DEPORTES › FUTBOL. DISTINTAS LíNEAS INTERNAS DE CENTRAL ACUERDAN MODERNIZAR EL REGLAMENTO

La prioridad es el estatuto

La convocatoria del presidente Norberto Speciale a la oposición comenzó a rendir frutos: todos los sectores estudian una reforma para otorgar mayor participación a los socios, incluir a las minorías y suprimir el "régimen disciplinario".

 Por Alejo Diz

Oficialismo y oposición avanzan en Central hacia una reforma de estatuto que amplía la participación del socio, concederá roles relevantes a la primera minoría en los comicios y suprimirá el "régimen disciplinario" que faculta actualmente a los dirigentes a expulsar socios sin que los mismos tengan una instancia de defensa. En la discusión del nuevo estatuto, que se abrió por convocatoria del oficialismo y tiene la participación de todos los sectores opositores, se delimitó un espacio de 90 días de debates para confeccionar una propuesta que se pondrá a consideración del socio canaya en asamblea extraordinaria para el mes de marzo del año que viene. Nunca antes los socios organizados en movimientos políticos compartieron una mesa para analizar el documento madre de la institución.

La convocatoria del presidente Norberto Speciale a la oposición para pensar en el futuro de Central entregó el primer resultado concreto: oficialismo y oposición acordaron los trazos generales para la reforma del estatuto, avanzando en los derechos de los socios y estimulando la participación de los mismos en los espacios institucionales donde se discuten los destinos del club.

La reforma que se estudia atacará puntualmente los artículos modificados por el ex presidente Pablo Scarabino en el 2005. El más grave de ellos, es el que exige tener 10 años de antigüedad como socio para ocupar un cargo en la Comisión Directiva. El nuevo estatuto bajará a dos o tres años la antigüedad para ser dirigente, a excepción de los tres primeros cargos: Presidente, secretario y tesorero.

El nuevo estatuto cederá participación a las primeras minorías. Actualmente la lista que gana las elecciones se queda con todos los cargos. La nueva propuesta es otorgar a la primera minoría participación en la Sindicatura del club, que tiene como función observar y fiscalizar la gestión de gobierno. Actualmente el rol de la Sindicatura es decorativo, dado que está compuesta por dirigentes oficialistas. Un ejemplo del errático funcionamiento del órgano de control lo representó fidedignamente Vicente Cuñado, síndico del club en el gobierno de Horacio Usandizaga, quien no hizo más que defender al Vaco, siendo un obsecuente más de los que rodearon al ex intendente en su gestión en Arroyito. Pero para el caso de la responsabilidad que asumirán las minorías con la nueva reforma, los dirigentes reunidos estudian estatutos de otros clubes a fin de conocer cuál tiene su mejor mecánica de participación política.

Oficialismo y oposición también ponen en estudio la metodología de categorización de socios, que quedó claramente obsoleta con la vinculación que la masa societaria tiene con el club. Una porción importante del padrón es socio solo para asistir a la cancha cuando juega el primer equipo, otros utilizan las instalaciones del club, están los que realizan actividades deportivas, y se propone incluir una categoría especial solo para el socio que asiste al predio de Arroyo Seco. Una nueva recategorización buscará que el club se adapte a las necesidades de cada tipo de socio, promoviendo en el caso de Country la asistencia de los vecinos de Arroyo Seco y zonas cercanas.

El más polémico de los artículos impuestos por Scarabino en la reforma del 2005 es el que reglamenta el "régimen disciplinario", que permite a los dirigentes del club expulsar a cualquier socio sin habilitar una instancia de defensa. Esta herramienta tenía como fin excluir deliberadamente a cualquier dirigente con intención de desafiar en las urnas al oficialismo. Lo que nunca pensó Scarabino en aquella reforma es que sus enemigos políticos estaban en su propia Comisión Directiva, quienes lo echaron de la presidencia en 2006, en escándalo que precipitó la posterior intervención judicial.

Los dirigentes convocados para estudiar el estatuto se propusieron trabajar en equipo por 90 días para profundizar los artículos a reformar, generando reuniones semanales que incluso se realizarán en el mes de enero. Es que el objetivo es convocar para asamblea extraordinaria para el mes de marzo, ocasión donde la propuesta se pondrá a consideración del socio, quien finalmente es el que deberá aprobarla para que luego se aplique.

En la reforma de estatuto participación la agrupaciones opositoras Central Gigante, Crece, Refundar Central, Renovación Canalla y Marcca, mientras que el oficialismo está representado por los apoderados Gustavo Fe y Facundo Rodenas, hijo de Antonio, quien se destacó en la asamblea de noviembre por ser el único socio que apoyó al oficialismo.

Compartir: 

Twitter
 

Speciale quiere convocar a una asamblea en marzo próximo, para poner a consideración de los socios la propuesta.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.