CULTURA / ESPECTáCULOS › LOS PAYASOS MUERTOS PRESENTA SU TERCERA OBRA, LALMAHUMANA

La búsqueda de la felicidad

Esta noche, a las 22, en La Morada, se estrenará la puesta dirigida por Adrián Giampani. "Recrea una conferencia de unos payasos con cierto aire renacentista, que investigan sobre el alma, desde una mirada ingenua y caprichosa", describió.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Resguardados por sus narices y su postura humorística, los clowns disparan sus verdades con un espíritu transformador. Imbuidos de ese espíritu, Los Payasos Muertos estrenarán esta noche un nuevo proyecto --el tercero en el historial del grupo-- con el que se consolidan como una de las agrupaciones más involucradas en el desarrollo del género. Bautizada como Lalmahumana, la puesta se desarrollará cada viernes a las 22 en La Morada (San Martín 771), con la dirección de Adrián Giampani.

Protagonizada por Yanina Orieta, Sonia Armando, Andrea Alberto, Paola Sarnari y Mauro Carreras, la obra "trata sobre una conferencia que hacen unos payasos que son como científicos, investigadores, alquimistas si se quiere, que tienen cierto aire renacentista, y que están investigando sobre el alma humana", según detalló a Rosario/12 el director.

Giampani desarrolló la idea que sustenta la puesta. "Ellos dan una conferencia con sus conclusiones, con todo lo que han ido investigando, que obviamente está atravesado por la mirada ingenua y caprichosa de los payasos. Es como si tuvieran al hombre como un ser extraño, como diferenciando a la raza humana de la raza de los payasos. Ahí es donde van apareciendo algunas temáticas que tienen que ver sobre todo con la búsqueda de la felicidad. El alma humana percibe la felicidad, y eso genera una serie de cuadros en donde, a través del humor (obviamente de un humor reflexivo), se busca darle una vueltita de rosca a algunas reflexiones posibles", relató.

Después del debut con Payasos muertos, y de haber estrenado en 2007 Descarnados, con este nuevo proyecto el grupo va asentándose en su búsqueda de identidad. Al respecto, Giampiani destacó que "entre los tres trabajos hay una cierta continuidad, una cierta coherencia en lo temático, que tiene que ver con esto de usar narices pero hablar de cosas supuestamente serias". El alma mater del proyecto afirmó que "en el caso de Los payasos muertos tiene más que ver con lo social, en Descarnados hay una temática mucho más intimista, porque tiene que ver con la pareja, los desamores, y en este caso volvemos a algo más general, pero a la vez con esta cosa del alma, la felicidad, no ligado a la coyuntura social o política. Y en todas hay una unidad de mirada, hay algo que une a estas tres producciones", profundizó.

Con todo ello, Los Payasos Muertos se posicionaron como uno de los grupos referenciales de una corriente que va ganando lugar en la escena rosarina. "Lo que hacemos es trabajar en función de una estética que nos interesa investigar, explorar. Si somos o no referentes me parece que depende del impacto que tenga lo que hacemos y, en ese sentido, la verdad es que Los payasos muertos tuvo impacto, y la intención es seguir teniéndolo. Sí sé que hay una mirada particular sobre la técnica, una mirada propia de para qué usamos esa técnica de clown", consideró el director.

Y completó: "Creo que no hay un deber ser, sino que hay diferentes miradas posibles, que enriquecen el abanico de posibilidades de una técnica que es muy interesante, muy rica y que está bueno explorarla desde diferentes lugares. A mí lo que me está interesando es investigar sobre ciertos aspectos de un humor más reflexivo, o de repente más oscuro, en donde por ahí el clown está ligado a algo más ingenuo, más liviano. Hacer hincapié en esto de que el clown también puede ser para adultos".

En ese sentido, Los Payasos Muertos vienen colaborando en la formación de públicos poco habituados a la estética y los códigos del clown. "Mucha gente viene y nos dice que pensaba que hacíamos obras para chicos. Entonces está bueno que empiece a haber otro registro de esta estética --consideró el conductor del grupo--. Creo que es lo que va sucediendo, lo que nos va pasando con nuestras producciones. Más aún con Descarnados, que es claramente para adultos, porque no hay mucho gag, sino que hay mucho clima. Y en esta nueva obra hay como una mezcla, porque vuelve a haber comicidad para toda la familia, aunque hay algunas metáforas y juegos donde está puesto lo reflexivo. Porque estamos hablando de la felicidad y del alma, cuestiones muy abstractas, pero el clown lo que tiene es que te permite llevar a tierra estos temas jugando con la literalidad, con chistes que pasan por la literalidad. Por cosas muy simples, pero a la vez con la intención de que nos permita pensar un poco en todo esto".

Por otra parte, el rol formador se extiende también al plano artístico, a partir de la conformación de la Academia del Humor, proyecto que tiene sede en La Morada. "Es un lugar pensado para que se vaya fomentando todo lo que es la investigación y la formación, con talleres que tengan que ver con el humor. Eso recién está tomando forma ahora, con dos talleres para adultos (de clown y de improvisaciones teatrales) y talleres para niños, uno de teatro y otro de payaso y circo", explicó Giampani.

Compartir: 

Twitter
 

El grupo Los Payasos Muertos consolida con este tercer proyecto una búsqueda de identidad.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.