CULTURA / ESPECTACULOS › ESTA NOCHE ESTRENAN DANTE EN LA CASA GRANDE, DENTRO DEL FESTIVAL LATINOAMERICANO

El lugar donde crea Dante Taparelli

El documental de Rubén Plataneo comenzó apenas como un plano del estudio del artista, pero se hizo más complejo. "Se acumularon situaciones, se revelando secretos, relaciones. De entrada lo que impactó fue la casa de Dante", dice el realizador.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Durante algún tiempo Rubén Plataneo se dedicó al registro de "las ciudades invisibles dentro de la ciudad". Según el director, ese trabajo tenía un objetivo: "Buscar las historias, formas y conflictos que hay más adentro de las fachadas de las casas, de la estructura urbana. Es una cuestión que interesa mucho, que vengo trabajando con textos de Walter Benjamin y que fui haciendo en pequeños cortos". En ese tren, y desde la ventana de Calanda, el realizador tuvo la idea de desarrollar un plano secuencia que uniera el patio de Dante Taparelli, ubicado debajo de la oficina de la productora, y la calle. Dos años después, esa pequeña idea se convirtió en Dante en la casa grande, el documental que esta noche tendrá su estreno en La Comedia, como parte de la muestra oficial competitiva del Festival Latinoamericano de Video.

En diálogo con Rosario/12 Plataneo resumió el proceso de transformación de aquel plano en un mediometraje que tiene como protagonista a uno de los artistas más creativos de la ciudad de Rosario: "Cuando le dije a Dante que quería hacer ese plano secuencia me pidió que, de paso, lo ayudara a trasladar un muñeco muy antiguo tipo cerámico con un atado de alambre de púas oxidado. Cuando entré a su casa me encontré con un sótano increíble, lleno de contraluces. Ahí me encontré con que ese muñeco y esos alambres eran parte de una muestra que estaba preparando después de muchos años, porque él había pasado por una etapa difícil, creía que no iba a poder exponer otra vez. Pero estaba preparando una muestra impresionante con lo que él llama `ruinas reconstruidas` o `ex-culturas`, porque están hechas con pedazos de otros objetos nobles, tenía un montón de simbología y concepto detrás de esa muestra".

En simultáneo con el rodaje de dos largometrajes que se estrenarán entre fin de este año y comienzo del próximo, Plataneo se focalizó en el montaje, exposición y desmontaje de la muestra que Taparelli presentó en el Bernardino Rivadavia. Y, en el transcurso, surgieron nuevas líneas de relato: "Se acumularon situaciones, se fueron revelando secretos, relaciones. De entrada lo que impactó fue la casa de Dante un tipo solitario que vivía allí con sus dos perros, un gran artista que trabaja encerrado para la ciudad, para el diseño urbano de la ciudad. Esa contradicción tan fuerte y tan vital me parecía genial porque justamente es una coincidencia con lo que pienso, que para que una ciudad sea mejor para la convivencia se necesitan más artistas que falsos economistas. Encontré esa cueva tan bella como trágica en la que trabajaba él. Justo ahora pensaba que había encontrado un personaje de Tim Burton, era como Dante Manos de Tijera, un tipo que vivía solo y hacía maravillas para el lugar, objetos hermosos y que está obsesionado con hermosear la ciudad".

Responsable del Museo Urbano que convirtió las paredes de los edificios rosarinos en enormes reproducciones de obras emblemáticas de la pintura, Taparelli se muestra además en una faceta íntima, según anticipó el realizador: "Surgieron sus relaciones con tres mujeres que lo ayudaban de distintas maneras. Incluso se fue dando una relación muy especial con una anciana que se llama Ana, que era su vecina, y que tiene un rol materno muy importante. Fueron ocurriendo un montón de cambios que transformaron a esa pequeña historia en una historia compleja, llena de matices y contradicciones muy interesantes, que no eran sólo los de un artista plástico muy particular como es él".

"Es un artista bastante desenmarcado de la plástica contemporánea, es un tipo justamente extemporáneo, con un estilo barroco y anacrónico muy potente, muy personal --agregó Plataneo--. Por otro lado, surgió lo que surge cuando uno se involucra en una película documental, que es que las historias de vida empiezan a fluir y siempre siguen caminos inciertos, sorprendentes. Algo de ésto se fue dando en estos dos años en los que filmé con Dante y los particulares personajes que andaban alrededor de él. Y entre tanto él tenía un sueño que era poder construirse una casa en la que pudiera vivir en la ciudad como en el campo. Entonces, se fue dando toda otra línea narrativa cuando Dante empezó a reconstruir un conventillo en ruinas y lo convirtió en un hábitat hermoso".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared