DEPORTES › CENTRAL APABULLó CON SU FúTBOL A ARGENTINOS Y GANó 2 A 0 EN ARROYITO

El equipo de Coudet enamora

Inspirado, el conjunto canaya ganó con goles de Ruben y Larrondo, pero además despierta admiración de propios y extraños. Juega como campeón. El despliegue de Pinola, un Lo Celso brillante y las corridas de Montoya se conjugaron.

 Por Alejo Diz

2 Central: Caranta (6); Ferrari (5), Donatti (5), Pinola (8), Alvarez (6); Montoya (7), Domínguez (7), Fernández (6); Lo Celso (9); Larrondo (7), Ruben (7). DT: Eduardo Coudet.

0 Argentinos: Gabbarini (-); Laso (4), Torrén (4), Matricardi (4), Garré (5); Ledesma (6), Basualdo (5), Gallego (5), Cabral (4); Lenis (6), Rinaldi (4). DT: Néstor Gorosito.

Goles: PT: 32m Ruben (C). ST: 19m Larrondo (C).

Cambios: PT: 34m Giovini por Gabbarini (A). ST: 22m Cervi por Fernández (C), 24m Navarro por Gallego (A), 26m Delgado por Larrondo (C), 27m Giménez por Cabral (A) y 40m Niell por Ruben (C).

Arbitro: Juan Pablo Pompei.

Cancha: Central.

Expulsados: ST: 13m Basualdo (A) y 39m Torrén (A).

Central es un equipo inspirado, talentoso y juega al fútbol como hace mucho, pero muchos años, no se lo veía así en el Gigante. Lo se vive en Arroyito es fútbol en su mejor estado, el fútbol que por su buen gusto une detrás de sí a hinchas propios y ajenos. Porque despierta admiración este equipo de Eduardo Coudet que ayer volvió a abrumar a su rival, Argentinos, y lo venció hasta con comodidad, levantando su victoria en el despliegue de Pinola, dando velocidad a su juego en las corridas de Montoya, sosteniendo el gol en la presencia de Ruben y, por sobre todo, orientado por un Lo Celso brillante, con asistencia geniales y un reparto del mejor fútbol con su zurda. La victoria dejó a los auriazules en el segundo puesto de la tabla.

Central juega como campeón, aunque los números dicen otra cosa. Estadísticas al margen, el equipo repite actuaciones sobresalientes. Ayer el canaya levantó supremacía en el juego que hacía por derecha, con intervenciones de Montoya y Ferrari, alternativamente, rompiendo líneas uno y otro con sus proyecciones por sorpresa. El equipo juega tan bien con la pelota, que en cada pase había un avance claro, sea con toque de Lo Celso, ya consolidado como conductor del equipo, pase de Domínguez o proyección de Fernández. Aunque lo mejor era cuando la pelota le llegaba a Ruben o Larrondo, de movimientos impredecibles para los rivales.

Lo que se propuso Argentinos fue defender y ver si el azar estaba de su lado. No intentó más que eso, depositando toda tarea ofensiva a alguna corrida de Lenis. Entonces las jugadas se sucedían en el área de Gabbarini, todas del riesgo, aunque no podía Central generar un remate al arco. El primero fue del Lo Celso, desviado, apareciendo por el fondo de la cancha a la salida de un lateral. Y luego Larrondo tocó alto sobre el primer palo tras centro de Montoya.

Central tenía juego armonioso y regado de variantes, como en la acción del gol, que tuvo a Pinola tocando a Lo Celso, el zaguero central la fue a buscar a espaldas de los defensores, el juvenil tocó por arriba de zurda, Pinola llegó antes que Gabbarini al balón y definió por sobre el cuerpo del arquero, quien lo atropelló en claro penal que Pompei no cobró porque Ruben empujó sobre la línea, de cabeza, para completar el gran movimiento colectivo.

Lo único de Argentinos estuvo en un remate desviado de Lenis, en corrida por la izquierda. Pero lo mejor de Argentinos se encontró en el arranque del segundo tiempo, donde amagó con empatar el encuentro: Basualdo lo tuvo con remató cruzado y desviado, Rinaldi cabeceó por arriba dentro del área chica y Lenis no pudo ante Caranta. Fueron diez minutos de distracción en el canaya. Y todo volvió a la normalidad cuando la visita se quedó con diez por expulsión de Basualdo.

Entonces Central fue a la búsqueda del segundo y otra vez los caminos al gol los marcó Lo Celso, con genial pase-centro a Larrondo, quien gambeteó a Giovini -reemplazó a Gabbarini, lesionado tras el gol de Ruben- y definió con arco libre. Desde entonces, Central se sintió claro ganador y bajó la velocidad de su juego, aunque no dejaba de lucirse Lo Celso con cada intervención, y la visita quedó con nueve por roja a Torrén.

Todo el estadio disfrutó de una tarde de fútbol genial y los hinchas entendieron que el de ayer, definitivamente, "es el equipo de Coudet", como cantaron desde los cuatro costados.

Compartir: 

Twitter
 

Ruben abrió el marcador de cabeza, para completar un gran juego colectivo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.