DEPORTES › LA CAUSA POR EL ATAQUE A BALAZOS A UN SECTOR DE LA BARRA DE ÑULS

Investigación a dos puntas

Alberto "Tato" Camino, organizador de la frustrada marcha, y Gonzalo Miranda, "el responsable" del grupo reunido para volver al Coloso del Parque qudaron detenidos. El Cuatrero será indagado hoy. Está en la mira un policía que compró las entradas.

 Por Alejo Diz

La causa por el ataque a balazos a la barra de los hermano Camino

atraviesa horas decisivas respecto hacia adónde se orientará la investigación. Matías F., conocido como "El Cuatrero", es el primer sospechoso, aunque aún la Justicia no pudo dar con pruebas firmes que comprometan al joven de 18 años. El juez Javier Beltramone se mostró cauto ante la sugerencia policial que apunta a Diego "El Panadero" Ochoa como el autor intelectual de la emboscada y ordenó anoche la detención de Alberto "Tato" Camino, organizador de la frustrada marcha, y Gonzalo Miranda, presentado por Tato ante la fuerza policial como "el responsable" del grupo reunido para volver al Coloso del Parque. Ambos quedaron detenidos e incomunicados bajo imputación de "intimidación pública" e "instigación a la violencia". En la jornada de hoy el magistrado les tomará declaración, como así también a Cuatrero. Además se investiga a un policía ante la presunción de haber sido el proveedor de las entradas que poseían los Camino para el juego con San Lorenzo.

El Cuatrero. Matías F. fue detenido minutos después de la balacera en Lamadrid y Alice. Ante la estampidas de disparos, Alberto Tato Camino bramó a gritos "es el Cuatrero, es el Cuatrero". Tras la emboscada, de la que resultó herido el comisario Máximo Alegre, quien se recupera de una herida de bala en el glúteo, la policía salió a su búsqueda, encontrando al pibe en una de las estaciones de servicios que se encuentran en la ochava de San Martín y Uriburu, junto a Pablo J. A ambos se les practicó la prueba de parafina (detecta rastros de pólvora en la mano), con resultados negativos, ordenando la Justicia la liberación de Pablo J., oriundo de Puerto General San Martín.

Matías F., en cambio, atraviesa hoy su tercer día de detención. Está incomunicado y esta mañana el juez que entiende en el expediente, Javier Beltramone, le tomará declaración, aunque seguramente se abstendrá.

Cuatrero arrastra una añeja disputa de barrio con los Camino por "negocios incumplidos". En enero de 2010 Matías F. recibió de parte de Jonathan Camino, hijo del asesinado Roberto "Pimpi", 17 disparos en su auto particular, mientras viaja arriba del mismo. Una de las balas rozó su cabeza y luego del violento ataque el Cuatrero decidió terminar con el encono no haciendo la denuncia y yéndose del barrio donde imponen reglas los Camino junto a su madre y una de las hermanas.

Según su familia, al momento de la balacera Cuatrero se encontraba en el bar de la estación de servicio, a lo cual su abogado pidió la grabación de las cámaras de seguridad del comercio para que se realice la pericia pertinente. El video ya está en manos del juez. El Cuatrero asiste al Coloso con regularidad, aunque no es del círculo próximo a Ochoa y tomó distancia al comenzar a trabajar como acompañante de chofer de una empresa de transporte de cargas.

Tato. La decisión de custodiar la movilización convocada por los Camino se tomó la noche del viernes, una vez que Alberto Camino se presentó en la Seccional 11 junto a Gonzalo Miranda, titular del Movimiento de Trabajadores Gastronómicos, para requerir presencia de uniformados en su traslado al Coloso del Parque. Miranda asumió el liderazgo del grupo dado que los Camino no pueden ingresar el estadio.

La policía aceptó custodiar a los barras al confirmar que tenían entradas para ingresar a la tribuna popular que da a espaldas al Palomar. Lo que ahora se investiga es de dónde salieron las entradas. Los barras de Camino no pasaron por ventanilla y los dirigentes tampoco cedieron los tickets. Los primeros indicios apuntan que las localidades fueron retiradas por Pablo Altamirano, un policía que se encontraba de civil dando protección en las boleterías a los empleados de Utedyc. Altamirano hace adicionales en la Seccional 5ª, la cual hay tenido fluidas relaciones con los Camino en sus años de reinado al frente del paraavalancha rojinegro.

Alberto Camino y Gonzalo Miranda fueron detenidos anoche y quedaron incomunicados. Están imputados de "intimidación pública" e "instigación a la violencia" Esta tarde Beltramone les tomará declaración.

Las pruebas. La policía, junto con la Justicia, están a la búsqueda de las armas 11.5 y 9 milímetros que se usaron en el ataque. Como la primera sospecha vincula a Ochoa como instigador, se rastrean las llamadas del líder de la barrabrava leprosa con las de Matías F. De acuerdo a la información que tuvo acceso Rosario/12, el día del ataque no hubo comunicación entre las partes, como así tampoco intercambio de mensajes de texto.

La Justicia allanó ayer el domicilio del Cuatrero sin mayor éxito: no se encontraron armas de fuego ni evidencias que aporten datos a la investigación. Dado que Matías F. es apuntado por Tato Camino como el responsable de los disparos, la policía le advirtió al hermano del ex líder de la tribuna rojinegra que presente los testigos que respalden su versión.

En sus años de liderazgo de la barra los Camino han tenido fluidas relaciones con las autoridades policiales que oportunamente tenían jurisdicción en el parque Independencia. Por lo cual ahora la Justicia, que dejó de ser indiferente a la violencia en Ñuls tras la salida del club de Eduardo López, recibe con cautela la versión policial. De hecho, despertó suspicacias en Tribunales la presencia en el operativo de custodia a la movilización del Inspector de Zona 3 Daniel Cabrera, quien no tiene jurisdicción en los Fonavi donde emplazan su bunker los Camino. Cabrera asumió protagonismo cuando estalló la interna en la hinchada que lidera Ochoa al anunciar que "la barra tiene nuevo jefe", minutos después de la golpiza que sufriera el Panadero dentro del estadio.

Luego del furioso ataque en Lamadrid y Alice la policía requisó a la barra de Ñuls que ya se encontraba en el estadio a la espera del partido con San Lorenzo. En la ocasión se secuestró el auto de Luis "El Pollo" Bassi, mano derecha de Ochoa, junto a sus dos ocupantes, entre los que no se encontraban el hombre de confianza del Panadero. El coche sigue secuestrado, mientras que los ocupantes recuperaron la libertad dado que no portaban armas. Ayer la policía anunció la incautación de dos armas en otro operativo. Las mismas serán cotejadas con las vainas servidas en el lugar del ataque.

Compartir: 

Twitter
 

Matías F. fue detenido minutos después de la balacera en Lamadrid y Alice.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared