DEPORTES › ÑULS VOLVIó A EMPATAR DE LOCAL Y SIGUE SIN SUMAR DE A TRES

Una racha difícil de cortar

Al igual que frente a Tigre, el equipo de Sensini fue ayer muy superior a Godoy Cruz. Pero el palo, el arquero rival y la mala puntería de Armani le impidieron ganar. Igual, la hinchada aprobó la actuación con aplausos.

 Por Alejo Diz

1 Ñuls: Peratta (6); Spolli (5), Schiavi (6), Insaurralde (6); Pillud (5), Bernardi (5), Bernardello (6), Vangioni (7); Mauro Formica (6); Salcedo (4), Armani (5). DT: Roberto Sensini

1 Godoy Cruz: Ibáñez (8); Vallés (5), Sigali (6), Martínez (5), Lautaro Formica (5); Encina (5), Leiva (5), Rojas (4), Aguirre (5); Caruso (6), Borghello (4). DT: Diego Cocca

Goles: PT: 9m Caruso (GC). ST: 2m Vangioni (Ñ).

Cambios: ST: 16m Da Silva por Salcedo (Ñ), 26m Leandro Torres por Bernardi (Ñ), 30m Fabro por Rojas (GC), 35m Dutari por Vallés (GC), 37m Sperdutti por Pillud (Ñ) y 40m Pinto pot Borgello (GC).

Arbitro: Gabriel Favale

Cancha: Coloso del Parque

Al jugar el décimo partido del Clausura, Ñuls se quedó entre manos con su quinto partido consecutivo igualado de local, un reencuentro con la victoria que atrasa ocho fechas, una defensa a la que ya le anotaron trece goles y 12 puntos sobre 30 disputados. Números a los que llegó la lepra luego del empate en uno sufrido ante Godoy Cruz, en un partido donde el rojinegro disimuló todos estas adversas marcas. Es que el equipo fue sobradamente superior, tanto para ser despedido por su gente con un estruendoso aplauso, que no hizo más que darle la aprobación final a un equipo que hizo más de lo que se esperaba para verlo ganar.

Así como Ñuls carga con estadísticas de plomo en el Clausura, ante los mendocinos la lepra desplegó un abanico de registros favorables que no necesariamente redundaron en el fin buscado: ganar.

El partido se jugó mayormente en los pies de los jugadores locales y en el terreno rival. Consecuencia de ello, a los largo de los 90 minutos, le lepra tuvo números abrumadores sobre el rival: 13 tiros de esquina a favor, una veintena de remates al arco, dos cabezazos muy claros de Armani frente al arco, dos remates a los palos, media centenar de centros al área y un dominio de la pelota sobre el rival con una proporción a favor que bien podría distribuirse 80 a 20 por ciento. Y algo más para agregar: un gol anulado a Armani por posición adelantada, que dejó interrogantes incluso en la transmisión televisiva.

Pero la visita también tuvo lo suyo: un avance claro, tras pérdida de la pelota de Bernardi y Bernardello en la mitad de la cancha, tres toques y un gol, el de Caruso, a nueve minutos de comenzado el partido, en acción que arrancó en los pies de Encina, continuó en Leiva y finalizó en el interesante nueve mendocino que remató de zurda.

Luego de aquella implacable jugada, la visita debió esperar hasta los últimos cinco minutos del partido, con Ñuls ya quebrado por la ansiedad, para volver a pisar el área leprosa con cierta amenaza para el rival.

Los 75 minutos restantes tuvieron a la lepra en actitud similar a la desplegada ante Tigre, con mucho recursos físicos volcados en ataque, no tanta claridad para avanzar, pero con intenciones bien claras. El que no entraba en sintonía era Formica, en la primera parte, escondido entre la doble línea de cuatro mendocina, y Salcedo, a quien si la pelota no le rebota se trastabilla, y cuando salta nunca la gana. Como Ñuls, Salcedo anda de mala racha.

Armani acusa un presente inverso al del paraguayo, pero ayer no lo pudo demostrar. Porque entre tantos centros al área de Ibáñez, en una quedó para cabecear dentro del área chica y la pelota fue a la manos del uno, y en el segundo tiempo tuvo una parecida, tras centro de Vangioni, y el cabezazo cruzado se perdió por el segundo palo. Dos acciones de gol tan claras, que ni siquiera se entrenan porque no ofrecen mayor dificultad. El ex Tiro Federal no pudo. Al igual que Bernardi, quien tras robar la pelota sobre la salida de Godoy Cruz definió por arriba del arquero, estrellando la pelota en el travesaño.

Durante algún lapso los mendocinos intentaron tocar, y fue allí donde Ñuls perdió la cabeza y vio tres amarillas en diez minutos (Spolli, Schiavi, Vangioni). Para el segundo tiempo la lepra fue más insistente y Godoy Cruz menos ambicioso aún. El unitario que proponía se consolidó con la aparición de un Formica más participativo, y de sus pies nació un tiro de esquina que al ser rechazado por el fondo visitante encontró a Vangioni sacando un zurdazo desde afuera del área que ingresó por el primer ángulo de Ibáñez.

Luego apareció el cabezazo citado de Armani, un remate del propio delantero que pegó en el palo, y definición defectuosa de Schiavi, tras un rebote, en el área menor. Por eso los aplausos para un equipo que lleva dos meses sin ganar.

Compartir: 

Twitter
 

Vangioni volvió a convertir desde media distancia y fue lo más claro de la lepra.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.