CULTURA / ESPECTACULOS › INSTALACION. CULTURA SUBYUGADA, INTERRUPCIONES Y RESISTENCIA

De lo personal a lo político

La muestra que ya pasó por Tucumán y Salta está ahora en el MACRO de Rosario, donde permanecerá hasta el 8 de abril.

 Por Beatriz Vignoli

Según el grupo estadounidense de arte político las Guerrilla Girls, estas son algunas de "Las ventajas de ser una artista mujer: trabajar sin la presión de ser exitosa; no tener que pasar por la vergüenza de ser llamada un genio". El citado póster de las GG es sólo una de las 21 obras físicas que, en géneros como fotografía, gráfica, dibujo, objeto, pintura, escultura y mini-instalación integran Cultura Subyugada, interrupciones y resistencia sobre lo femenino. La exposición internacional itinerante es curada por Graciela Ovejero, con 38 artistas participantes (29 principales y 9 colaboraciones) de todas las edades y géneros. A dichas obras físicas, que sugieren o rondan la escala humana, se les suman dos programas de video de 2 horas cada uno, con un total de 18 obras que abarcan variantes del videoarte, el ensayo en video y el registro de intervenciones y performances.

En el título en inglés "Subjected Culture" la muestra alude también a una cultura del sujeto ("subject") como categoría superadora de la más rígida y abstracta del "ser". En sus notas curatoriales del catálogo, Ovejero define "lo femenino" en un sentido amplio, feminista y que es como una categoría que puede estar encarnada en cuerpos no necesariamente de mujeres biológicas. Esta muestra de arte decididamente político muestra cuenta con la adhesión de la delegación tucumana del INADI y homenajea a las Madres de Plaza de Mayo, verdaderas "artistas de lo imposible".

En el texto que constituye su instalación e intervención pública "Memorial" (2006), la artista alemana Karla Sachse (Alemania) se pregunta: "¿Quién desapareció en el sótano? ¿Quién cerró la puerta de hierro?". Sachse puso sus preguntas sobre una prisión inhumana de los servicios secretos rusos de Alemania, pero bien podría estar preguntando por las víctimas de la dictadura militar argentina. Por su parte Graciela Ovejero, en los videos de su propia autoría y en sus colaboraciones, enarbola la consigna: "Tucumán nunca ha dejado de arder". Ovejero colaboró con la artista pakistaní Farida Batook, mujeres de Dastak y 89 artistas tucumanos en el "Tapiz de Memoria y Esperanza" (2006), sexta versión del proyecto itinerante "Recuerdo de Tucumán, antología Nómade de Objetos". La historia política reciente se cruza con la cotidianeidad en los textiles intervenidos de "Sabor a limón" (2005) de la rosarina Mabel Temporelli. La artista iraní Jinos Taghizadeh presenta un video y documentación fotográfica de dos intervenciones urbanas, una de ellas en homenaje a la trasgresora poeta iraní Farough Farrokhzad. Y Nilofar Akmut (pakistaní radicada en Gran Bretaña) acompaña su tríptico fotográfico con un texto contra la ley Hudod pakistaní, que no distingue entre adulterio y violación. La artista ugandesa Lilian Nabulime revela en su instalación "Africa" (2006) los estragos del VIH/SIDA. La videasta suiza Ursula Biemann reflexiona y hace reflexionar sobre la feminización de la cultura global en "Actuando la frontera" (1999) video-ensayo realizado en Ciudad Juárez. Otra videasta suiza, Angela Saunders, narra la odisea de las mujeres marroquíes que cruzan una frontera para acudir a su lugar de trabajo. Por su parte la videasta china Phoebe Man Chingying expresa el día a día en "Rati" (http://www.cyman.net/raticover.html), mientras que los dibujos de la canadiense e iraní Anahita Vossoughu, como también la serie Glyphtoons de la pintora estadounidense Isis Rodríguez, exploran las posibilidades de empoderamiento del imaginario femenino.

Compartir: 

Twitter
 

Esta es una de las mini-instalaciones.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.