DEPORTES › LA RECETA DE ROSARIO CENTRAL PARA LOGRAR REFUERZOS DE JERARQUíA

Algo de plata y muchas ideas

La dirigencia canaya sumó jugadores de prestigio con escasos recursos: sacó un crédito de siete millones de pesos y busca nuevos ingresos por publicidad con la colaboración de Angel Di María. Lo ídolos ahora se animaron a volver.

 Por Alejo Diz

Central contrató en el receso de verano los jugadores que esperaba el hincha y los que necesitaba el técnico, en equilibrada ecuación que sorprendió el fútbol argentino. El secreto de los canayas, claro está, no estuvo en su corroído poder económico, sino, por el contrario, en su estrategia de comunicación para persuadir a los futbolistas del proyecto de club que se quiere construir. El canaya se rearmó porque los ídolos que volvieron fueron flexibles para negociar contratos, el club hizo frente a los principales gastos con un crédito de Banco Municipal y para los próximos meses se planea optimizar recursos publicitarios, rubro en el cual sobresale la solidaria participación de Angel Di María, quien cedió a la institución derechos de explotación de su imagen para uso comercial.

En este mercado de pases Central logró por primera vez generar el deseo de volver a Arroyito a ex jugadores con presente exitoso en el extranjero. Marco Ruben fue el primero en avisar que viene, César Delgado lo hizo semanas después y Cristian Villagra el último en sumarse a la fila de los contratados con pasado auriazul.

Pero no es que ahora Central goza de buena salud económica. El club se reforzó poniendo sobre la mesa una suma de plata no tan significativa y postergando por seis meses los principales pagos para hacer frente a la llegada de jugadores de jerarquía. La receta de los dirigentes fue ofrecer propuestas serias, comunicar sus proyectos para el club y precisar hasta dónde pueden llegar sus finanzas para jerarquizar el primer equipo.

Fue así como la entidad sumó siete refuerzos --Jonathan Ferrari, Gustavo Colman, José Luis Fernández y Pablo Alvarez completan la lista-- destinando a tal fin siete millones de pesos, billetes acercados por el Banco Municipal por medio de un préstamo a devolver por parte de la tesorería auriazul en 12 cuotas mensuales a una tasa de interés que ronda el 20 por ciento.

Con esos fondos se hicieron los principales pagos. Los refuerzos, a su vez, aceptaron la propuesta de abono de sus respectivos contratos con plazos extendidos, dado que la dirigencia pidió hasta julio para comenzar a realizar los desembolsos de dinero que generalmente se necesitan para que un refuerzo firme su vínculo.

"Con lo que ganaba (Miguel) Russo, que es más de doble de lo que percibe (Eduardo) Coudet, se pagaron dos refuerzos. El primer paso que dimos es hacer eficiente los recursos que hay", precisó un dirigente.

Pero el club, para la presente temporada, prevé un incremento de 30 millones de pesos para su presupuesto anual en fútbol profesional, superando la barrera de los 130 millones de pesos por año que se destinarán al primer equipo. "En lo que trabajamos ahora es en explotar mejor los ingresos en concepto de publicidad, que estaban muy mal gestionados", apuntó el directivo. Y en este rubro el primer paso lo dio Angel Di María.

Porque la estrella de la Selección Nacional cedió a beneficio de Central la totalidad de los derechos comerciales de explotación de su imagen por única vez con una firma comercial. Por estos días los dirigentes negocian la venta de la imagen de Di María a una firma privada y lo que se pague por ella será para las arcas canayas. Mientras que Ruben y Delgado facultaron a Central a utilizar su respectiva imagen para promocionar el club sus principales productos (indumentaria, entradas para la cancha, tarjetas de crédito, etc.)

Aunque la primera señal de confianza que entregaron los jugadores al club fue acercada por Paulo Ferrari, quien a los tres meses de asumida la actual Comisión Directiva propuso donar dinero, junto a otros ex jugadores, para refaccionar instalaciones en Arroyo Seco. "Uno de los objetivos era lograr que los jugadores se sientan representados con la idea de hacer de Central un club serio después de tantos años de malas administraciones. Lo que nunca imaginamos era que la respuesta iba a ser tan rápida y espontánea. Los jugadores también tenían necesidad de ayudar para que Central cambie", destacó el dirigente auriazul.

La mayor traba que encontraron los dirigentes en las negociaciones por los refuerzos dio en el caso de Cristian Villagra, dado que a último momento su representante, Juan Carlos Silvetti, exigió el pago de un dinero en efectivo para asegurar la firma del defensor. Aunque el comportamiento de Silvetti no sorprendió en Arroyito, dado que el representante tuvo mucha injerencia en el fútbol profesional del club durante la última gestión de Pablo Scarabino, que desembocó en la ruina económica de la entidad con intervención judicial en 2007.

Compartir: 

Twitter
 

Broglia presentó a Delgado luego de firmar contrato por un año, en condiciones flexibles.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.