SANTA FE › LA JUSTICIA FEDERAL ABRIó UNA CAUSA PARA INVESTIGAR A LOS POLICíAS AMOTINADOS

Ahora, nombres, apellidos y jerarquías

Un fiscal federal de Santa Fe pidió al ministro Lamberto que identifique a los principales sediciosos. Además se trabajará sobre posibles vínculos entre el alzamiento y la ola de violencia y robos que azotó a comercios de la provincia.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El fiscal federal Walter Rodríguez abrió ayer una causa para investigar a los policías amotinados en la provincia por el supuesto delito de "sedición" y establecer posibles vínculos entre el alzamiento y la ola de violencia y robos que azotó a comercios de Santa Fe. La denuncia fue hecha por el fiscal de Estado Pablo Saccone ante directivas del gobernador Antonio Bonfatti, por lo que ahora el fiscal le pidió al ministro de Seguridad Raúl Lamberto que identifique a los principales sediciosos. "Fueron actos de sedición, que están tipificados en el Código Penal. Se puede conversar, dialogar, pero nunca con un arma en las manos, pinchando cubiertas de los móviles policiales", dijo Bonfatti. Lamberto reveló que durante los cuatro días del alzamiento, los cabecillas "usaron sus armas para que los compañeros no vayan a trabajar o cruzarle el patrullero a los que estaban defendiendo la ciudad".

En la denuncia, el doctor Saccone aportó pruebas y fotografías del copamiento de la plaza de Mayo, frente a la Casa Gris, donde operaron patrulleros y hasta vehículos particulares con las patentes tapadas.

En su primer decreto, el fiscal Rodríguez asumió la dirección de la causa y pidió a la Prefectura Nacional un "relevamiento" de los hechos denunciados por el gobierno. El objetivo es identificar a los policías que "portaban armas" en la manifestación frente a la Casa Gris e individualizar a los "vehículos y bienes del Estado" que utilizaron en el reclamo. Prefectura solicitará también a los canales de TV "imágenes y audios de interés" y realizará "una búsqueda en redes sociales de los sujetos que podrían encontrarse vinculados a la causa".

Otra línea de la investigación será determinar "las consecuencias que trajo aparejado la ausencia de policías en lugares donde habitualmente cumplía funciones de prevención del delito". Y precisar "si existieron saqueos u otros hechos que perturbaron la tranquilidad pública en comercios, establecimientos o lugares particulares ubicados en la ciudad de Santa Fe, que guarden alguna vinculación con las protestas policiales y resulten el emergente de una hipótesis delictiva que involucre conductas propias de atentados contra el orden público, los poderes públicos y el orden constitucional", dice el dictamen fiscal al que tuvo acceso Rosario/12.

El ministro Lamberto deberá informar al fiscal, entre otras cosas y "de manera urgente", los "nombres, apellidos y jerarquía dentro de la fuerza, de quienes tenían asignado el patrullero policial dominio MIL 410, entre el 7 el 10 de diciembre", a raíz de las fotos aportadas por la Fiscalía de Estado, en la denuncia. Y el doctor Saccone, informar "los datos que se encuentren en su poder relativos a personas que pudieron haber intervenido en los hechos denunciados y, particularmente, los números de los abonados telefónicos de quienes entablaron negociaciones sobre mejoras en las condiciones laborales de los integrantes de las fuerzas de seguridad provincial, que son de público y notorio conocimiento".

Ayer, Bonfatti comparó el alzamiento policial con los golpes carapintadas en los 80. "Son actos de sedición que están tipificados en el Código Penal. Se puede conversar, dialogar sobre estos temas, pero nunca con un arma en las manos, pinchando cubiertas de los móviles policiales", afirmó. Y después ratificó que la denuncia presentada por Saccone ante el fiscal federal es "por actos de sedición".

Lamberto coincidió: "Son hechos muy graves", dijo por LT10. "Muchos tendrán que pensar lo que hicieron porque una cosa es la protesta y otra es dejar en inseguridad a la población de la provincia. Hay que ver que pasó y lo vamos a ver. Es más, ya he recibido oficios de jueces federales que nos piden los nombres de quienes actuaron en cada unidad regional contraviniendo las disposiciones de la democracia y generando elementos irritantes y de alto grado de inseguridad. Por supuesto, que nosotros vamos a informar", adelantó.

"He recibido oficios de los jueces federales de la provincia que me piden informes de todas las unidades regionales. Pero hay que diferenciar. Ayer, me preguntaron: usted va a sancionar la protesta? Es un reclamo y no puedo sancionar el reclamo. Pero una cosa es la protesta y otra el delito y la falta grave".

-Una cosa es la protesta y otra la instigación al delito o la sublevación -le planteó un colega.

-Sí, usar armas para que los compañeros no vayan a trabajar o cruzarle el patrullero a los que estaban defendiendo la ciudad -respondió el ministro de Seguridad.

El doctor Rodríguez informó también sobre la apertura de la causa en Santa Fe a la comisión de fiscales creada esta semana por la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó para "investigar delitos contra el orden constitucional". La comisión está integrada por los fiscales José Ignacio Candioti (Paraná), Federico Martín Carniel (Resistencia), Adolfo Raúl Villate (Rosario) y Rodolfo Fernando Domínguez (San Isidro), quien actúa como coordinador.

Compartir: 

Twitter
 

En la denuncia, el gobierno aportó pruebas del copamiento frente a la Casa Gris.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.