DEPORTES › ENTREVISTA AL FLAMANTE INTERVENTOR DE CENTRAL, EL ABOGADO ARTURO ARAUJO

"Con poquito, el club se salva"

Admitió que un primer momento dudó en aceptar la intervención, pero ahora confía "en que las cosas van a salir bien".

 Por Alejo Diz

"Con un poquito de criterio y honestidad Central se salva", diagnosticó Arturo Araujo, presidente del Colegio de Abogados, y flamante interventor del club. El abogado usa el diminutivo para darle más impulso a su optimismo sobre el futuro de la entidad de Arroyito. Pero no por ello es indiferente a la problemática que deberá atender junto a los otros interventores que aceptaron la designación de la Justicia, el titular del Consejo de Ciencias Económicas, Ricardo Schneir, y la contadora Sonia Clark. "Sabemos que vamos enfrentar una situación muy delicada y peligrosa, pero tenemos por delante un objetivo plausible que es devolver a los socios una institución centenaria y que está muy arraigada a la ciudad", enfatizó Araujo en diálogo con Rosario/12.

--¿En algún momento dudó en aceptar la designación de la jueza?

--Por supuesto, porque entendíamos en un primer momento que era una designación institucional, en favor del Colegio de Abogados, y había muchas dudas jurídicas y estatutarias. Y en lo personal también dudé, por supuesto, porque conozco la envergadura y severidad del problema. Hice consultas de todo tipo, a colegas, amigos, clientes y la familia, y finalmente tomé la decisión de asumir a título personal.

--En los últimos meses han sucedido acontecimientos de violencia muy graves, uno de los cuales tuvo como víctima a la jueza Liliana Giorgetti. ¿Esta conyuntura que caracteriza al club la tuvo en cuenta a la hora de aceptar el cargo?

--Desde el Colegio de Abogados hemos hecho una declaración cuando la señora jueza fue amenazada, y cuando se atentó contra un colega (Gustavo Isaack). De manera que en ese tema mantuvimos un perfil muy alto porque no podemos permitir que se avasalle la Justicia y el legítimo ejercicio de la profesión de abogado. Indudablemente todos estos aspectos son preocupantes, pero confiamos en que las cosas van a salir bien, en orden y de que no van haber mayores sobresaltos porque realmente lo que estamos buscando es colaborar con la Justicia y con la entidad para su normalización definitiva y transparente, conforme al sentimiento de los asociados, que son los dueños del club.

--¿Qué análisis le merece que un club deba recurrir a la Justicia para ordenarse?

--Acá se sucedieron una cascada de acontecimientos. En primer lugar el club debió acudir al concurso preventivo, que es un remedio que da la ley para el deudor con cesación de pagos y problemas financieros y económicos. Quizás fruto de esa misma crisis sobrevino todo este tipo de inconvenientes que derivaron en la intervención y el desplazamiento de las autoridades. Parecería que éste es el remedio indicado. Aparentemente no había otra alternativa menos traumática.

--¿Cómo cree que va a encontrar el club?

--Lo que yo espero es hacer un trabajo breve, serio e imparcial que permita alcanzar un proceso electoral transparente que lleve a instalar como autoridades del club a las personas que el socio designe libremente.

--Entonces para el socio es una muy buena noticia que el club haya sido intervenido.

--A mi me da la impresión que éste es un proceso que apunta a un fin plausible, como es que el club tenga autoridades legítimamente electas y será responsabilidad de los asociados elegir la gente más competente, más honesta y con mayor vocación de servicio.

--Por tratarse de una entidad pública, ¿este trabajo supone más presión que cualquier otra labor profesional?

--Es un trabajo muy especial por todo lo que refiere Central. Es un proceso que debe ser breve y tenemos la esperanza de que termine en orden y felizmente, en beneficio de toda la comunidad de Rosario, que realmente necesita de este tipo de instituciones. Porque una sociedad tan individualista y donde la juventud no tiene cobijo y está distraída en otros temas, todo lo que sea ordenar el deporte, la actividad social y los lazos de amistad entre los asociados es un fin muy plausible, y que nosotros, como dirigentes y abogados, debemos tomar carta en el asunto, aún cuando sabemos que es un tema delicado, riesgoso y preocupante.

--¿El objetivo final es devolverle el club a los socios?

--Totalmente, no puede haber otro objetivo más que ese, que los socios designen a sus autoridades. Ellos son libres de elegir, pero daría la impresión de que es necesario que busquen a los representantes más serios, responsables y honestos. Hay tanta pasión legítima en Central que los próximos dirigentes deben encaminarla adecuadamente. Si hay muy poquito de criterio, un poquito de capacidad y un poquito de honestidad, Central se salva. No hay que pensar en nubarrones porque hablamos de una entidad que tiene reservas intactas de gente y asociados que quieren bien a la institución.

Compartir: 

Twitter
 

"El objetivo -dijo Araujo- es devolver a los socios una institución centenaria".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.