SANTA FE › LOS INTERNOS DE CORONDA DENUNCIAN QUE HUBO 14 MUERTOS EN UN AñO

"No está saliendo como se esperaba"

Agrupados en Ciudad Interna, el grupo de detenidos fue crítico del gobierno provincial. Aunque creían que habría cambios por la designación de "jóvenes funcionarios", dicen que el colapso carcelario "no sólo se mantuvo, se agravó".

 Por Claudio Socolsky

Los detenidos de la cárcel de Coronda, agrupados en el espacio Ciudad interna, afirmaron que en 2008 "el colapso carcelario no sólo se mantuvo, sino que se agravó aún más", y subrayaron que hubo 14 muertos. En un documento que se presenta como balance del año pasado, señalaron -con cierta ironía- que "a partir de la designación de jóvenes funcionarios" para el Servicio Penitenciario se les abría un panorama de mejoras. Pero en la práctica, "las cosas no están funcionando como se esperaba". Por el contrario, consideraron que el Estado, "en sus centros legalizados de exclusión y exterminio masivo y sistemático de seres humanos, rompió con la imaginación cargándose 14 vidas humanas, con lo que ya suman cientos los compañeros caídos dentro de la última década".

Mientras el director del Servicio Penitenciario, Mariano Bufarini, anunciaba que buscan un nuevo predio para el penal en el departamento Rosario, por las dificultades que encontraron en Villa Gobernador Gálvez (ver aparte), Lilian Echegoy, integrante de la Coordinadora de Trabajo Carcelario, afirmó que "la situación en las comisarías está prácticamente igual que en la gestión anterior, ya que han triplicado la cantidad de población que pueden tener". Y agregó que "las situaciones que se viven, por ejemplo en el tema de salud, son muy graves. Hay un incremento de las enfermedades infecciosas, como la tuberculosis; cuesta mucho que un interno sea atendido".

Sobre la política penitenciaria, Echegoy afirmó que "en un año de gestión no se avanzó prácticamente. Lo que se intentó fue pacificar, mediante los pabellones evangélicos. Y por otro lado, si bien existe una voluntad de mejorar, en la medida que no se tenga un control cotidiano del funcionamiento de los penales, no va a haber modificaciones".

El espacio Ciudad Interna, que surgió en el año 2004 por iniciativa de un grupo de internos de la cárcel de Coronda con intenciones de enseñar informática a sus compañeros, hizo conocer a través de su blog, un duro documento donde cuestionan la política carcelaria del gobierno socialista, "el cual designó a jóvenes funcionarios para cubrir la cartera de Institutos Penales Provinciales con toda una formación académica y un poético discurso progresista. Parecía que mejorarían las penosas situaciones dentro de las prisiones regionales, pero en la práctica las cosas no están funcionando como se esperaba".

Consultada por Rosario/12, Lilian Echegoy, cuestionó a los funcionarios provinciales: "Tienen un discurso, con el que coincidimos, pero vemos que no consiguen llevarlo a la práctica. En el ala norte, los mismos internos nos llaman porque hay personal penitenciario que sigue actuando como antes, provocando situaciones de violencia".

Echegoy dijo que los 50 internos alojados en el pabellón 8 denunciaron que quieren convertirlo en uno de máxima seguridad. "Allí se encuentran tres detenidos que integran Ciudad Interna. Ellos plantean que estar las 24 horas encerrados, sin hacer nada, genera una situación de conflicto permanente. Consideran que están completamente olvidados", indicó.

Por su parte, el documento de Ciudad Interna no hace concesiones. "Salvo tibias excepciones, el prometido progreso tuvo un violento giro, los pocos logros alcanzados están siendo avasallados. No les alcanzó con devolverles La Modelo a los milicos", dicen los internos, quienes señalan que también están entregando una parte del penal "a los pastores evangelistas, quienes les ofrecen como pan de cada día, a la mayoría de sus presos rehenes, sólo torturas psicológicas y lo más triste, la muerte sigue siendo algo siempre latente".

En este punto, Echegoy sostuvo que ellos denunciaron en su momento la situación "bastante anormal de los avances de los pabellones evangélicos, que dejaron a todo el ala sur sin posibilidades de acceder a distintos pabellones, de acuerdo a la conducta que tenga cada interno; esa es la progresividad de la pena. El hecho de que los pabellones se hayan convertido en iglesias, tuvo que ver con una estrategia de pacificar la cárcel, pero eso puede ser contraproducente".

Por otro lado, la integrante de la CTC indicó que vienen manifestando desde hace tiempo "la disconformidad por la existencia de las celdas de castigo. Los últimos suicidios se han producido en esos lugares". Y también señaló: "Notamos una falta de información cuando se produce la muerte de un interno. Hay que decirlo, porque estas cosas se saben y después se manipulan, o se saben mal. Es un intento del gobierno por decir que está todo bien".

Echegoy recordó que realizaron un primer informe en marzo del año pasado, a pocos meses de asumir esta gestión. "En ese momento habíamos contado con varias situaciones de conflicto en las distintas unidades que habían tomado la vida de siete personas", afirmó.

Luego de ese informe, se nombró a quien hoy es el secretario de Asuntos Penitenciarios, Leandro Corti, y a partir de allí comenzaron a tener un diálogo más fluido. "Teníamos una información muy precisa y clara de lo que estaba pasando dentro de las unidades, y que a veces, con una pequeña intervención, se podían evitar los conflictos", precisó Echegoy.

Compartir: 

Twitter
 

Los internos de Coronda señalan que los guardiacárceles siguen provocando conflictos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.