CULTURA / ESPECTáCULOS › TEATRO. EL GRAN DESCHAVE Y CHAU PAPá SE PRESENTARáN EN LA COMEDIA

El Cervantes y su sello de calidad

Con producción del Teatro Nacional, dos clásicos de la
dramaturgia argentina subirán a escena en la sala municipal.
Hoy es el turno de la pieza escrita por De Cecco y Chulak.

 Por Julio Cejas

Dos clásicos de la dramaturgia nacional, El gran deschave de Sergio De Cecco y Armando Chulak y Chau papá de Alberto Adellach, llegan al Teatro La Comedia (Mitre 958) como parte de la gira del Teatro Nacional Cervantes, que habitualmente recala en nuestra ciudad con sólidas producciones gestadas por esa histórica institución.

Hoy y mañana, a las 21, en una versión del talentoso Luciano Suardi, podrá verse El gran deschave, con las actuaciones estelares de Eleonora Wexler y Alberto Ajaka, protagonistas de una típica pareja de clase media argentina, que sentirá los estragos de la rutina y la fragilidad de un pequeño universo que estallará al descomponerse el televisor.

"Cuando se descompone el aparato y nos quedamos sin la telenovela se apaga una falsa fe y aparece la angustia del vacío; no todos estamos preparados para el vacío", dijo Suardi acerca de este texto emblemático de los años 70, que en Rosario pudo verse a través de una lograda versión dirigida por Mario Vidoletti.

El elenco se completa con Graciela Pal, Marcelo Buccosi e Iván Moschner, y los músicos Juan Faisal, Miguel Alché y Martín Miguel López Grande, que ejecutan la música original compuesta por una especialista: Carmen Baliero. La coreografía pertenece a Cecilia Elías, la iluminación de Matías Sendón, el vestuario de Gabriela Aurora Fernández, la escenografía de Graciela Galán, la asistencia de dirección de Ana Calvo y la producción del Teatro Nacional Cervantes, que estuvo a cargo de Santiago Carranza.

Por su parte, Chau papá --interpretada por Roberto Carnaghi, Graciela Stefani, Fabián Arenillas, Pablo De Nito, Julio Marticorena, Verónica Piaggio y Julián Vilar, todos bajo la dirección de Manuel Vicente-- se presentará en La Comedia el viernes 27, sábado 28 y domingo 29 a las 21. Escrita en 1971, la obra de Adellach remite a la descomposición social de un tiempo crucial de la historia argentina. A partir de la muerte de un padre y los preparativos de su velatorio, el autor retrata personajes que dejan ver sus miserias, fobias, mezquindades y frustraciones.

"En una época de profunda revisión política, papá es el pasado al que hay que sepultar. Alberto Adellach se revela como un adelantado, navegando inmune sobre la corriente de su época", afirmó Vicente acerca de esta versión estrenada el año pasado en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti.

La obra tiene asesoramiento en dramaturgia escénica de Andrés Binetti, la supervisión coreográfica de Luciana Acuña, el diseño sonoro de Pedro Donnerstag, la iluminación de Gonzalo Córdova, vestuario y escenografía de Mariana Tirantte; con asistencia artística de Romina Oslé, de dirección a cargo de Nacho Ciatti y la producción del Cervantes de Gabriel Gianola. "Pionero del absurdo en nuestra dramaturgia --dice Manuel Vicente al referirse al autor-- el humor surge de su mirada cruda e irreverente; avasalladora lucidez teatral, para que la acción y el hecho vivo sean los que hablan".

Una doble oferta teatral basada en la solidez de dos textos emblemáticos de la literatura dramática argentina y la solvencia y ductilidad de elencos integrados por notables figuras de la escena porteña, con el respaldo y el prestigio de las producciones que caracterizan al Teatro Nacional Cervantes.

Compartir: 

Twitter
 

Wexler y Alberto Ajaka protagonizan El gran deschave
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.