CULTURA / ESPECTáCULOS

El grupo teatral El 45 inicia el ciclo de verano en el Bernardino

Desde esta noche, y con entrada libre y gratuita, el elenco rosarino brindará entre dos y cuatro funciones semanales de seis de las propuestas que nutren a su repertorio.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Siempre atentos a esquivar encasillamientos estilísticos, y regidos por una suerte de idea madre que respeta el carácter popular del teatro, los integrantes del grupo El 45 abrirán esta noche el Ciclo de Teatro de Verano que, hasta el próximo 31 de marzo, los encontrará en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia brindando entre dos y cuatro funciones semanales de seis de las propuestas que nutren a su repertorio. Es así como durante los jueves, viernes, sábados y domingos de febrero (siempre a las 21) se sucederán Germinal en Campaña, La Patria Carnicera, Pena negra... tierra verde y Canillita, mientras que los sábados y domingos de marzo le llegará el turno a Mustafá y Borradores B. Todas ellas podrán ser presenciadas con entrada libre y gratuita, en lo que significa además un fuerte retorno de la actividad teatral al espacio de San Martín 1080.

Espacio que Miguel Franchi, referente del grupo, supo disfrutar en sus primeros años de actividad teatral. "El lugar es muy interesante para nosotros. Desde el principio de la etapa democrática allí ocurrieron cosas muy interesantes, donde hemos tenido discusiones y diferencias, pero siempre creativas, frontales. Ahora está Ielpi como director, y cuando él era secretario de Cultura el director del Bernardino era Riestra. Es un lugar muy importante y recuerdo mucha gente que pasó por ahí. Aunque nunca nos vamos a olvidar que fue el centro de prensa del Mundial 78, un mundial trucho en tiempos de dictadura y genocidio, pero de pronto se convirtió en un espacio que hay que aprovechar", apuntó a Rosario/12.

En ese marco, y a partir de su carácter gratuito, el arribo de El 45 se ofrece como una oportunidad inmejorable para acercarse a su nutrido repertorio. "En vez de permanecer con una sola obra dos o tres meses, nosotros veníamos haciendo una serie de ciclos que se llamaban Repertorio, y poníamos en un solo fin de semana, de jueves a domingo, todas las obras en un mismo lugar. Hace un tiempo que no bajamos las obras de cartel, permanecemos ensayándolas y las mantenemos, entonces juntamos seis de las ocho que tenemos en cartel y las presentamos en el Centro Cultural durante seis semanas, con 17 funciones", apuntó Franchi.

La actriz y directora Victoria Garay sintetizó el proceso de selección de las puestas que conformarán a este ciclo veraniego: "Tenemos diez obras en nuestro repertorio, pero entre las que presentamos hay algunas que estrenamos el año pasado, como Canillita de Florencio Sánchez o Pena negra... tierra verde, basado en la vida y obra de Federico García Lorca. Las otras obras son las que venimos poniendo en el repertorio y que nos parece que vale la pena presentarlas porque hay gente que todavía no las vio".

El arribo al espacio cultural de calle San Martín le brindará al grupo la chance de acumular funciones abiertas al público antes de embarcarse en nuevos proyectos. "Esta fue una propuesta del Bernardino y a nosotros lo que nos parece interesante es que, por ejemplo, cuando terminemos este ciclo de verano ya vamos a tener treintaypico de funciones realizadas en lo que va del año. Eso nos va a permitir trabajar con otro proyecto que tenemos, que es girar por distintas provincias. Para nosotros estaba bueno este ciclo, con entrada libre y gratuita, para tratar de llenar esas funciones y continuar con el proyecto de hacer la gira, además de trabajar en las escuelas con autores como Discépolo, Florencio Sánchez o García Lorca", explicó el actor Manuel Baella.

Y aunque esas intenciones alejarían al grupo del circuito tradicional, no es algo que altere a las proyecciones de El 45, una compañía concentrada en la explotación de espacios alternativos y populares, según admitió Garay: "Ya desde el año pasado y el anterior venimos trabajando en clubes, manteniendo siempre funciones en sala. Pero nos interesa aportar a espacios con nuestra producción y con lo que podamos generar. Un poco la idea es no perder lugar en las salas independientes, pero a la vez seguir buscando".

Esa apertura permite el acercamiento del teatro a nuevos públicos, contribuyendo en la circulación de espectadores, generando además cruces de un claro corte social. "Nosotros vamos a presentar un proyecto para clubes, tratando de cubrir toda la ciudad. Y después estamos siempre yendo y volviendo a las salas independientes. El año pasado fuimos a muchos Eempa, o a clubes, y nos volvemos a encontrar con esa gente en las salas", concluyó Franchi.

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Franchi (en el centro) junto a los actores Victoria Garay y Manuel Baella. El arribo de El 45 se ofrece como una oportunidad inmejorable para acercarse a su repertorio.
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.