SANTA FE › HABíA PROPUESTO "ECHAR" AL GOBIERNO DE CRISTINA

Stechina irá a juicio oral

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Uno de los referentes de los Productores Autoconvocados del norte santafesino, Daniel Stechina, que propuso en una asamblea de la Mesa de Enlace en Santa Fe "echar a patadas" a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y utilizar "métodos sicológicos y de acción directa para destituir y hacer desaparecer" a los funcionarios de su gobierno, irá a juicio oral. El fiscal Walter Rodríguez pidió ayer la clausura de la investigación y el pase al Tribunal Oral de Santa Fe, que juzgará al imputado por supuesta "incitación a la violencia colectiva", un delito que se castiga con penas de tres a seis años de cárcel. Stechina está procesado y en "libertad provisional" desde el 29 de abril último, cuando el juez Reinaldo Rodríguez le reprochó haber actuado con "dolo", pero al no apelar ante la Cámara Federal de Rosario, el procesamiento quedó firme y consentido. Ayer, el fiscal pidió al magistrado que eleve la causa a juicio.

El hecho ocurrió el 9 de abril de 2013, en una asamblea de productores en la Sociedad Rural de Santa Fe, que cerró con discursos destituyentes. Desde el estrado, los líderes de la Mesa de Enlace: Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Luis Etchevere (Sociedad Rural), Rubén Ferrero (CRA) y Carlos Garetto (Coninagro), convalidaron con el silencio.

Stechina fue uno de los más exaltados. "Los productores están dispuestos a que este gobierno o esta porquería que está gobernando, se vaya a patadas", dijo. "Hay muchos métodos sicológicos y de acción directa para destituir y hacer desaparecer a toda esta genteà Así que si vamos a hacer algo concreto y conciso que sea duro, pero duro, duro", agitó. Lo ovacionaron.

Rosario/12 fue el primero que publicó los discursos grabados por el periodista de Rafaela, Miguel González, quien fue citado a declarar y entregó copias al fiscal Rodríguez. Los audios resultaron una prueba clave.

El fiscal interpretó que las propuestas de Stechina estaban "direccionadas a resquebrajar el orden público" por el "tenor de las manifestaciones" y "el contexto en el que fueron dichas". Y en recordó que en el conflicto con las patronales agropecuarias, en 2008, los activistas cortaron las rutas del país y provocaron el desabastecimiento de las ciudades hasta el voto "no positivo" de Julio Cobos, en el Senado.

"Puede inferirse que el quebrantamiento de la paz y la tranquilidad resultó de una magnitud considerable", dijo el fiscal. A tal punto, que hasta la propia Mesa de Enlace se despegó de los dichos de Stechina y otros al considerar que se trataba de "declaraciones vertidas por particulares". El presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi coincidió en el repudio de las "declaraciones antidemocráticas de algunos sujetos aislados" y luego ﷓en un diálogo con una emisora porteña- dijo que se trataba de "declaraciones fascistas y antidemocráticas".

En la indagatoria, Stechina negó haber dicho lo que se probó que había dicho. "No sé por que me asocian con el señor Daniel Espequina", se defendió. El fiscal consideró el intento de escudarse detrás de un "sujeto de apellido Espequina" que no existe, como "una ingenua manera de resistir la imputación". El testimonio del periodista González y las pruebas de la causa "lo indican con nombre y apellido certero como el autor del hecho que se juzga", agregó.

Stechina "ha intervenido activa y conscientemente en la incitación a la violencia colectiva", insistió el fiscal. "Las conductas adjudicadas al encausado no sólo encuadran en el tipo penal, sino que resultan contrarias al ordenamiento jurídico en su conjunto, pues no se ha logrado detectar causa alguna que justifique sus comportamientos, ni verificado incomprensiones originadas en incapacidad psíquica, errónea valoración jurídica del hecho o imposibilidad de conducirse de otro modo".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.