DEPORTES › FORO SOBRE DERECHOS HUMANOS, DEMOCRACIA Y LIBERTAD DE EXPRESIóN EN CASILDA

Los que levantan la bandera de una ley

Víctor Hugo Morales destacó el carácter "antimonopólico" de la Ley de Medios: "Si no lo fuese, no serviría para nada". Rossi dijo que la Corte "va a fallar positivamente" por su aplicación. Carlotto dio un claro apoyo a la gestión de Cristina.

 Por Pablo Fornero

Todos los oradores del "Foro sobre fortalecimiento de la democracia en el Bicentenario de la Patria" que se realizó ayer en la ciudad de Casilda coincidieron en la necesidad de que, el miércoles, la Corte Suprema de Justicia de la Nación habilite la aplicación de la Ley de Medios que actualmente se encuentra suspendida. Derechos humanos, democracia y libertad de expresión. Bajo esos tres tópicos se desarrolló en las instalaciones del club Alumni la jornada organizada por el Movimiento Santafesino por la Justicia Social, que encabeza el diputado nacional Agustín Rossi. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, el periodista Víctor Hugo Morales, la directora de Asuntos Legales de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Graciana Peñaflor y el decano de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Rosario, Fabián Bicciré, acompañaron a Rossi en el panel.

Cada uno de los panelistas dedicó su ponencia a un tema específico. Así, Peñaflor dio el puntapié inicial exponiendo sobre "las conquistas en materia de Derechos Humanos" que generó la Ley de Medios. Habló de "pluralidad" y lamentó que la oposición aún no haya ocupado los cargos que le corresponden dentro de la estructura de la Autoridad de Aplicación de la norma. Culminó deseando que la Corte "sea de justicia y no de intereses".

Luego disertó Bicciré, quien entendió que "el proceso de cambio" que experimenta el país "no va a avanzar si no se democratizan los medios". Se despidió citando al periodista desaparecido por la última dictadura Rodolfo Walsh (reconocido por un fuerte aplauso de todo el público presente en el club): "Un intelectual que no comprende lo que pasa en su tiempo y en su país es una contradicción andante y el que comprendiendo no actúa tendrá un lugar en la antología del llanto pero no en la historia viva de su tierra".

Una interminable unión de palmas y gritos de aliento antecedió la presentación de Carlotto. Emocionada por la admiración que causó en los presentes, la presidenta de Abuelas declarada visitante ilustre de la ciudad por los concejales locales- expuso sobre "Derechos humanos y democracia". "Valoro a esta gente porque está pensando en el bienestar de los ciudadanos", explicó, en un fuerte gesto de apoyo a la gestión del kirchnerismo.

La mirada de los jóvenes presentes se detuvo en las palabras de la máxima dirigente de la organización que recientemente ha sido postulada al premio Nobel. Ella genera algo especial en el público; algo que roza la admiración y se contempla en los silencios respetuosos que acompañaron su alocución. Enumeró los logros de la gestión del gobierno nacional y entendió que es "una suerte que ahora estén en el poder los que sobrevivieron" porque "están cumpliendo el sueño de los que murieron". También tuvo palabras de elogio para "6, 7, 8", el programa de la Televisión Pública que, a esta altura, representa un estandarte en la lucha de organizaciones sociales y movimientos políticos por la aplicación de la ley. "Nos muestra un estudio de cada renglón y nos traduce lo que nos quieren decir", señaló.

El gimnasio del club Alumni se vio colmando por la presencia de alrededor de 500 personas. Identificándose con banderas y cánticos, asistieron columnas de los Sindicatos de Camioneros y Luz y Fuerza, la seccional Rosario de Smata, el espacio Carta Abierta y las agrupaciones Martín Fierro y Encuentro por el Proyecto Nacional y Popular. Cerca del escenario, se ubicaron los concejales rosarinos Héctor Cavallero, Norma López, Arturo Gandolla y otros funcionarios y ediles de la región.

Luego de Carlotto, y precedido también por un idéntico aluvión de aplausos, le tocó el turno a Víctor Hugo, quien disertó sobre "Libertad de expresión y periodismo". Histórico denunciante del Grupo Clarín ("tiene un poder devastador, se ha llevado todo por delante"), Morales destacó el propósito "antimonopólico" que posee la Ley de Medios. "Si no lo fuese, no serviría para nada", afirmó y definió a las corporaciones mediáticas como "dictaduras de medios de comunicación". En referencia al multimedio que comanda Ernestina Herrera de Noble, dijo que el vicepresidente Julio Cobos "parece ser el mejor candidato que tienen para el 2011".

Morales fue el único de los oradores que puso en duda el papel de la Corte en la votación del próximo miércoles. "Tengo miedo de lo que se resuelva porque hay jueces que me generan sospecha de pertenencia", se permitió, sincero. El periodista, que a la mañana condujo su programa de radio Continental desde un hotel céntrico de Casilda, brindó por la "lucha" que emprenden los jóvenes en pos de la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. "Ellos son la bandera de la ley", ya que "tratan de impulsarla y la sueñan", manifestó.

Rossi fue el último expositor de la jornada. "Debates pendientes de la Argentina del Bicentenario" fue el título de su ponencia. El presidente del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados de la Nación marcó las diferencias entre "la Argentina de 30 años de neoliberalismo" y la que "comenzó en 2003". "De un Estado chico, débil y con déficit pasamos a uno con fortaleza y con políticas sociales inclusivas", aseguró.

A diferencia de Morales, Rossi no tiene dudas de que el miércoles la Corte "va a fallar positivamente". En ese sentido, destacó "el escenario que van a poder disfrutar los jóvenes". "Uno amplio, plural, donde se pueda escuchar la mayor cantidad de voces", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

"De un Estado chico pasamos a uno con fortaleza", dijo Rossi, quien cerró el acto.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.