CULTURA / ESPECTáCULOS › LA OBRA TENERLO TODO SUBE A ESCENA EN LA EMBLEMáTICA SALA DE MITRE AL 900

Los nuevos ricos llegan a La Comedia

Una aguda crítica social en una obra escrita, dirigida y actuada por rosarinos, se ganó el reconocimiento del teatro público.

 Por Julio Cejas

¿Qué cosas no podrían llegar a conseguir los Giovanetti? Al final, después de deambular con su aplaudida performance durante cuatro meses por Caras y Caretas, consiguen "tenerlo todo" y llegar a uno de los teatros más emblemáticos de la ciudad: La Comedia.

Hoy a las 20, la irreverente familia concebida por los autores Sebastián Villar Rojas y Vanesa Gómez arriba a la histórica sala de Mitre y cortada Ricardone. La interpreta un sólido elenco actoral integrado por Mónica Toquero, Juan Carlos Capello, Marita Vitta, Macu Mascía, Marco Cettour y Lionel Fuentes, con la dirección de la explosiva Carla Saccani.

"Después de mucho insistir, nos programaron este domingo: es una gran alegría porque Tenerlo todo necesita crecer y, además, es para celebrar cuando las salas de teatro público de nuestra ciudad se abren para los elencos rosarinos", dice una auténtica luchadora como lo es  Saccani, creadora del Movimiento Vea Teatro Rosarino.

Para esta militante del teatro local, la cuestión de programar elencos locales en salas públicas debería contar con el aval de los entes oficiales, ya que el movimiento teatral rosarino ‑según Saccani‑ siempre trabajó sin el apoyo de productores comerciales ni estatales, citando su propia creación.

--Gran parte del público rosarino desconoce la producción del teatro independiente local, apuntó Rosario/12 en diálogo con la directora.

--Nosotros desde el elenco estamos convencidos de que hay un gran público que disfrutaría de esta obra, pero todavía no se enteró de que existe; este no es un caso aislado, sino el derrotero de la mayoría del teatro que se produce en Rosario: muchas veces los rosarinos no se enteran de la existencia de este teatro.

Lo dicho por Saccani avala lo sostenido por este diario desde sus comienzos editoriales.

El texto de Tenerlo todo, escrito originalmente el año pasado para participar del Concurso de Dramaturgia de la Comedia Municipal Norberto Campos, trata de ir más allá del concepto de familia "disfuncional", tan de moda en la escena argentina de los últimos años; para enfocar su análisis en la típica familia que aún cree en las mieles del "ascenso social".

--¿La continuidad de esta propuesta tiene que ver con el consenso del público?

--Se dio la coincidencia de que fue valorada tanto por la crítica local que conoce mucho como funciona el teatro independiente, así como por el público que aprovechaba las redes sociales para expresarse luego de cada función y entre semana. A partir de la mitad de esta temporada, la gran cantidad de rosarinos que llamaba para reservar no eran conocidos de ningún integrante del elenco", observa Saccani al diferenciarse de muchos de sus colegas teatrales.

Hace muy poco, en otra exitosa obra local, la devolución y el agradecimiento por parte de una de las reconocidas actrices integrantes del elenco fue solamente para el público, remarcando que eso era lo que realmente garantizaba el éxito de una obra.

--Más allá de que muchos creadores sostienen, que la crítica "no legitima a nadie", ¿a qué se debe esta coincidencia en tu obra?

--En primer lugar, el texto de Villar Rojas y Gómez, sabe divertir con inteligencia, emocionando sin empalagar, cuenta una buena historia que habla de los rosarinos, y eso el público lo agradece mucho. Respecto de los actores, cada uno se luce en escena, armando personajes que atraviesan los estereotipos, hacen reír pero también sorprenden al espectador con ocurrencias o gestos que hacen que los rosarinos se puedan identificar y reírse de sí mismos, y eso siempre es liberador", advierte la dramaturga que dirigió Amarás a tu padre por sobre todas las cosas.

Al referirse a la repercusión en los medios, Saccani atribuyó las valoraciones de la crítica local al reconocimiento de la apuesta global que significa Tenerlo todo, comprendiendo ‑según sus palabras‑ "el trabajo milimétrico que hicimos con el ritmo y la dinámica"; sabiendo que lo que la crítica está recomendando es una propuesta que no a va a defraudar a ningún espectador".

Los Giovanetti constituyen una de esas típicas familias de barrio que de la noche a la mañana cumplirá el sueño del palacete propio, sin preguntar cómo y de qué forma llega este regalito de su hijo Brian que se ha transformado en un exitoso empresario de la gastronomía.

Desde las alturas de ese departamento con vista al río se ve mejor la vida, y es probable que todos aquellos que ayer los miraban como a ciudadanos de segunda, ahora los saluden con admiración o los aborrezcan por ese intento de querer demostrar hipócritamente que todavía "se puede".

"Quisiera mencionar a la Sala "Caras y Caretas", cuyo apoyo incondicional al proyecto a través de Vicky Fernández, que apostó por la obra y acompañó en la difusión, dándole al público una atención extraordinaria; y eso volvió a confirmar que las obras teatrales, para ponerse a punto necesitan hacer muchas funciones. Eso solo se puede hacer con el acompañamiento de una sala que crea en tu espectáculo", concluyó Saccani.

Compartir: 

Twitter
 

Los Giovanetti saltaron del barrio al piso top frente al río, sin preguntarse cómo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.