SANTA FE › EN LA ANTEúLTIMA SESIóN DEL AñO, EL SENADO APROBó EL PRESUPUESTO

El nuevo gobernador tiene la ley esperada

"Uno puede discrepar en la concepción, prioridades y objetivos, pero es el instrumento para gobernar", dijo Mercier.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

En la anteúltima sesión del año, el Senado aprobó ayer por unanimidad el presupuesto de la provincia para 2012 y lo giró a la Cámara de Diputados que le dio ingreso y tenía previsto votarlo hoy. En 48 horas, la Legislatura concedería al gobernador electo Antonio Bonfatti la ley de leyes que necesita para arrancar gestión el 11 de diciembre. En el debate del proyecto, el bloque hegemónico pasó su factura política. "El justicialismo vuelve a demostrar que en estos cuatro años del gobierno de (Hermes) Binner jamás pusimos palos en la rueda", planteó el vocero del PJ, como para desmentir algunos viejos reproches de la Casa Gris que llegaron a calificar al Senado como una supuesta máquina de impedir.

El senador socialista Juan Carlos Zabalza y su colega de la UCR, Rodrigo Borla, se encargaron de fundamentar el presupuesto oficial. Fue una defensa tibia. Zabalza reconoció que el proyecto "no prevé la política salarial" para 2012, cuando algunos gremios estatales ya reclaman aumentos por encima del 20 por ciento para el año que viene para compensar los retoques de tarifas.

Borla ponderó la aprobación del presupuesto y agradeció el voto de sus colegas del PJ. "Es una satisfacción que el nuevo gobernador pueda asumir su gestión con un presupuesto aprobado", dijo. "El año pasado no acompañé el presupuesto porque no contemplaba las obras que reclamaba para el departamento San Justo. Pero hoy la situación ha cambiado, porque este presupuesto sí incorporó muchas demandas de los senadores", agregó. Esa fue la clave de la negociación política para que el Senado vote ayer a mano alzada.

El vocero del PJ fue el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Juan Carlos Mercier. "El justicialismo ha demostrado en estos cuatro años que jamás puso palos en la rueda al gobierno de Binner. Y si en algún momento tuvimos algún disenso (por la reforma tributaria que rechazó la Cámara) lo hicimos convencidos que era lo mejor para el bien común y no para entorpercer la gestión. El tiempo nos dio la razón", dijo. "Hemos votado todos los proyectos del Poder Ejecutivo, como hoy aprobamos el presupuesto, convencidos que es el instrumento necesario para cualquier gobierno. Uno puede discrepar en la concepción, prioridades y objetivos, pero es el instrumento para gobernar", agregó.

"Este es un presupuesto de casi 34.000 millones de pesos. Hace diez años, teníamos un presupuesto de 3.200 millones, o sea que en una década el gasto público creció el 1.000 por ciento. Hay que encontrar números en la economía qué nos permitan reflejar qué índice acompañó ese valor", dijo el legislador.

"El proyecto se presenta equilibrado, pero no estß prevista la política salarial. Hay sí una participación proyectada de las obras públicas de casi el 10 por ciento. Los senadores han podido incorporar obras que seguramente se verßn afectadas si no conseguimos los recursos para la política salarial".

Según Mercier, la disyuntiva ya está planteada para 2012. "El meollo de este presupuesto está en si vamos a sacrificar la obra pública para atender los aumentos de salarios o si vamos para recuperar fuentes financiamiento para poder llevar adelante la obra pública".

"Siempre expresamos nuestra preocupación por el crecimiento de la planta de personal y la estructura burocrática del Estado y por el reflejo que esto iba a tener en los años siguientes. Hoy, los recursos crecen al 36,4 por ciento y gasto lo hace al 45, 4 por ciento. Es una señal que los números no cierran. Y si bien el déficit ha bajado un poquito (a 713 millones de pesos en octubre), aún falta pagar los aguinaldos y como bien ha señalado el ministro (de Economía, Angel Sciara) seguramente terminaremos el año 2011 con un déficit de 1.200 millones de pesos que no tiene financiamiento. Y ese es el desequilibrio entre los gastos y los recursos. Esto es lo que señalamos todos estos años, que había que ser más prudente con los gastos y ahora alguien los va a tener que pagar. Y los va a pagar la gente. En algún momento habrá

que corregir este déficit si queremos llegar a un resultado equilibrado, aumentar los sueldos y hacer la obra pública. Este es el desafío que le espera al nuevo gobernador y a su elenco de colaboradores", concluyó Mercier.

Compartir: 

Twitter
 

"Jamás pusimos palos en la rueda", planteó el senador Mercier.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.