CULTURA / ESPECTáCULOS › CINE. "INTRIGA EN BERLIN", POLICIAL PROTAGONIZADO POR GEORGE CLOONEY

Simulacros en blanco y negro

Ambientada en la Alemania devastada de la segunda posguerra, el film está plagado de mentiras y especulaciones. Muestra la decadencia de un orden, que orquesta los crímenes en nombre de un espacio de paz. Una película para los cultores del cine negro.

 Por Emilio A. Bellon

¿Qué podría llegar a sentir el espectador de hoy si de pronto, ante sus ojos, observa en la pantalla que un film se abre con el logo de la Warner Bros, en blanco y negro tal como entonces? E igualmente tener presente que la Warner identifica a un film mítico como "Casablanca", estrenada en 1942, tres años antes de la época en que transcurre este nuevo film de Steven Soderbergh, "Intriga en Berlin" ("The Good German").

Pero como suele ocurrir ya desde hace algunos años, numerosos films no conocen sala de estreno y pasan directamente a formato DVD. Y por lo tanto este placer que conmueve a los cinéfilos de volver a ver, tal como entonces, aquel logo de la Warner que anunciaba particularmente a policiales de la serie negra, films de espionaje, melodramas sobre vidas quebradas, en lo que respecta a nosotros, no va a ser posible. Ciertas decisiones pensadas y calibradas en términos de rentabilidad son las que finalmente deciden cuál será el destino de un film.

Ambientada en julio del '45, en la inmediata segunda post guerra, Intriga en Berlín marca el quinto encuentro entre el director y su amigo George Clooney. El relato se inicia con imágenes documentales que muestran aspectos de una ciudad devastada y la leyenda de que en esos días se va a celebrar un encuentro en Postdam en el que los altos jefes de estado diseñarán el nuevo orden territorial. Los nombres de Truman, Churchill y Stalin figuran en un primer plano.

La historia se abre con la llegada de un avión, y allí, segundo en la fila, vemos a quien cumple funciones de corresponsal, en su carácter de oficial del ejército, rol que cumple el mismo George Clooney, quien deberá seguir de cerca el curso de esa reunión de altos mandos. Pero claro está, todo este inicio es sólo un punto de partida, tal vez un pretexto, para que diferentes hechos comiencen a emerger en ese ambiente dominado por la sospecha y la corrupción: un crimen por investigar, el mercado negro, un reencuentro amoroso. Es aquí cuando entra en escena la hoy reconocida Cate Blanchett (a quién hemos visto recientemente en "Escándalo" junto a Judi Dench), desde una caracterización que la acerca tanto a Hedy Lamarr, Lauren Bacall como a Gene Tierney.

El corresponsal nos acerca su voz en off. A través de su narración los distintos episodios se van relacionando en un territorio marcado por la sospecha y el crimen. Film elegido particularmente por el propio actor, con guión de Paul Attanasio a partir de la novela "El buen patriota" de Joseph Kanon, Intriga en Berlín puede llegar a ser un film que despierta admiración entre los seguidores de las películas de matiné, los cultores del cine negro. Y una vez más destaquemos el aire nostálgico de su fotografía que nos lleva por otra parte a pensar en el último film dirigido por George Clooney, ambientado en los años del maccarthismo, "Buenas noches y buena suerte".

Dos son los personajes que hasta ahora hemos presentado. El crimen de un tercero abre otras puestas y surgen otros nombres. Y en otro lugar, un joven particularmente de rostro ingenuo, personaje que le cabe a Tobey Maguire, el actor de "Spiderman", comienza a marcar otras desviaciones en el relato. Todo ello en un espacio atravesado por las luces del cine de entonces, por esa iconografía y esas bandas sonoras que incluyen los temas de una época (la misma compuesta por Thomas Newton estuvo nominada en la última entrega de los Oscars) y ese sabor y atmósfera retro tan ausente en este cine de hoy; digitalizado, computarizado, que ponen a las figuras humanas como telón de fondo.

Al seguir con atención The Good German lo que nos puede llegar a descolocar es este juego de simulacros que se nos va ofreciendo en este ámbito plagado de mentiras y especulaciones que nos llevan a una galería actores de un sistema que dibujan la decadencia de un orden, que orquestan los crímenes en nombre de un espacio de paz. Y nuevamente volvemos al blanco y negro, fotografiado por el propio director con el seudónimo de Peter Andrews, que va construyendo un verosímil que nos lleva a recuperar la figura de aquel espectador de la época de las grandes salas, personales y diferenciadas, de los años '40 y '50.

Para ciertos tipos de espectadores, Intriga les puede resultar un volver a recorrer aquellos films ambientados en aquellos años, en esos espacios urbanos que acusan la flagelante presencia de los ataques aéreos y los derrumbes edilicios, de un tiempo que muestra aún sus ruinas; sean estas historias ambientadas en Viena, Berlín, París, Florencia u otras ciudades.

Como en todo policial negro, aquí las sombras van anticipando una ominosa presencia amenazante. La sombra del que será víctima, la sombra del agresor. Y simultáneamente la melodía incidental va subrayando ciertos momentos; pone el énfasis en los puntos de acción más hirientes, como lo resolvía el cine clásico de aquellos años. Cuando el maní con chocolate acompañaba a cada espectador.

Tal vez el hecho de que este film nos lleve al Berlín de Julio de 1945 nos permita recordar que el cine El Cairo, hoy jaqueado por la prepotencia económica, abrió sus puertas aquel día de mayo de 1945, el mismo día que finalizaba la Segunda Guerra Mundial. Y tener presente igualmente que, aún en tiempos de paz, siempre sobreviven, como ocurre en este film, entre las ruinas, los terroríficos espectros del fascismo.

Compartir: 

Twitter
 

Clooney interpreta a un oficial del ejército que cumple funciones de corresponsal
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.