SANTA FE › EMPLEADA JUDICIAL DE VERA INVOLUCRADA EN PROSTITUCIóN DE MENORES

Hay "joda" en la casa de Bibi

Dos menores de edad denunciaron en la policía de la ciudad del norte santafesino que fueron reclutadas por una mujer -empleada del Poder Judicial- para para llevarlas a su casa donde hubo intentos de pago para tener relaciones sexuales con adultos.

 Por José Maggi

El secretario de Derechos Humanos de Santa Fe, Horacio Coutaz, denunció ayer "la nula respuesta judicial que han tenido repetidos hechos de corrupción de menores en localidades del norte provincial como Vera y Reconquista". El funcionario se refirió puntualmente a un caso en Vera que se ha repetido en el último año: una empleada judicial fue involucrado y la justicia del lugar durmió la causa. "El Centro de Acesso a la Justicia se presentó como querellante hace seis meses y no ha podido ver el expediente aún. En ese caso hubo facilitamiento de la prostitución a menores, que además han sido contagiadas de enfermedades. Ahora la involucrada es una mujer, que también tiene cargo en la justicia de Vera y que reclutaba a las niñas en un estación de servicios para llevarlas a su casa o a otros lugares, donde hubo intentos de pago para tener relaciones sexuales con adultos. En este último caso no se habría concretado el acceso sexual pero fueron llevadas a fiestas con mayores donde había alcohol, pastillas e intentos de abuso sexual", aseguró Coutaz.

El último capítulo se concretó en la Comisaría de la Mujer de Vera donde se dejó constancia del relato de tres chicas, dos de ellas menores de edad, que contaron con detalles y nombres propios la situación. En todos los casos, las adolescentes mencionaron a una mujer de Vera que las invitaba a su casa para participar de fiestas nocturnas con hombres y mujeres mayores de edad, donde consumían alcohol, tomaban pastillas y recibían propuestas de sexo pago. La mujer sindicada como la captadora se llama Bibiana S. tiene alrededor de 50 años y es empleada del juzgado de instrucción de Vera, a cargo del juez Irineo Berzano y Andrés Marchi como secretario.

Las declaraciones en sede policial fueron realizadas entre el 29 de marzo y el 2 de abril pasado, en la comisaría de Vera. Sin embargo hasta el miércoles el juez Berzano no había pedido el sumario prevencional.

E. G., de 14 años, vive en La Gallareta, pero varias de sus amigas son de la capital departamental. Justamente, una noche, estando en una esquina de Vera, una mujer llamada Bibiana, pero conocida como "Bibi" frenó el auto y las invitó a subir a ella, a su hermana y a su prima. "Tenía un auto medio cremita, dimos un montón de vueltas y luego fuimos a la salida de Vera, compró un montón de cervezas y nos llevó a su casa. Ahí había hombres y pibitas de 12 o 14 años, y bebidas gratis, yo solo tomé un poco porque decían que la señora le ponía cosas a la cerveza. Como a las 5 de la mañana "Bibi" se nos acerca a mi hermana y a mí junto a un señor que decía ser el primo, el cual quería pagarnos 300 pesos a cada una para tener relaciones sexuales, aclarando que quería un 'vale todo', pero no quisimos. Ella salía y nos dejaba encerradas, después nos fuimos a la tardecita", dijo la chica.

Dos días después declaró T.P, de 12 años. Señaló que hace dos semanas estaba con unas amigas en Vera, en "la Petrobras". Había llegado al lugar junto a tres jóvenes, de 12, 15 y 17 años. Allí conocieron a "Bibi". Tomaron unas cervezas en el lugar y luego "Bibi" las invitó a la casa. Llegaron a la finca donde había hombres "con quienes bailamos, tomamos y jodimos como hasta las tres de la tarde. Nos hicimos amigas de ella y a la noche armábamos la joda cuando llegaban 'los primos', como los llamaba Bibi a los hombres que pagan las bebidas".

El 2 de abril declaró A.M.G. de 19 años. Relató que conoce a la menor E.G y que estuvo presente el día en que conocieron a "Bibi". "La conocimos porque se nos acercó, nosotros estábamos tomando algo en la (estación de servicios) Petrobrás y ella llegó con un auto de color claro, creo que era un Focus. Nos dijo que fuéramos a la casa, donde había joda. Cuando llegamos nos mostró la casa y nos ofreció cerveza, yo le dije a las chicas que no tomen porque vi que le ponía una pastilla, que es Rivotril, yo la conozco porque la tomo bajo receta. Ella me dijo 'quedate tranqui, las pongo para alegrar la fiesta'".

Compartir: 

Twitter
 

Curiosamente la justicia de Reconquista no investigó la denuncia de las chicas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.