CULTURA / ESPECTáCULOS › LITERATURA. EL ZAPO AGUILERA REGRESA A LA CIUDAD CON SU DEBUT COMO ESCRITOR

Rosario siempre estuvo (tan) cerca

Integrante de la Trova Rosarina y fundador del emblemático grupo Cucaño, el artista emigró a Buenos Aires en 1982. Mediante "relatos, crónicas y poesías" rememora ahora aquellas dos experiencias en su libro Matienzo queda en Rosario.

 Por Beatriz Vignoli

Este viernes a las 21, el percusionista rosarino José Luis Aguilera, más conocido cono Zapo Aguilera (o Zappo, según una grafía italianizante que lo arrima a Frank Zappa, a Pappo y al encendedor Zippo) presenta un libro. El encuentro será en el bar Lennon (Paraguay esquina Urquiza) y participarán otros músicos de su generación, en lo que se espera sea una zapada, que no por nada el apodo.

Hasta 1982, año en que migró a Buenos Aires (cansado de la prepotencia de los milicos y de la incomprensión de algunos que se decían artistas), Aguilera zapaba y pateaba las calles de la ciudad de pobres corazones en compañía de Adrián Abonizio, Fito Páez y Carlos Lucchese. Con Lucchese (percusionista genial que fue como un Hermeto Pascoal rosarino pero underground, fallecido hace unos años) zapaba el Zapo allá por 1978 y allí surgió la chispa de lo que luego sería el grupo Cucaño. Con Fito la remó los primeros tiempos difíciles en la capital del país y con Abonizio coescribe parte de este libro, que se titula Matienzo queda en Rosario y reúne "relatos, crónicas y poesías" anunciándolos como "Historias de Cucaño y La Trova Rosarina".

Cabe advertir que no se trata ni de un libro de historia, ni de una obra con grandes ambiciones literarias. Ubicable más o menos incómodamente dentro del género memorias, el libro reúne un puñado de anécdotas, entre nostálgicas y picarescas, sobre la adolescencia humilde y la juventud bohemia de alguien que en su madurez comprende la relevancia que sus recuerdos podrían tener para otros. Salpicados de poemas como letras de canciones y de ochentosos dibujos fanzineros, son apuntes entre nostálgicos y críticos, escritos por un músico que no pretende ser escritor, pero deja su testimonio intenso de unos años en que el terrorismo de Estado cortó mucho más que una melena hippie.

En varios de estos relatos, que siguen el hilo algo caótico de la rememoración, conversaciones grabadas con el fino oído de la mente dan cuenta de los ideales en retirada bajo la omnipresencia de los represores. La visión de la época que dejan estos textos se aleja del relato cristalizado, narrando con candor una compleja realidad donde el terror convive con la cobardía, mientras el arte y la amistad, a pesar de tanta pena y tanta herida, tejen sus filamentos luminosos.

Es muy cálido el recuerdo de los "refugios": la pieza en el barrio ferroviario de la zona Oeste donde se encuentra la calle que da título al libro, y aquellos oasis de los bares: Saudades, El Cairo y el Café de las Artes. "El plan era bueno: armamos una banda de rock y partimos a triunfar desde la esquina de Felipe Moré y Montevideo", cuentan Abonizio y Aguilera en un cuento escrito a cuatro manos, como una zapada: "El refugio de Matienzo". Otros relatos donde la autobiografía destila humor y ficción son "El Nene Mancini" y "Ojos llorosos".

"Acabo de escribir mi primer libro de relatos cortos, donde hablo de La Trova Rosarina, de la cual formé parte como percusionista de la banda de Juan Carlos Baglietto, junto a Fito Páez, Rubén Goldín, Silvina Garré, Muerto Sainz, grabando con ellos los discos Tiempos Difíciles y Actuar para vivir", contó Aguilera hace poco en una carta. "Alrededor del año 76/77, también formé parte de la dirección del A.M.I, Agrupación de Músicos Independientes, de Rosario", continuaba.

En una conversación reciente, Aguilera calificó metafóricamente como un "golpe de Estado" el cambio que se produjo en el grupo Cucaño cuando militantes tabicados del PST comenzaron a dirigir la agrupación fundada en 1979 por Luchesse y Aguilera junto a Guillermo Giampietro y Alejandro Beretta. El Zapo migró y Luchesse quedó orbitando en torno a su criatura. De estas historias dará testimonio el Zapo en su regreso.

Compartir: 

Twitter
 

José Luis "Zapo" Aguilera, que esta noche presentará su primer libro en Lennon
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.