SANTA FE › INDAGARON A ARAYA POR EL ATAQUE EN LA UOCRA

En la patota amenazan con muertos

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El juez Diego de la Torre (Instrucción 7°) indagó al ex secretario general de la Uocra, Emanuel Araya y a quince integrantes de su patota por una escalada de atentados contra un dirigente opositor, Carlos Berón de Astrada, en medio de una contraofensiva mediática de los abogados que los defienden, en el que uno atribuyó el origen del conflicto a la intervención del gremio dispuesta por el líder de la Uocra nacional, Gerardo Martínez y la negativa a llamar a elecciones y el otro, amenazó: "Esto se va a agravar. Lamentablemente, si esto sigue así, puede haber hechos que vamos a lamentar toda la vida como algún muerto", dijo el abogado Luis Hilbert, ex vicepresidente de Colón.

Las indagatorias comenzaron con Araya, a quien el fiscal Juan Pablo López Rosas, lo imputó como "autor ideológico" de un ataque a la oficina de Berón de Astrada, en el microcentro, donde hubo un disparo de arma de fuego, un principio de incendio en el local, dos motos quemadas, daños un vehículo estacionado en las inmediaciones y varios heridos. De la Torre le reprochó cinco delitos: "estrago, abuso de armas, amenazas coactivas, daños y lesiones".

Y después extendió los cargos, a los otros quince, en dos tandas: Julio César Acosta, Omar Silva, Néstor Alegre, José Heredia, Juan Navarro, Enrique Atiensa y Juan Camaño --el martes a la tarde-﷓ y Daniel Rivas, Aldo y Juan Leiva, Eduardo Lavi, Mauricio Araya (hermano del ex jefe de la Uocra), Cristian González, Roberto Ledesma y "Chiquito" Rivero, ayer la tarde. "Todos negaron los hechos. Las declaraciones parecían calcadas", dijo una fuente de Tribunales, con cierta ironía.

El ataque al local del sector de Berón de Astrada, el 2 de mayo, involucró a unos 200 seguidores de Araya, pero la policía sólo logró identificar --por filmaciones-- a los 16 indagados, hasta ahora. En el interior de la oficina, había 26 disidentes de la Uocra, a quienes los agresores acusaron de haber amenazado a su jefe y hasta de quemar dos motos que estaban en la puerta. La vieja estrategia de la contradenuncia. "Una persona que estaba adentro exhibió un arma de fuego y le apuntó a Emanuel Araya y allí todos los trabajadores, para defender la integridad física del compañero dirigente y de todos ellos, se abalanzaron sobre estas personas y se defendieron", dijo el abogado Néstor Pereira, defensor de Araya y de los otros quince imputados. "Esa es la situación que generó todos los hechos. Después, hubo dos motocicletas que fueron incendiadas, pero por las mismas personas que estaban adentro, para franquear (sic) el paso. Esto es lo que los trabajadores han declarado en la causa", relató Pereira.

--¿Los delitos son excarcelables? --preguntó un colega.

--Estos delitos se van a tramitar con las personas en estado de libertad por el monto de la pena que tienen en abstracto.

Pereira y su colega, Luis Hilbert -﷓que asiste a Araya en la resistencia judicial a la intervención del gremio-﷓ ofrecieron ayer una conferencia de prensa para defender a sus clientes y advertir sobre las consecuencias de la escalada violenta. "Este conflicto se soluciona con el llamado a elecciones libres y democráticas", dijo Pereira.

La semana que viene, De la Torre ampliará las indagatorias por el segundo ataque a Berón de Astrada, en Alto Verde, donde un grupo de casi cien personas acribilló a balazos su casa, un automóvil de su propiedad y la vivienda de la madre. Uno de los agresores, Jorge Segovia, fue detenido e indagado por "abuso de armas", pero ayer el juez le concedió la excarcelación y la próxima semana indagará a otros nueve sospechosos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.