SANTA FE › ABUELAS ANUNCIO EL HALLAZGO DE LA HIJA DE NEGRO-VALENZUELA

Ella sabía que era adoptada

Estela de Carlotto omitió revelar la identidad "para preservar el proceso", aunque aclaró que es una "chica sana y dispuesta, que en estos momentos está junto a su hermano para entrevistarse con la jueza". La joven tiene 30 años.

"Una vez más, el viento reparador de la verdad alcanzó a otra nieta recuperada". Esta fue la frase elgida por Estela de Carlotto, presidente de Abuelas de Plaza de Mayo al anunciar el hallazgo de la verdardera de identidad de una joven de 30 años, hija de los militantes Montoneros Raquel Negro y Tulio Valenzuela, desaparecidos durante la última dictadura. En tanto desde Paraná, la abogada patrocinante de Sebastián Alvarez, medio hermano de la joven recuperada, destacó la importancia que tuvo el testimonio de Eduardo "Tucu" Costanzo, que publicara Rosario/12. Acompañada del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, Carlotto omitió revelar la identidad "para preservar el proceso", aunque aclaró que es una "chica sana y dispuesta, que en estos momentos está junto a su hermano para entrevistarse con la jueza".

La titular de Abuelas agradeció la acción de la jueza Myriam Stella Galizzi por su "celeridad, discreción y mesura en tiempos en que la justicia es tan criticada", dijo en referencia a la polémica desatada por la decisión de la Cámara de Casación.

Carlotto recordó que la beba, hace 30 años fue dejada por los militares en un convento de Rosario, desde donde fue dada en adopción en forma legal, "de buena fe", y que con el transcurso de los años la joven comenzó a dudar de su identidad y se acercó a la filial rosarina de Abuelas.

La causa ﷓que tramita en el Juzgado Federal N°1 de Paraná﷓ se inició el 18 de mayo de 2005, por una denuncia presentada por Guillermo Antonio Germano, en su carácter de coordinador del Registro Unico de la Verdad.

Durante los primeros años de instrucción, las medidas principales fueron llevadas por el Fiscal a cargo, Mario Silva. Se tomaron testimoniales de la mayoría de los empleados civiles que prestaban servicio en el Hospital Militar en 1977﷓78. Además, declararon médicos y enfermeras del Instituto Médico de Pediatría de Paraná, debido a que hay prueba que indica que los bebés nacidos fueron trasladados a ese lugar.

Segun Abuelas, Raquel Negro tuvo una nena y un nene. El niño tuvo problemas respiratorios y cardíacos. Como el Hospital no tenía sala de neonatología, si había problemas los nacidos eran trasladados al Instituto Médico de Pediatría. Según contó una enfermera, el niño estaba muy grave. Esta hipótesis coincide con el relato del personal del Instituto que dice que sólo recibieron un bebé. En los libros de la clínica figura la entrada de una beba llamada "Soledad López" y un bebé "NN López" provenientes del Hospital Militar. Es de destacar que el ingreso de bebés muertos se consignaba con NN, lo cual coincide con todo lo relatado por las enfermeras. El varón habría fallecido poco después de nacer o ya habría nacido muerto.

En Paraná se realizó una rueda de prensa en la sede del Registro Unico de la Verdad, con organismos de derechos humanos locales y abogados que representan al querellante Sebastián Alvarez. La abogada Marina Barbagelata sostuvo que se realizó "un esfuerzo inconmensurable" de parte de los querellantes y del Juzgado. "Se tomaron casi 100 testimoniales; enfermeras del hospital Militar dieron la mayor cantidad de detalles y han permitido este logro", indicó.

Luego describió que la jueza siguió todas las líneas de investigación: primero buscó corroborar una versión según la cual los bebés estaban en Paraná; después la versión aportada por el ex represor Eduardo Costanzo, quien indicó que la beba había sido dejada en un convento. "Se citó a la chica a Paraná y se le hizo la extracción de sangre hace un casi mes. Todo bajo secreto de sumario. Ayer (por el lunes) se enteró Sebastián y se hablaron telefónicamente", dijo Barbagelata.

"El acompañamiento de la familia adoptiva ha sido total en todo el proceso. Por ahora no se da el nombre porque se preserva su identidad", agregó. Además destacó que ella ya dudaba de su identidad y estaba evaluando realizarse el análisis de sangre espontáneamente cuando le llegó la citación de la Justicia de Paraná. "Ella sabía que era adoptada; pero la familia la había preservado de que fue abandonada en un convento, lo cual ahora queda claro que no fue así", finalizó la abogada.

Compartir: 

Twitter
 

Carlotto y Duhalde dieron una conferencia de prensa.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared