DEPORTES › SIN BRILLAR PERO CON JUSTICIA, CENTRAL DIO VUELTA EL PARTIDO

La primavera llegó en Tren

Un error tempranero hizo que Zelaya pusiera en ventaja a Arsenal. Los de Russo se fueron silbados al vestuario. El trabajo de Becker y Abreu alimentó la capacidad de gol de Valencia y así el Canaya consiguió un triunfo tan merecido como necesario.

 Por Pablo Fornero

Tuvo que hacer muy poco Central para dar vuelta el resultado ante Arsenal. La mano venía esquiva por fallas groseras propias y no tanto por virtudes del rival. Pero el Canaya tiene la particularidad de regalar momentos en los partidos. En algunos casos, como en la Bombonera, no puede regresar al juego y cae de manera lapidaria. Pero en días como el de ayer, el equipo resucita y con una leve mejoría se aferra al triunfo. En el medio, queda mucho por resolver, sobre todo en el fondo, donde los de Russo mostraron varias distracciones. El colombiano Valencia marcó por dos y le ganó el puesto a Abreu. Musto había anotado la igualdad y Zelaya, ex Central, convirtió el primer gol de la tarde primaveral.

Arsenal llegó al Gigante decididamente a resistir, pero pasados los 5 minutos se encontró en ventaja. En realidad, aprovechó al máximo un obsequio de la última línea canaya. Chocaron Ferrari y Berra, y Zelaya definió en soledad en dos oportunidades. Caranta tapó la primera y fue a buscar la segunda al fondo de la red. No había ocurrido, pero en la primera aproximación del visitante, Central pagó carísimo el error. Pero la zaga de fallos, algunos inverosímiles, se repitieron durante todo el primer tiempo, a pesar de que Arsenal no tenía intenciones de ser ofensivo. Y como el "movete y dejá de joder" bajó desde las tribunas apenas al cuarto de hora, el nerviosismo se apoderó de la mayoría de los jugadores.

A Central le sobraba un jugador dentro de la cancha. Russo mantuvo el doble cinco, ubicó a Becker de enganche, y solo a Valencia de atacante bien definido. Arsenal no abandonaba la cautela, aunque sostenida desde una base poco sólida. Así las cosas, el Canaya no sabía cómo y por dónde atacarlo. Aguirre, por la izquierda, pareció ser la clave, pero no sostuvo el nivel, por lo que el ataque se limitó a las esporádicas buenas acciones de Becker y a la movilidad del colombiano. En tiempo cumplido, el pibe estrelló un tiro libre en el travesaño, acción que no alcanzó a mitigar el malestar de los hinchas, que despidieron al equipo con silbidos.

El partido no cambió con la nueva etapa. Gómez salvó en la línea un remate de Burzio, que hubiera sido el segundo de Arsenal. Central no reaccionaba. Pero a falta de media hora, un poco tarde, Russo movió el banco y decidió el ingreso de Abreu por Medina. No rompió el doble cinco, pero al menos desequilibró aún más a la defensa del equipo de Palermo. Aguirre y Valencia, que se corrió a la derecha, desnivelaban por las bandas. Con poco, Central empezó a someter a los de Sarandí y el empate estaba al caer. Llegó a los 22 minutos tras un centro que bajó Abreu, pifió Valencia y remató al gol Musto, por primera vez con la camiseta auriazul. La igualdad era merecida y Arsenal estaba quebrado y sin herramientas como para aguantar. Abreu al travesaño fue la antesala para el desnivel, que llegó a los 30' a través de dos gambetas de Becker y Valencia, de primera, que ayer comenzó a recorrer un idilio con el hincha de Central.

El Canaya resolvió en menos de diez minutos la encerrona que él mismo se generó. Sin deslumbrar, porque realmente no es lo suyo, doblegó a la visita y acomodó el resultado al trámite. Sobre el final, otra vez Valencia estampó su nombre en los festejos con una emboquillada, por encima de Andrada. El final trajo sonrisas y alivio. Central dejó atrás dos duras derrotas y ahora se aferrará al choque con Tigre por la Copa Argentina. No obstante, aún no logra abandonar la irregularidad.

3 Central: Caranta (5); Ferrari (4), Berra (4), Acevedo (5), Gómez (5); Medina (4), Musto (5), Domínguez (4), Aguirre (6); Becker (6); Valencia (7). DT: Miguel Russo.

1 Arsenal: Andrada (4); San Román (5), Nervo (4), Curbelo (4), Pérez (4); Burzio (6), Marcone (5), Zaldivia (4), Aleman (4); Celiz (4), Zelaya (5). DT: Martín Palermo.

Goles: PT 6m Zelaya (A), ST 22m Musto (C), 30m y 44m Valencia (C).

Cambios: ST 16m Carrera por Burzio (A), 17m Abreu por Medina (C), 23m Palacios por Zelaya (A), 29m Delgado por Gómez (C), 33m Rasic por Marcone (A), 34m Encina por Becker (C).

Arbitro: Federico Beligoy.

Cancha: Gigante de Arroyito.

Compartir: 

Twitter
 

Musto festeja el empate y su primer gol con la camiseta auriazul.
Imagen: Sebastián Granata
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.