativa de la Corte Suprema de la Nación para indagar al entonces gobernador. Pero no cejan. "Venimos trabajando con compañeros de Rosario vinculados a estas causas en acciones comunes, porque la lucha es la misma".

Así, el viernes pasado Demiryi estuvo en Rosario y aprovechó para denunciar que no se respeta la división de los poderes del Estado. "La estrategia de la justicia es clara, garantiza la impunidad de quienes tuvieron las máximas responsabilidades, porque no es casualidad que se proteja tanto a quien estaba juntando votos para las elecciones nacionales cuando se produjeron las inundaciones, y que previamente había recibido a Carlos Menem en nuestra provincia. O sea, hay que hacer memoria para leer los fallos judiciales. La impunidad no se cierra porque sí, se cierra porque se protege a determinados sectores".

En este sentido, señaló que "en todos los pasos que se dan desde la justicia uno se va encontrando con mecanismos que cierran el arco de impunidad y garantizan la cadena de favores que va asegurando que quienes hoy tienen la responsabilidad de fiscal, que después van a ser jueces, y así sucesivamente en estos enroques permanentes de los lugares claves que ocupan". La querellante en la causa en la que pretendían que comparezca Reutemann señaló una continuidad. "También lo hizo el ex gobernador Jorge Obeid, que antes de irse designó como ministro de la Corte Suprema de Justicia provincial a Erbetta y como procurador general de la Corte a Agustín Bassó", indicó Demiryi, quien agregó que "la intención fue generar una Corte con miembros que le debieran favores a Reutemann y contribuyan a construir la impunidad desde un poder que habla de connivencia con el poder político a través de sus fallas". Para la querellante está claro: "Nos encontramos con que en ambas causas se reproduce el mismo patrón: la mano de la justicia nunca llega a los responsables políticos".

Sobre las causas judiciales, Demiryi recordó que "en el caso del 2001 hay un condenado, un policía que tiró, pero ¿quiénes dieron las órdenes? Ahora se está estudiando si en Rosario se reabre la causa a partir de una presentación que hizo el abogado santafesino Mario Pilo por el llamado a declación del ex presidente Fernando De La Rua, que sienta un precedente", mientras que "en el caso de la inundación de 2003 hay tres procesados, y el de más alta jerarquía es el ex intendente (Marcelo) Alvarez, que tiene su responsabilidad, pero por arriba de él había otros". señaló Demiryi. "Reutemann no puede negar que a él le correspondía la responsabilidad máxima en el Comité de Emergencia y que le correspondía dar la orden de evacuación. Si lo hubiera hecho, no habríamos tenido que lamentar los muertos, porque los horarios en que fueron falleciendo las personas ahogadas son posteriores".

Sobre este caso puntual, la militante remarcó que "en todas las pericias que se hicieron en la causa está demostrado fehacientemente que había de 24 a 48 horas para dar la orden de evacuación. O sea, hay elementos que indican que a esa información la tenía el gobernador. ¿Por qué no responde por esto? Estamos hablando de la vida de las personas, nada más y nada menos".

Compartir: 

Twitter
 

Demiryi estuvo el viernes en Rosario para sumar fuerzas.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.