CULTURA / ESPECTáCULOS › EL TEATRO EMPLEADOS DE COMERCIO SE CONSOLIDA COMO SALA Y CIERRA UN AñO ESPECTACULAR.

Diez mil espectadores en la temporada

El trabajo y la orientación llevada adelante por la nueva Comisión Directiva del gremio, no sólo abrió la sala a los afiliados sino al público en general, que pudo disfrutar de producciones de elencos de jerarquía nacional.

 Por Julio Cejas

En el balance teatral del año pasado volvíamos sobre el remanido tema de la ausencia de empresarios y productores que dieran cuenta de buena parte de la producción artística que se genera en Rosario y que a esta altura excede la capacidad de salas y espacios que la contengan.

Hace algunos años, como parte de una nueva etapa de su gestión de Cultura, la histórica sala de Empleados de Comercio inició una propuesta de programación que agregaba a su ya habitual oferta de espectáculos porteños consagrados, algunas producciones locales. Esa tendencia se fue consolidando y logró darle un perfil diferente para una sala que ya cuenta con un público integrado en gran parte por los afiliados al sindicato. Pero también ha ido incorporando nuevos sectores que provienen en parte de gente que gusta del teatro y que encuentra en este espacio un lugar que la contenga y a la vez la invite a disfrutar de espectáculos no convencionales.

Rosario/12 dialogó con Cristian Molina, director del teatro y Sebastián Ferro, Secretario de Cultura de Empleados de Comercio, que se manifestaron optimistas frente al saldo favorable que arrojó otro año de una programación inteligente que volvió a contar con la aprobación de un público cada vez más entusiasta.

"El teatro culmina el año con un balance que genera mucha satisfacción por las propuestas de renombre que han pasado por nuestra sala, destacando la posibilidad otorgada a los trabajadores mercantiles de disfrutar de obras de calidad interpretadas por elencos locales y nacionales", dijo el actor y director Cristian Molina.

El responsable de la sala destacó el trabajo y la orientación llevada adelante por la nueva Comisión Directiva que se abrió no sólo a los afiliados sino al público en general, que pudo disfrutar de producciones de elencos de jerarquía nacional como las que trajo el Teatro Nacional Cervantes.

Por su parte, Sebastián Ferro consideró que la Sala se constituyó en la "segunda expresión cultural de Rosario -la primera no estatal-, un movimiento construido con los recursos genuinos del sindicato. Durante los últimos dos años hemos fomentado y acompañado una cantidad inimaginable de hechos artísticos, sociales y culturales de diversa índole y pluralidad. Como lo que pasó por el teatro de la Asociación, más de sesenta obras en el último año de las más variadas procedencias y estilos", dijo el Secretario de Cultura de la institución.

Los responsables de la movida hacen referencia a grandes creadores de la escena nacional como Ingrid Pelicori, Rita Terranova, Silvina Bosco, Ernesto Claudio, Roberto Vallejos, Isabel Quinteros, que se presentaron el año pasado, a partir del convenio firmado con el Teatro Nacional Cervantes.

"Han pasado también los mejores actores del teatro rosarino, artistas que han encontrado una sala de un nivel excelente y un lugar donde pueden potenciar todo su arte; el teatro independiente de Capital Federal tuvo también su lugar con obras que evocan temas importantes en la vida política del país y la región, títulos como: "La Coronela", "La Marca en el Orillo" y "Allende", basados en cuestiones políticas y de fuerte impacto ideológico." dijo Ferro.

Para Molina, el Teatro de Empleados de Comercio se transformó en una alternativa clave en la oferta cultural de Rosario, posibilitando la visita en el 2014, de grandes artistas y figuras de la cultura nacional, como Javier Calamaro, Mimí Maura, Gladys Florimonti y el historiador periodista Osvaldo Bayer que llegó para protagonizar "Las putas de San Julián", obra basada en un episodio de su obra cumbre "La Patagonia rebelde".

La lista sigue y se jerarquiza a partir de espectáculos como "Marx ha vuelto" de El Salvador o "Lírica", de Venezuela y "El Centésimo Mono", dirigido por Osqui Guzmán de Buenos Aires, todas obras provenientes de el Festival Internacional de teatro que recalaron en la sala.

"Además se hicieron más de veinte espectáculos para niños que no sólo atestaron las instalaciones, sino también las sub sedes de nuestra institución: Más de diez mil compañeros asistieron a todos estos eventos y fueron partícipes durante todo el año, no sólo como espectadores, sino asistiendo a los diferentes talleres de teatro", señaló Ferro.

Molina indicó que además de ese importante flujo de público estable conformado por los afiliados de Empleados de Comercio, se produjo una gran repercusión entre otras personas que no conocían la sala y que se fueron acercando gracias a la variedad de propuestas. Y agregó que "no podemos dejar de mencionar al compañero Daniel Alonso, alguien que es parte de todo este esfuerzo y que desde hace ya 20 años es el encargado de la sala".

Compartir: 

Twitter
 

La histórica sala también albergó a figuras nacionales del teatro y de la música.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.