DEPORTES › GODOY CRUZ LE JUGó DE IGUAL A IGUAL A ÑULS, AúN TENIENDO UN HOMBRE MENOS POR MUCHO TIEMPO.

El partido que no esperaba el puntero

Lo más concreto de ayer es que Ñuls perdió dos puntos de oro en Mendoza y se le acercaron todos sus seguidores en el torneo. El equipo de Martino no perdió la paciencia tras el golazo de Scocco, pero después el Tomba lo atacó de manera inesperada hasta empatar.

 Por Pablo Fornero

Desde el partido ante River que Ñuls no mostraba una cara como la de ayer. La lepra se encontró con un equipo que le salió a jugar, que no se amedrentó en atacarlo, y a pesar de haber tolerado más de un tiempo con un jugador menos, lo dominó en varios pasajes. En la lucha por el título del Torneo Inicial, Ñuls perdió dos puntos y se le acercaron todos sus perseguidores. Vélez le respira en la nunca a un punto, Belgrano a dos y Boca a cinco unidades.

Todo fue distinto en el comienzo. Ñuls acaso suponía que Godoy Cruz iba a batallarle el mediocampo, poblándolo de jugadores para salir con rapidez y elaborar juego en ataque. Así fue el inicio del partido, pero este equipo de Martino, en otra prueba de madurez, no se sobresaltó y convirtió en su primera aproximación al arco de Ibañez. Bernardi la cuidó sobre el costado izquierdo, se la pasó a Scocco que venía de frente. El goleador tiró una precisa pared con Pérez y cuando recibió, definió con justeza junto a un palo. Gol de gran factura, un golazo.

La ventaja acentuó la superioridad de la lepra y Bernardi tomó el control del partido. Todo ataque de Ñuls debía pasar por su posición, que brinda un amplio panorama y siempre acierta en la elección. En esta oportunidad, y a diferencia de otros partidos, contó con la complicidad de Pérez, que siempre fue alternativa válida de creación. Godoy Cruz, al igual que anteriores rivales, se vio sometido y sin herramientas para revertir el trámite. Los defensores la revoleaban y perdían los delanteros ante los centrales, el enganche Ramírez era un cómodo espectador del juego.

Recién a los 33 minutos concretó su primera llegada el local, al desnudar las espaldas de López, que hizo extrañar a Heinze, con una corrida de Castillón, su hombre más peligroso, para la entrada de Ramírez, que casi en el área chica la envió por arriba. Fue la única, Ñuls le cortaba el juego y obtenía espacios en ofensiva con paciencia y seguridad en el traslado de la pelota. Fiel a su libreto, se imponía en la cancha. Con algunos leves inconvenientes, pero presionando en todos los sectores para apostar a la peligrosidad de sus atacantes.

A pesar de haber sufrido la expulsión de Curbelo en el cierre de la primera etapa, Godoy Cruz solucionó parte de sus entuertos y le impregnó otro aire a su juego, tanto como para incomodar a Ñuls y obligarlo a una serie de errores inhabituales en su estilo. Hasta el cuarto de hora, el local ganó el mediocampo y encontró seductores huecos detrás de Villalba y, otra vez, se aprovechó de las desatenciones de los centrales. Por primera vez en el partido, el equipo de Martino se veía obligado a defenderse, y dejaba muy en claro que no le convenía que se prolongue porque lo apremiaba el sufrimiento.

Cuando pasó el aluvión, Ñuls logró emparejarlo, pero nunca recuperó su juego. Empezó a dividir la pelota y chocó más de lo que generó. Bernardi continuaba como eje de la creación y, por si no bastara, se sacrificaba en el recupero, pero ya no disponía de socios firmes con quienes elaborar situaciones. El jugador de más no se notaba, por un lado por el cambio rotundo del local, pero también por el flojo segundo tiempo de la lepra, que hizo poco y nada en ataque. Por eso, los mendocinos ganaron en capo y juego e, indefectiblemente, llegaron al empate. A falta de diez minutos, Guzmán dio un rebote largo y Obolo, como un nueve atento, capturó la chance y liquidó al uno.

La merecida igualdad golpeó duro a Ñuls que gracias a que el travesaño devolvió un cabezazo de Córdoba no cayó en desventaja. Godoy Cruz se agrandó y durmió a los de Martino, que, sin Bernardi en cancha, solo dependieron de las individuales de Scocco. En un cierre de ida y vuelta, ambos se desacomodaron en pos de la búsqueda del triunfo. Culminó en empate, pero el trámite final le sonrió más al local.

1 Godoy Cruz: Ibañez; Sigali, Curbelo, Sánchez, Ceballos; Ledesma, Lértora, Castro; Ramírez; Castillón, Obolo. DT: Omar Asad

1 Ñuls: Guzmán; Cáceres, Vergini, López, Vangioni; Bernardi, Villalba, Pérez; Tonso, Scocco, Rodríguez. DT: Gerardo Martino

Goles: PT 10m Scocco (Ñ), ST 35m Obolo (GC)

Cambios: PT 31m Orzán por Tonso (Ñ), 45m Castellani por Ramírez (GC), ST 12m Camacho por Ledesma (GC), 18m Figueroa por Pérez (Ñ), 33m Córdoba por Castillón (GC), 40m Urruti por Bernardi (Ñ)

Expulsado: PT 40m Curbelo (GC)

Arbitro: Diego Ceballos

Cancha: Estadio Mundialista.

Compartir: 

Twitter
 

Scocco volvió a convertir y lleva varios goles en este torneo. Es el principal artillero rojinegro.
Imagen: FotoBaires
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.