DEPORTES › CON UNA PROPUESTA DE JUEGO, ÑULS LE GANó A ARGENTINOS EN EL COLOSO

Martino festejó en su cancha

El rojinegro llevaba ocho meses sin ganar de local, y el festejo fue por la victoria pero también porque los hinchas pudieron ver a un equipo en la cancha. La lepra jugó de menor a mayor y no cambió la dinámica después del gol de Urruty.

 Por Alejo Diz

Ñuls salió a la cancha con los mismos jugadores del año pasado, a excepción de Víctor López. De la temporada anterior también arrastraba la exigencia por el triunfo. Lo único nuevo estaba en el banco, con Gerardo Martino tomando el mando de la lepra. Pero el cambio fue profundo. No solo porque Ñuls ganó de local después de ocho meses. A la victoria se llegó luego de un esfuerzo colectivo con más aciertos que errores, con figuras en alto nivel, como Diego Mateo y Maximiliano Urruti, siendo partícipes de una idea de juego clara, y que el equipo pudo sostener durante casi todo el partido. Porque Argentinos tuvo un papel secundario, del cual nunca pudo salir, por la presión de los rojinegros, cayendo en el encierro que propuso Martino y ejecutaron sus jugadores.

La victoria no resiste cuestionamientos. Ni siquiera los que podrían sostenerse por lo mal que arbitra Vigliano. El primer acierto de Ñuls fue tener un concepto de juego. La idea de fútbol de Martino explota el talento de Pérez cuando tiene la pelota, logra sincronizar los esfuerzos de Mateo y Bernardi, erige una defensa firme, con López con voz de mando, e incluso con la improvisación de Vergini jugando por derecha. Sperduti, se sabe, tiene autonomía, con su gambeta a velocidad. Y el acierto mayúsculo es Urruti, iniciando el año como responsable del gol en un equipo que venía con sequía pronunciada de emociones.

Con el equipo formado, Ñuls jugó de menor a mayor, pero siempre parado la mayor parte del tiempo en terreno rival. Solo cuando Bordagaray se lanzaba a la gambeta, Argentinos encontraba aire en una tarde sofocante. Pero fueron arrestos individuales.

La lepra empezó jugando al pelotazo. A los pocos minutos puso la pelota por abajo. Se animó primero Sperduti, con corrida y centro que Urruti cabeceó alto. Luego el propio Sperduti lo perdió en dos ocasiones con remates desviados frente al arco. Ñuls buscaba el gol y su intención la hacía saber. Solo Figueroa se muestra perdido en la cancha, sin conocer cuál es su función.

Pero cuando Urruti resolvía en soledad, el juvenil mostró relámpagos de su talento. En la primera se sacó defensores encima pisando como en el fútbol de salón, remató, desvió el arquero, y en el rebote Pablo Pérez lo tuvo en su pie derecho, pero Nereo Fernández se recuperó y sacó la pelota sobre la línea.

Urruti deleitará a los hinchas con otra genialidad en el segundo tiempo, sacándose al marcador con un giro de cintura repentino para luego sacar un remate al primer palo. Pero en el rebote Ñuls mantuvo la pelota, Pablo Pérez sacó un centro al corazón del área y así apareció en Urruti el goleador que Martino encontró en la pretemporada para marcar con cabezazo bajo.

Pero Ñuls fue el mismo después del gol, y quizá ahí se puede encontrar el mayor mérito de Martino. El conjunto encontró con el Tata una propuesta de juego. Y como toda idea, no se dejó manipular por las emociones del resultado. Siguió Ñuls jugando con protagonismo. Firme en la marca y ofreciendo un despliegue físico que le quitó al rival cual oportunidad de sorprender.

Vigliano no cobró un penal de Prósperi por mano, antes de gol, y por eso no dudó en dejar pasar la barrida Mateo en el área sobre Hernández. Los nervios del final obedecían a los ocho meses que sumaba Ñuls sin ganar en el Coloso: desde el 19 de junio 2011 ante Colón, por 1 a 0. El grito final fue contenido. La felicidad era por la victoria y porque volvió el Tata. Pero por sobre todo porque el hincha encontró en el Coloso a un equipo.

1 Ñuls: Peratta (6); Vergini (6), Víctor López (6), Pellerano (5), Vangioni (6); Pablo Pérez (7), Bernardi (6), Mateo (8), Figueroa (4); Sperduti (6), Urruti (8). DT: Gerardo Martino.

0 Argentinos: Nereo Fernández (6); Prósperi (5), Torrén (4), Sabia (5), Escudero (5); Basualdo (5), Iñíguez (5), Pablo Hernández (4); Oberman (4), Morales (5), Bordagaray (5). DT: Néstor Gorosito.

Gol: ST: 20m Urruti (Ñ).

Cambios: ST: 11m Peñalba por Morales (A), 17m Torres por Figueroa (Ñ), 18m Ciru Rius por Basualdo (A), 22m Batista por Sabia (A), 34m Tonso por Urruti (Ñ) y 43m Villalba por Bernardi (Ñ).

Cancha: Coloso del Parque

Arbitro: Mauro Vigliano.

Expulsado: ST: 45m Torres (Ñ).

Compartir: 

Twitter
 

Lucas Bernardi festeja con Urruti el gol que le dio la victoria a Ñuls en su propia cancha.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.