DEPORTES › ÑULS NO PUDO CON UN EMELEC QUE VINO Y MOSTRó MUY POCO

Ahora todo se juega en Ecuador

Ñuls repitió desaciertos y jugó casi todo el tiempo tirando centros que no implicaban peligro para un Emelec muy deslucido que está lejos de lo que se habla del fútbol ecuatoriano. Ahora la cita es el 10 de febrero en Guayaquil.

 Por Alejo Diz

Por el trabajo de Edgardo Bauza, el fútbol de Ecuador llegó en los últimos años al peldaño más alto a nivel de clubes con su sorprendente Liga de Quito. Pero la jerarquía de aquel equipo no elevó el nivel de su propia liga. Al menos por lo visto ayer, donde el Emelec mostró una expresión que no está a tono a lo que se dice en este último tiempo del fútbol ecuatoriano. Más grave entonces es lo que hizo Ñuls, que repitió desaciertos que lo privaron mes atrás de un nuevo título: se enredó en nervios, jugó tirando centros y no pudo en todo el partido marcar un solo gol, incluso a pesar de las encogidas ambiciones ofensivas del conjunto visitante. La ilusión, entonces, la sostiene el invicto que logró Peratta con su arco, dado que sólo una derrota en la revancha en Guayaquil eliminará a los leprosos de la Copa.

En la pretemporada Ñuls logró una óptima forma física. Corrió más que el rival y sostuvo el rigor de la alta temperatura sin trastornos. Pero también sufrió de sus añejos problemas deportivos, que lo tiene al equipo sin dibujar de local la imagen que persigue.

No fue atinada la decisión de mantener a Roselli como volante. El ex Aldisivi tiene claros problemas para jugar con la pelota y encima el equipo iba por la izquierda, donde Vangioni cuenta con otras aptitudes. Y Formica, en vez de jugar de enlace lo hizo de punta, obligando a Boghossian a moverse fuera del área. Ñuls estaba desordenado y ansioso, características que se descubrieron en los últimos partidos del Apertura en el Coloso.

Pero como Emelec no se atrevió nunca a ver qué tan bueno puede ser Peratta en lo suyo, más allá de algunas apariciones de Rojas y otras intervenciones de Pablo Pérez, los leprosos corrían siempre con la pelota el pie, aunque para arrimarse a Elizaga recurría sistemáticamente a la vía aérea, tirando centros compulsivamente, incapaces entonces de sorprender a los zagueros ecuatorianos.

El único descuido del fondo visitante vino en un tiro libre donde se olvidaron de marcar a Schiavi. Aunque al Flaco la pelota le llegó al pie en vez de a la cabeza, y, claro, la tiró afuera. Fue la única acción de la primera parte, en la cual del lado leproso resaltó Alayes, de alentador debut, cortando a tiempo todos los intentos de contragolpes del rival.

Algo cambió en el complemento: Ñuls jugó más cerca del uno rival. Aunque no por ello fue más claro. Es que no se registró ninguna jugada colectiva, llevando la fe de los hinchas a una pelota detenida, como la que tomó Sánchez Prette, a quien Elizaga le desvió un tiro libre sobre su palo.

Sensini se rectificó rápidamente de sus desaciertos tácticos. Sacó a Roselli para incluir a Diego Torres y luego resignó un volante de marca (Bernardi) para darle chance a Sánchez Prette. Había así más talento en cancha, aunque nadie podía ordenarlo. De eso nunca pudo ocuparse Formica, tampoco le salió a Bernardi, como alguna vez pudo, y Achucarro ofreció su más deslucida presentación desde que llegó al club.

Emelec no mostró cualidades que levanten más preocupación. Lo que desalienta es el propio juego de Ñuls, que muestra tantas ganas como falta inspiración en equipo. Un remate de Formica y otro de Boghossian exigieron a Elizaga. Sobre el cierre la lepra probó tirando los últimos centros. Es que había fallado un grupo electrógeno, dos torres, como tantos rosarinos más, se quedaron sin suministro eléctrico. Lo último se jugó en penumbras y así y todo Ñuls terminó siendo una sombra.

0 Ñuls: Peratta (6); Alayes (6), Schiavi (5), Insaurralde (5); Roselli (4), Bernardi (5), Mateo (5), Vangioni (4); Formica (5); Achucarro (4), Boghossian (5). DT: Roberto Sensini.

0 Emelec: Elizaga (6); Achilier (6), Fleitas (7), Mina (7); Carlos Quiñónez (6), Pedro Quiñónez (5), Pablo Pérez (7), Valencia (5); Quiroz (5);, Biglieri (5), Rojas (6). DT: Jorge Sampaoli.

Cambios: ST: 8m Diego Torres por Roselli (Ñ), 11m José Luis Quiñónez por Valencia (E), 25m Sánchez Prette por Bernardi (Ñ), 30m Estacio por Carlos Quiñónez (E), 36m Quiroga por Achucarro (Ñ) y 39m Peirone por Pablo Pérez (E).

Arbitro: Roberto Silvera (Uruguay).

Cancha: Coloso del Parque

Compartir: 

Twitter
 

Alayes, de alentador debut, cortó a tiempo todos los intentos de contragolpe del rival.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.