CULTURA / ESPECTACULOS › FESTIVAL DE ARTES ESCENICAS EL CRUCE CUMPLE 10 AñOS EN ESTA EDICION.

Expresión corporal al máximo nivel

Este festival ya es una marca cultural, pero los organizadores dejaron en claro la necesidad de crezca la ayuda oficial para el financiamiento. El Cruce consolidó a partir del 2006 cuando se sumó a la red internacional "Ciudades que Danzan".

 Por Julio Cejas

Finaliza esta noche a partir de las 21 en el C.E.C (Sargento Cabral y el río), la décima edición del "El Cruce", un consolidado festival de las artes escénicas organizado por la Asociación de Coreógrafos, Bailarines e Investigadores en el Movimiento y Expresión Corporal Independientes (Cobai). A primera hora se podrá ver "Caleidospectus", una coreografía de acrobacia aérea que a la manera de un caleidoscopio refleja formas y diseños en espejo, a cargo de bailarines y artistas rosarinos que integran el Proyecto Alunisono. Posteriormente subirá a escena otra propuesta local: "Matices de barro", del Grupo Escaleno con coreografía y dirección de Alicia Boggián que caracterizó a este trabajo como "una puesta en escena casi minimalista que trata de crear un ambiente íntimo con el espectador donde cada objeto, cada canción, cada apagón es parte de la corporeidad escénica, el despojo da espacio para abrir diferentes puertitas a la imaginería del espectador".

Ya en el cierre de la programación, la bailarina, coreógrafa y gestora cultural ecuatoriana Tamia Guayasamín, presenta Danzadensa: "el viaje de un cuerpo que en su recorrido atraviesa formas y estados distintos, generando imágenes de otros cuerpos". Guayasamín, que es directora del Festival de Videodanza de Ecuador es la responsable integral de este espectáculo que la tiene como intérprete y directora, creando a su vez la música y el diseño sonoro como así también el video con el que interactúa en escena.

El Cruce que tuvo una presentación previa el jueves 16, cuando un grupo de bailarines, zanquistas y artistas urbanos invadieron las calles céntricas de la ciudad para lograr con esta intervención el interés y el consenso del público, logró sus objetivos en momentos en que los apoyos oficiales son cada vez más tibios.

Paradójicamente, cuando el Festival es declarado de Interés Municipal por el Concejo Municipal de Rosario, es cuando COBAI tiene que hacerse cargo prácticamente de todos los gastos de un evento que concita, año tras año, la atención de artistas y creadores de prestigio internacional.

Como resaltara Roberto Schneider, periodista del diario El Litoral de Santa Fe, en la mesa redonda de "La problemática de la crítica y periodismo en danza": "Estos apoyos son nada más que papeles, este Festival necesita recursos genuinos que garantizen su continuidad".

Tanto Miguel Passarini de el diario El Ciudadano, como quien suscribe esta nota -participantes de la mesa- coincidieron en ratificar los conceptos de Schneider que apuntan a revalorizar el desafio por parte de los organizadores que instalaron un espacio de discusión y de intercambio como pocos en la ciudad.

Es interesante destacar la respuesta masiva de un público no sólo conformado por artistas y bailarines, sino por una cantidad cada vez más importante de espectadores que se dan cita tentados por las intervenciones urbanas y por las movidas callejeras que El Cruce consolidó a partir del 2006 cuando se sumó a la red internacional "Ciudades que Danzan", que incluye 32 festivales alrededor del mundo.

Precisamente el festejo por los 10 años se inició con una intervención urbana a cargo del Instituto Isabel Taboga que desplegó sus bailarines por los alrededores de la Explana del CEC, en una noche donde la luna,el río y las luces de algún barco no muy lejano,prestaban la escenografía ideal para esta performance.

Después llegaron los barceloneses de Cía. Un poco animal con "Back", una interesante propuesta que partió del concepto de la recuperación de algunos sucesos a partir de lo que conceptualizan como rebobinado de los hechos y que arroja a los protagonistas en un espacio vertiginoso donde la maquinaria del tiempo pareciera volverlos atrás para reconstruir acciones interminables.

Lo mejor de la noche inaugural y uno de los espectáculos de mayor repercusión, por lo menos hasta el cierre de esta edición ,estuvo a cargo de la dúctil Julia Lamas, integrante del grupo "La molécula un desprendimiento de kumulus limbus", con su poética "Resabios de piel", acompañada por la percusión de Fernando Miño y la asistencia artística de Anabel González.

De las propuestas del viernes, sin dudas, la madrileña Pepa Sanz se llevó todas las palmas, y valga la expresión ya que su espectáculo "Stumbling", dio vueltas los conceptos tradicionales del baile flamenco a partir de una resignificación que utilizaba las mejores herramientas de la danza contemporánea para desplegar una estrategia de fuerte impacto dramático.

Por su parte el bailarín y coreógrafo chileno Joel Inzunza puso en "Punto ciego", toda la técnica y el manejo del cuerpo al servicio de un perturbador despliegue que tomó como disparador la tensión generada por los espacios reducidos.

Compartir: 

Twitter
 

Toda la técnica del bailarín y coreógrafo chileno Joel Inzunza pudo verse en "Punto ciego".
Imagen: Gentileza Guillermo Turín
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared