CULTURA / ESPECTáCULOS › LITERATURA. OBRAS TEATRALES REUNIDAS DE PATRICIA SUáREZ

Teatro como mapa sentimental

En un primer tomo dedicado a la dramaturgia de la escritora rosarina, Baltasara Editora publicó en conjunto a La tarántula, El escorpión, Natalina (premio Argentores 2011) y La dificultad, todas marcadas por un vínculo con lo paterno.

 Por Beatriz Vignoli

"De esta manera construí bajo mi cuenta y riesgo un mapa sentimental de la Pampa Gringa", escribe la dramaturga y narradora rosarina Patricia Suárez en el prólogo de Teatro I, el primer tomo de sus obras teatrales reunidas por Baltasara Editora. El reciente libro inaugura la colección "Teatro" de la editorial y profundiza el retorno de esta prolífica escritora a la edición en sellos de su ciudad, a su proverbial ritmo de un título por año sólo en el ámbito local.

Retorno editorial que comenzó en 2011 con su novela La cosa más amarga, por Homo Sapiens, y continuó en 2012 con un premio publicación de poesía a Ligera de equipaje, por la Editorial Municipal de Rosario, que en 1999 premió y publicó su segundo libro, una novela: Aparte del principio de la realidad. El primero, de cuentos, fue Rata Paseandera, publicado en 1998 por Bajo la luna cuando recién era un sello local. Hoy inhallable es su libro La italiana (Ameghino, 2000). Similar destino podría correr La prueba viviente (Fundación Ross, 2013).

En esta década y media, Suárez ha recorrido una trayectoria internacional de publicaciones en grandes editoriales (Alfaguara, Plaza & Janés, Monte Avila), jalonada por incontables distinciones, entre ellas el Premio Clarín 2003. Su profesionalización como escritora (logro casi imposible en la Argentina del siglo XXI) se debe a su talento, a su laboriosidad y a su capacidad de incursionar en géneros y formatos populares o novedosos, como la literatura infantil, la chick lit y las novelas para teléfonos celulares. Y el teatro.

Sólo para teatro lleva escritas Suárez 40 obras, muchas de ellas premiadas. Natalina, la tercera de las cuatro que integran este volumen, recibió el premio Argentores en 2011. Se estrenó el año pasado en Rafaela, ciudad donde también se estrenó El escorpión. Junto a la primera, La tarántula (estrenada en 2011 en Buenos Aires), las tres obras configuran algo así como una saga familiar, si bien algunos nombres y datos varían de una en otra.

También en la cuarta (La dificultad), ambiente y lenguaje remiten al realismo costumbrista rural, aunque en manos de Suárez esa tradición se enriquece y actualiza en el cruce con otras. Así, manteniendo no obstante una firme unidad y una cohesión dentro del género del drama, desfilan por el escenario chispazos de absurdo, repeticiones no naturalistas o citas de la literatura infantil. Son textos donde la poesía pasa de contrabando. Camuflada en la nada simple sencillez de un decir campesino en dos idiomas, la poesía aflora a medida que enloquecen los personajes, trabados en conflicto.

En una reseña de 2005, el poeta y crítico Walter Cassara acuñó la frase "realismo feérico" (del inglés faerie o fairy: hada) para definir lo que hace Patricia Suárez con el realismo. A la cercanía de sus temas con los de la intimidad de la vida cotidiana (un factor clave, sin duda, de su éxito) le abre líneas de fuga hacia la fantasía. El mito romano de la loba se trama sin presunción entre el lenguaje popular de los diálogos, adensando estas historias que resuenan en una identidad regional de origen humilde e inmigrante.

"Italia fue un monstruo con nosotros, que siendo suyos nos corrió como perros, con el hambre, con la guerra. Pero el finado papá dice: 'Si hubiera nacido una loba con dos dentaduras la llamaba Italia (...)'". El parlamento de la madre (Natalina, en la obra homónima) se refiere a otro emblema, una gallina de tres patas, monstruo y tesoro familiar que su marido Pasquale bautiza en cocoliche: "la Aryentina".

Sobre Teatro II, anticipa la autora a Rosario/12 que contendrá estas obras: "Marcela, una historia familiar materna (las del I, son paternas); La vergüenza, sobre un médico nazi prófugo que instaló su clínica en Palermo y atiende a un chico judío de una familia que no tolera la vergüenza de tener un hijo con inclinaciones homosexuales, y La araña, sobre una madre posesiva que provoca el crimen de su nuera. Aún no sé cuál será la cuarta. Y ninguna es una comedia", concluye.

Compartir: 

Twitter
 

La rosarina Patricia Suárez lleva escritas 40 obras
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.