DEPORTES › CENTRAL GANó 2 A 0 A ATLANTA Y SE ENCAMINA AL FINAL DEL TORNEO

Entre los cuatro que pelean

El canaya definirá con River, Instituto y Quilmes el campeonato, después de gritar el sexto triunfo consecutivo en Arroyito. Sobresalió Medina, marcando el primer gol tras un centro de Gómez, y generando el penal que hizo Castillejos.

 Por Alejo Diz

El Nacional B va camino a final previsible y apasionante. Es que así como ya nadie sostiene dudas en que los primeros cuatro puestos serán disputados por River, Instituto, Quilmes y Central, el epílogo del campeonato se promete sumamente tenso y parejo, paridad que ya se identifica en la tabla. Y el canaya irá a la puja final fortalecido por su juego, algunas individualidades, y su entereza emocional. Porque ayer el auriazul mostró otra vez estar en una sintonía superior al rival, en este caso Atlanta, y se quedó con un triunfo apabullante --por el juego, la diferencia fue solo de dos goles--, que redimió las angustias sufridas al perder en el bosque ante Gimnasia, días atrás, y quedó a dos puntos de la punta.

Los primeros cuatro equipos de la tabla juegan a algo muy parecido a lo que se ve en Primera. El resto, juega a lo que puede. Como el Bohemio, que vino aferrado a solo un puñado de ilusiones, las que a veces nacen con la llegada de un técnico, como el caso del debut de Carlos Roldán. Y resultó que fue solo eso, apenas una expresión de deseos.

Lo que pasó es que Central jugó en coordinación a pleno, con línea de defensores más cerca de la línea del mediocampo que del área menor. Eso se debió a sus atributos ya característicos, que tiene a volantes con tanto apego al juego en ataque como identificación al juego en defensa, recuperando la pelota generalmente en terreno rival.

El primer tiempo fue un monólogo del canaya, que no estalló a viva voz en grito de gol porque hubo fallas de las que también se le conocen, y que se encuentran en la definición. Pero todo fue de Central. Ningún jugador de Atlanta podía ser mejor que un jugador de Central. Se equivocaba el árbitro, no cobrando un penal a favor del canaya, y a pesar del karma del equipo con los jueces, nadie reparó en detenerse en la queja. Ni siquiera el hincha. Será porque el equipo de Pizzi aprendió la lección en el bosque.

La primera parte dejó en el borrador de las estadísticas a un Gómez fallando mucho en los pases y a Talamonti subrayando otro renglón en rojo, pidiendo el cambio nuevamente por lesión.

En la segunda parte se dio lo esperado: Central hizo un gol, Atlanta siguió presa de sus incapacidades, el local amplió la diferencia y sobre el Gigante cayó el telón que cerró la función. Porque para los de Villa Crespo semejante diferencia no tenía solución a mano.

Lequi es el que más sabe de fútbol en el Central. Pero en un partido como el de ayer, donde el rival está atado al dominio ajeno, la figura debía salir de los encargados del gol. Y fue Medina el que sobresalió, marcando el primero pisando el área menor al recibir un centro de Gómez, y generando el penal --por inexistente infracción de Milán-- que convirtió Castillejos.

Luego de que el goleador canaya terminara de festejar su nuevo tanto, la sensación en el Gigante copió a todos por igual: el partido estaba definido. Entonces llegaron los cambios, Atlanta se dio el gusto de probar a Broun con un remate de Abel Soriano y todo se hizo abúlico. Porque cuando hay tanta diferencias entre los equipos, y el que se luce le quita revoluciones a su ritmo, lo que mantiene a todos en cancha es la espera del final. Y cuando llegó, el hincha se encontró con otro abrazo de triunfo, el sexto consecutivo en Arroyito. Lo que viene es una pelea entre cuatro. Entre los cuatro mejores, sin dudas. Y Central visitará el sábado a Instituto para empezar la discusión definitiva.

2 Central: Broun (6); Ferrari (6), Lequi (7), Talamonti (-), Zarif (5); Biglieri (7), Méndez (7), Mozzo (7), Gómez (7); Medina (8) Castillejos (6). DT: Juan Antonio Pizzi.

0 Atlanta: Pellegrino (6); Quiles (5), Arancibia (5), Milán (5), Segovia (4); Mancinelli (4), Lorefice (4), Pogonza (4), Ferragut (4); Abel Soriano (5), Ramírez (4). DT: Carlos Roldán.

Goles: ST: 3m Medina (C) y 17m Castillejos (C) de penal.

Cambios: PT: 27m Peppini (6) por Talamonti (C), 5m Pasquini por Ferragut (A), 13m Andrés Soriano por Ramírez (A), 18m Castro por Mancinelli (A), 21m Carrizo por Biglieri (C) y 30m Monje por Medina (C).

Arbitro: Alejandro Castro

Cancha: Central

Compartir: 

Twitter
 

Antonio Medina festeja el primer gol. Fue la figura de un partido con claro predominio de Central.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.