rosario

Sábado, 2 de mayo de 2009

SANTA FE › INAUGURó AYER EL PERíODO DE SESIONES ORDINARIAS DE LA LEGISLATURA

Para Binner, "la provincia avanza"

El gobernador dedicó más de una hora a enumerar las políticas de su gobierno, con mucho énfasis en la reforma del Estado. Y volvió a pedir una ley que declare la necesidad de la reforma constitucional en la provincia.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Hermes Binner inauguró ayer -por segunda vez en su mandato- el período de sesiones ordinarias de la Legislatura con un repaso de su primer año y medio en la Casa Gris. "La provincia avanza. El cambio está en marcha", dijo el gobernador en el remate de su discurso que provocó reacciones dispares: aplausos y elogios en el oficialismo y críticas en la oposición. Binner dedicó más de una hora a enumerar las políticas de su gobierno, sin grandes anuncios y mucho énfasis en la reforma del Estado. Y dejó para el final un proyecto que ya parecía archivado por la resistencia de la mayoría del PJ en el Senado santafesino que le volteó la reforma tributaria y a la que alguna vez llamó "maquina de impedir". "La reforma constitucional debe brindarnos un horizonte político e institucional que permita alcanzar los ideales de justicia, bienestar y solidaridad", planteó el mandatario en tono más conciliador. Y alentó "el diálogo con todos los sectores de la sociedad, en particular con esta Legislatura, a fin de generar los consensos necesarios para lograr la ley que habilite el tratamiento de una nueva Constitución para Santa Fe".

Binner leyó su discurso en un tono monocorde, lo que no le impidió cosechar dieciocho salva de aplausos de sus seguidores que lo despidieron de pie. En las primeras filas de invitados, el protocolo ubicó a los intendentes de Rosario, Miguel Lifchitz y de Santa Fe, Mario Barletta, ministros y algunos legisladores nacionales del Frente Progresista. Hasta avanzado el mensaje, la única del PJ era la diputada Ana Berraute, hasta que llegó la senadora Roxana Latorre.

"Desde el 1º de mayo del año pasado, sucedieron numerosos hechos que constituyen parte de nuestra realidad y que debemos tener en cuenta para comprender el momento que estamos viviendo", dijo Binner. Y recordó "el conflicto agropecuario, una sequía histórica y una crisis financiera internacional sin precedentes". Las tres crisis "tienen un impacto negativo sobre la evolución económica y social" de la provincia, pero "Santa Fe permanece de pie, luchando para que se entienda el fenómeno de la ruralidad como un encadenamiento que impregna a toda la sociedad. Los máximos esfuerzos se dirigieron, entonces, hacia las regiones más castigadas por la sequía y se promovió un shock de confianza para que se movilicen los activos atesorados y se ponga en marcha con plenitud la economía", agregó.

En esa línea, mencionó su propuesta para el campo que presentó en la Casa Rosada y algunas acciones para "enfrentar las consecuencias sociales de estas crisis: garantizar los medicamentos en los hospitales, mantener la escuela pública abierta y brindar asistencia social en cantidades sin precedentes. Ninguna obra de las iniciadas se detuvo, pero en las nuevas se jerarquizaron las vinculadas a salud, educación e infraestructura social básica. Porque nuestro concepto del Estado y su gobernabilidad nos obligan a pensar que gobernar es aceptar la realidad para poder cambiarla".

* "No queremos ser buenos administradores del viejo Estado, sino que estamos construyendo un nuevo Estado solidario, participativo, transparente. La regionalización, la descentralización y la planificación estratégica son la columna vertebral de la reforma del Estado", planteó.

"El proceso de regionalización ya fue instalado en nuestra provincia. Las cinco regiones con sus nodos son reconocidos por la sociedad santafesina. Y el plan estratégico provincial es ya una herramienta de transformación colectiva sostenida por valores. La reforma del Estado pretende optimizar las tecnologías de gestión, agilizar y simplificar la prestación de servicios". Y puso como ejemplo "la consulta de legajo de docentes por SMS, el gobierno electrónico, el portal de trámites, las mejoras en las formas de recaudación y el sistema de emergencias 911" que se pondrá en marcha en pocos días.

La reforma

En el cierre de su mensaje, Binner pidió una ley que declare la necesidad de la reforma constitucional en la provincia para ponerla a tono con la Asamblea Constituyente de 1994 que "introdujo modernas instituciones y consagró nuevos derechos y garantías, que aún no se han plasmado" en la Constitución de Santa Fe: "la autonomía municipal, los mecanismos de democracia semi directa, la descentralización y la participación".

"La reforma constitucional debe brindarnos un horizonte político e institucional que permita alcanzar los ideales de justicia, bienestar y solidaridad. Debemos esforzarnos en habilitar el diálogo a todos los sectores de la sociedad, y en particular con esta Legislatura, a fin de generar los consensos necesarios para lograr la ley que habilite el tratamiento de una nueva Constitución para la provincia", insistió.

"La solidaridad, la participación y la transparencia son los valores fundamentales para cambiar la realidad que nos circunda", afirmó el gobernador. "Pero estamos convencidos que no hay cambio, si todos nosotros no cambiamos. El cambio que la gente espera parte de la defensa de nuestros valores espirituales y materiales y de que los propios gobernantes nos incorporemos a ese cambio".

"La crisis no se resuelve con modelos únicos, ni estereotipos de solución. La crisis sí es una oportunidad para la innovación y el cambio. Por ello, la necesidad de cambio desde el Estado implica descentralización y regionalización, para propiciar la participación. Y un Estado próximo y solidario, garante de los derechos, que dialoga y genera consensos, que iguala, sin homogeneizar".

"No habrá confianza en ninguna representación política duradera, si gran parte de esa confianza, no vuelve desde quien gobierna, al vecino, al ciudadano, a la gente, que a veces está convulsionada, contradictoria, escéptica, pero que, en general, es extremadamente sensata".

Binner ponderó después "tres iniciativas" de su gobierno "cuyo espíritu y motor es el cambio" -dijo-: el gabinete joven, el programa de voluntarios sociales y el nuevo secundario. "Escuchar a los niños, darles protagonismo a los jóvenes, repartir saberes, brindar acceso a los bienes culturales y a las tecnologías transforman el pensamiento y la vida social. Aceptar el desafío de compartir políticas estratégicas con la comunidad, incluyendo a voluntarios de todas las edades, es animarse a cambiar, porque es demasiado pesada la rémora de la repetición y el estereotipo", apuntó.

"La vida no espera. No podemos perder más generaciones. No podemos perder un minuto, porque el cambio es un trabajo cotidiano, es una tarea de todos, es una palabra maravillosa para saludar a los trabajadores en su día, y para seguir afirmando que el derecho a un trabajo decente debe amanecer en cada persona laboriosa, en cada fábrica, en cada rincón de la provincia, en nuestro país todo", dijo Binner y concluyó con su consigna de campaña: "La provincia avanza. El cambio está en marcha".

Compartir: 

Twitter

Por segundo año, Binner inauguró las sesiones legislativas.
Imagen: Daniel Dapari/Prensa Diputados
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.