DEPORTES › RIVER GOLEO A UN TIRO DESINFLADO DESDE EL INICIO

Y encima le hizo buen precio

De no ser por la clemencia que mostraron los millonarios en el
segundo tiempo, hoy se hablaría de una goleada histórica. De
seguir así, los tirolenses quedarán condenados en pocas fechas.

 Por ALejo Diz

5 RIVER

Carrizo (6); Ferrari (6), Cáceres (6), Gerlo (6), Mareque (6); Santana (6), Ahumada (6), Patiño (7), Zapata (6); Montenegro (8); Farías (6). DT: Daniel Passarella.

0 TIRO FEDERAL

Vivaldo (5); Alvarez (4), Melo (3), Luna (4); Romero (3), Aquino (4), Iuvalé (5), Buján (4); De Bruno (3); Carreño (3), Cámpora (4). DT: Oscar Del Solar.

Goles: PT: 2m y 40m Montenegro (R), 12m Patiño (R), 18m Santana (R). ST: 17m Farías (R).

Cambios: PT: 28m Fernández por Santana (R). ST: Desde el inicio Basualdo por Carreño y Ruiz por Luna (T), 18m Figueroa por Farías (R), 27m Barrios por De Bruno (T), 29m Higuaín por Zapata (R).

Arbitro: Gabriel Favale

Cancha: Central (local Tiro Federal)

River no es el campeón del fútbol argentino. Pero Tiro Federal es seguramente el equipo más débil de la divisional. Y si no fuese por lo hecho por Huracán de Tres Arroyos la temporada anterior, los de Ludueña andarían cargando los rótulos futbolísticas más devaluados que se recuerde de un equipo que haya llegado a Primera División. El contraste entre millonarios y tirolenses quedó expuesto ayer por la tarde, cuando River apabulló a goles a un Tiro Federal sin recursos y rendido ya sobre el primer cuarto de hora. Los goles cayeron como postales de una tarde de verano donde el equipo de Passarella logró refrescar sus expectativas deportivas tras una convulsionada pretemporada (renuncia de Merlo).

Las goleadas suelen ser exageradas y nacen con una buena dosis de casualidad. Pero no fue el caso de ayer. Porque los cinco goles de diferencia que hubo entre un equipo y otro parecieron justos. Y se hubiesen escuchado más gritos si los millonarios no se vieran tentados por cierto instinto de clemencia.

Tiro mostró una actividad similar a la que comenzó su aventura en Primera bajo la mano de Jorge Castelli. Algunos jugadores tuvieron serias dificultades técnicas, otros ni siquiera ofrecieron el esfuerzo físico necesario y así ninguno pudo contener a un River que jugaba a un toque, para adelante y de primera.

River rebalsaba de fútbol en el mediocampo. La circulación de pelota, junto a la elegancia de Patiño y la ductilidad de Montenegro, pusieron rápidamente al equipo en ventaja. Fue a los dos minutos, cuando Zapata sacó un centro que el Rolfi tocó de primera sobre el primer palo para dejar a Vivaldo dando estériles vueltas por el piso.

Poco después Melo la perdió ingenuamente saliendo del área mayor, se escapó Montenegro y abrió para Patiño, quien con zurdazo al primer palo dejó sin chances al arquero local. Y minutos más tarde Santana cabeceó un tiro de esquina sobre el primera palo y transformó en goleada la exhibición que River ofrecía ante la pasividad de los tigres.

Esos goles saciaron a River. Sólo por eso Vivaldo logró descansar un rato. Fueron algunos minutos donde el millonario tocaba sin querer pisar el área. Pero ni en ese momento Tiro pudo reaccionar. El equipo ya estaba abatido. Y llevó peligro con sólo un tiro libre de Cámpora que picó en el travesaño. Pero antes de que finalice al primer tiempo apareció el regalo estético de la tarde: Montenegro se la robó a Luna, encaró a los centrales, aceleró, pisó el área y toco de derecha, suave, cuando Vivaldo daba el paso adelante para achicar el ángulo.

Tiro Federal salió a jugar el segundo tiempo a riesgo de caer en el ridículo. Pero aquí Del Solar estuvo despierto: formó dos línea de cuatro. River ya estaba saciado. El quinto gol fue de Farías, tras aprovechar un yerro de Ruiz, y sirvió sólo para que el goleador del equipo cumpla con su rol. Sobre el destino de Tiro Federal hay mínimo margen de duda. Es que fue desconcertante el debut del equipo. Tanto, que hasta Daniel Passarella admitió su incredulidad al dejar el césped del Gigante de Arroyito: "No sé si nosotros jugamos tan bien o el rival tan mal".

Compartir: 

Twitter
 

Ariel Carreño, la incorporación más importante de Tiro, disputa un balón con Ahumada. Los Tigres fallaron en todas las líneas y, encima, mostraron una escasa respuesta anímica.
Imagen: Sebastian Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.