CULTURA / ESPECTáCULOS › TEATRO. MYRIAM CUBELOS PRESENTA ESTA NOCHE EL OTRO CAMINO... Y UN SOLO FUEGO

Mujeres olvidadas por la historia

Figuras como María Magdalena, Vicky Walsh y La Gaitana son rescatadas en un show que combina actuación, canto, música y video. Dirigida por Cacho Palma, con trabajo coreográfico de Marcos Peralta, la banda de sonido se convertirá en disco.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Como las sendas que sólo se hacen visibles con el correr del tiempo, y los caminantes, la construcción de El otro camino... y un solo fuego se fue elaborando sin prisa. Porque los fundamentos del espectáculo son aquellos que Myriam Cubelos fue construyendo a lo largo de los años. Luego le llegaría el turno a las asociaciones, al trabajo puntual con aquellos que la fueron acompañando en la concreción de la idea, en la creación de una puesta en la que actuación, canto, música y video van de la mano para narrar historias de mujeres olvidadas, para reflexionar en torno al rol que ocupan en la sociedad. Bajo la dirección de Sabatino "Cacho" Palma, con la investigación corporal y coreográfica de Marcos Peralta, vestuario de Ramiro Sorrequieta, videos de Hernán Castagno y una banda de sonido que seguramente se transformará en disco (ver recuadro), Cubelos le pone cuerpo y voz a la obra que esta noche, a las 21.30, se brindará en una única función en la Sala Lavardén (Sarmiento y Mendoza).

"Es una idea que tengo hace muchos años --explica la actriz y cantante . Pero que siempre quedó colgada, muchas veces por los conciertos, o la organización del Encuentro Nacional de Músicos (NdR: que mañana iniciará una nueva edición), que me llevaba mucho tiempo. Pero hace dos años empecé a entrenar con Marcos Peralta, que es bailarín contemporáneo, y mientras tanto seguía con la investigación, escribía algunas cosas. Al año de trabajar con Marcos empecé a buscar un director, y le pregunté a Cacho Palma para que me recomendara a alguien, pensando que él no iba a poder porque tenía mucho trabajo, pero quiso dirigirla. Así empezamos con la dramaturgia, yo le mandaba lo que tenía escrito y él iba reescribiendo. Mientras tanto seguía entrenando, probando algunas cosas, ya tenía parte del repertorio".

De esa manera, la mirada que Cubelos sostuvo a lo largo del proceso de investigación comenzó a conjugar con la de Palma. "Creo que para él también fue un aprendizaje --analiza la autora . Para los dos. Porque para mí significó volver a hacer algo que hace mucho que no hacía, que era la actuación, también hacer algo nuevo, como un unipersonal. Y para Cacho el hecho de tocar esta temática, que si bien es muy femenina creo que también tiene mucho que ver con lo humano".

La fundamentación del trabajo fue aquella que Cubelos elaboró luego de su prolongada investigación: "Es la que le da a la obra el sostén ideológico, filósofico, y cuando se lo leí a Cacho me dijo que ésa era la obra. A partir de ahí empezamos a trabajar sobre ese sostén, buscando personajes que pudieran sostener eso. Personajes que yo particularmente quería hacer, personajes olvidados, desconocidos, que no figuran en ningún libro y, si figuran, es muy por arriba. Como me gusta mucho la historia fuimos conjugando cosas y eligiendo algunos personajes que me interesaban".

A partir de esa intención, la obra recupera figuras como las de María Magdalena, Vicky Walsh o La Gaitana, revelando al público a esas heroínas casi anónimas. "El tema es que, por ser mujeres, no tienen un lugar en la historia -apunta Cubelos . Por ejemplo, el personaje de Manuela Saenz es un personaje que adoro, y que estuvo a destiempo. Históricamente a ella se la ha echado de Colombia por ser la amante de Simón Bolívar. Cuando en realidad ella peleó, estuvo en las luchas y craneó muchísimas de las acciones que hizo Bolívar, sin ella la revolución no hubiera sido posible. Hay cosas muy fuertes de esta mujer que fue olvidada y terminó en el exilio. Como otras mujeres de la historia latinoamericana que no son conocidas y también son importantísimas".

Las razones de ese olvido, para Cubelos, van más allá de lo meramente discriminatorio: "Me parece que la mujer no merecía ocupar esos espacios, ni siquiera habiéndoselos ganado. Eso ha hecho que, después, a lo largo de la historia la mujer se haya querido poner en el mismo lugar del hombre, o pasarle por encima. Su rol ha pivoteado de un lado a otro y a lo largo de la historia, social y sociológicamente, la mujer ha pasado por todos los estadíos".

¿En la obra reflexiona respecto a ese punto?

La reflexión es este otro camino que, a partir del trabajo de investigación, tiene que ver con la búsqueda que la mujer tiene per se, esta cuestión de ser una mediadora. Una persona que tiene la capacidad de mediar entre el interior y el exterior. Con ella misma, con los integrantes de su familia, con esta cuestión del corazón, el espíritu. Es la que tiene ese poder que tenían las sabias. Me parece que a la mujer, el reencontrarse con eso, la sitúa en un lugar diferente, propio, que no tiene el hombre, que tiene otras cosas maravillosas. Entonces no hay necesidad de ocupar el lugar del otro, sino ocupar su verdadero lugar. Y acá también hay un homenaje a un hombre maravilloso que tuvo una hija que muere en acción, que es Rodolfo Walsh. Y digo esto para que no se crea que es una obra feminista, que no lo es, no tiene nada que ver.

¿Cómo trabajó la selección del repertorio? Porque si bien es una tarea a la que está habituada, este es un marco diferente.

Sí, pero en el hecho creativo las cosas se van dando de una manera casi mágica. Yo estoy pensando en una escena y, mágicamente, aparece una canción. Porque la escucho, porque recuerdo, no sé. O al revés: tengo una canción que me encanta y me sirve para determinada parte, para disparar una idea. El repertorio tiene un poco que ver con esto que pasa cuando uno empieza a trabajar con una idea creativa y empiezan a surgir las cosas desde un lugar que no se sabe de dónde viene. Así se encuentran las canciones, aparecen las melodías. Eso es lo maravilloso de ese momento creativo.

Compartir: 

Twitter
 

Myriam Cubelos pone el cuerpo y la voz en el espectáculo que comenzará a las 21.30 en la sala Lavardén.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.