SANTA FE › EL MARTES SE CONOCERA EL VEREDICTO EN EL JUICIO POR EL ASESINATO DE SILVIA SUPPO.

Sospechas y trama de encubrimiento

La víctima era ex presa política y ya había testimoniado en juicios por la verdad histórica. Los familiares y abogados defensores creen que detrán el asesinato, presuntamente por robo, hay otros móviles que siguen ocultos.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El Tribunal Oral de Santa Fe anunció ayer que el martes, a las 11, dará su veredicto en el juicio por el homicidio de Silvia Suppo. Puede ser una casualidad o una causalidad porque el domingo se cumplirán cinco años del crimen. Ayer, al finalizar su alegato, el defensor oficial Martín Gesino les pidió a los jueces que "no tengan miedo de absolver" a los dos imputados, Rodrigo Sosa y su primo Rodolfo Cóceres, porque "nosotros -dijo no privilegiamos los fines sobre los medios, no nos servimos del delito para condenar con pruebas ilegales". Y propuso desandar "la trama del encubrimiento, porque si el caso se cierra (con una condena a Sosa y Cóceres) nunca vamos a descubrir a los encubridores y a los beneficiarios" del asesinato de Silvia.

La semana pasada, la acusación pidió la máxima sentencia a prisión perpetua para los acusados, pero por distintos móviles: el fiscal Martín Suárez Faisal dijo que a Suppo la mataron para ocultar un robo, mientras que los abogados querellantes Lucila Puyol y Guillermo Munné plantearon que fue para hacerla callar. Ella era víctima y testigo en juicios de lesa humanidad. Gesino coincidió con la querella: la mataron en procura de "impunidad", sostuvo. "El robo no puede ocultarse porque lo que falta se lo llevaron. En cambio, el fin de impunidad busca encubrir, desviar la investigación. ¿Y qué es lo más fácil" El robo. Por eso, sostengo que esto ocurrió en procura de impunidad".

Gesino terminó su alegato con una impugnación de pruebas claves que a su criterio son "ilegales" y fueron "plantadas" en la causa. Por eso les dijo a los jueces que "el fin no justifica los medios", que "no nos servimos del delito" para condenar a los acusados en juicio.

Entre otras cosas, el defensor pidió al Tribunal que "anule" los allanamientos en las casas de Sosa (en Rafaela) y de Cóceres (en Santa Fe), la entrega de ambos a la policía por parte de la madre de Sosa (por la prohibición legal de declarar contra el hijo y un sobrino y "el contexto de amenazas") y la confesión de los dos en la comisaría del barrio San Agustín. Y solicitó que "no se incorporen al debate las declaraciones indagatorias en sede judicial", ante el juez de Rafaela que tramitó el expediente, Alejandro Mognaschi.

El Ministerio Público rechazó todas las nulidades que planteó la defensa, pero el Tribunal postergó la resolución hasta el martes, el día del veredicto. La fiscal Natalia Palacín dijo que los "allanamientos" en Rafaela y Santa Fe "se ajustaron a derecho", mientras que el fiscal Suárez Faisal valoró las indagatorias de Sosa y Cóceres ante el juez porque tuvieron "todas las garantías" y la asistencia de la defensora oficial Magdalena Santa Cruz. Las "afirmaciones" de Gesino son "temerarias" y "absurdas", dijo. Y recordó que en el juicio, los pibes "ratificaron lo que le habían dicho" a Mognaschi.

En su alegato, Gesino dijo que la policía operaba como "una patota" y exhibió una cronología minuto a minuto de los hechos, entre el día del crimen, el 29 de abril de 2010, a las 5 de la mañana, cuando el hijo de Suppo, Andrés Destéfani, salió de su casa, hasta el 3 de marzo, que el juez indagó a los detenidos.

Compartir: 

Twitter
 

El tribunal de Santa Fe confirmó que dará a conocer el veredicto a las 11 de la mañana.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.