CULTURA / ESPECTACULOS › MUSICA. ESTA NOCHE, A LAS 22.30, EN CAFE DE LA FLOR

Con espíritu adolescente

Furiosamente rockera, con mucho del desencanto juvenil que la emparenta con los grandes exponentes de los años 90, y una mirada entre rabiosa e inocente, Utopians bien puede ser considerada como una luz de esperanza en el rock argentino.

 Por Edgardo Pérez Castillo

El de Utopians es un proyecto extemporáneo. Así lo demuestran su furia rockera, su recorrida meteórica desde el circuito under a los grandes conciertos (incluyendo shows de apertura para bandas como Guns n' Roses, Garbage, Foo Fighters y, pronto, Pearl Jam), su fundación desde una alienación que se contrapone a la trillada historia de grupo-de-amigos-del-barrio, su desencanto juvenil y una mirada entre rabiosa e inocente. Todo hace del cuarteto un proyecto novedoso, aun cuando su esencia encuentre más referencias en los 90 que en una escena nacional donde la canción y los anhelos minimalistas marcan los ritmos del (supuesto) rock actual. Pero, a diferencia de tantos otros, Utopians hace y toca rock. Un género casi en desuso.

Y aunque joven, su historia ya tenía dos discos --los independientes Inhuman (2008) y Freak (2010)-- cuando Trastornados captó la atención de Popart, primero, y de los medios (de inmediato). Así, 2012 fue difundido y registrado como el gran año de la banda que integran Bárbara Recanati (voz y guitarra), Larry Fus (batería y percusión), Mario Romero (bajo y coros) y Gustavo Fiocchi (guitarras y coros). Banda que logró llevar su rock visceral, noventoso, entre grunge, garagero y punk, a las primeras planas.

Algo que, según explicaba la cantante a Radar, en la entrevista publicada el pasado 27 de enero, formaba parte de sus grandes anhelos: "Nunca nos interesó el mundo indie. Somos más fanáticos del gigante". Y si bien sus orígenes tienen que ver con la independencia, ya desde su piedra basal la banda esquivó los estereotipos: cuando el barrio, la calle, las reuniones numerosas eran germen para muchas contemporáneas, Utopians nacía desde la reclusión casi alienada de Recanati y Fus, que con 12 años se encerraron a rockear. Desde entonces perseveraron en su objetivo, y encontraron en Romero y Fiocchi a dos aliados necesarios.

Así, la historia ya cobra tono fraternal, algo que la cantante distingue a Rosario/12: "Lo importante para tratar de conseguir lo que uno quiere es persistir. El único modo es que la banda sea tu familia. Si son pibes con los que sólo te llevás no sé si podés aguantar tantos años, tantas frustraciones, tantos fallidos. O tantos logros. Corremos con una ventaja muy grande: forjamos nuestras personalidades juntos, ya conocemos cómo manejar nuestras manías, nuestros días malos. Entonces no va a haber forma de tirarnos abajo".

En esa definición de unidad, Recanati incluye al logro como uno de los escollos que pueden llevar a la ruptura. Después de un año en el abrieron los shows de algunos de sus referentes, de recibir la bendición de los Garbage Shirley Manson y Butch Vig --baterista y productor que hizo explícita su intención de producir un disco del grupo, sumándolo así a una currícula laboral que incluye a Nirvana, Foo Fighters y Sonic Youth--, tocar para 30 mil personas en Pinamar y haber colmado su primer Trastienda, la banda crece en una industria que parece siempre a punto de caer.

"La verdad que estamos en un proceso importante respecto a la industria, que tiene que ver con que los músicos empezamos a tener una confusión sobre si está bien o mal vender tus canciones --analiza Recanati--. Hubo un período tan grande de no hacerlo que se empezó a malinterpretar si era un error vender una canción. En el ambiente donde nos movemos hay que aprender a escuchar de dónde vienen las palabras. Hay muchas personas con ideologías muy fuertes, con frustraciones muy grandes, y las palabras se cruzan. Podés escuchar que sólo podés tocar si estás con una discográfica, o que ser under en este país no tiene fundamento. Uno arranca esta historia intentando no escuchar tanto, porque sino te volvés loco".

Mientras preparan las canciones para un nuevo disco, esta noche Utopians confirmará en Rosario su crecimiento: a las 22 ofrecerán en el Café de la Flor (Mendoza 862) su primer show como número central, con In Anima como banda invitada.

Compartir: 

Twitter
 

Los Utopians: Mario Romero, Bárbara Recanati, Gustavo Fiocchi y el cofundador Larry Fus
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared