rosario

Lunes, 21 de diciembre de 2009

CARTELERA › BERNARDO KLIKSBERG CERRó EL PROGRAMA DE EXCELENCIA GERENCIAL

A la vanguardia de las ideas

El economista, creador de la gerencia social, prometió que el año próximo habrá una nueva edición en Rosario para formar jóvenes en la ética para el desarrollo. Además, elogió fervientemente la asignación universal por hijo.

 Por Lorena Panzerini

Contento por los resultados de la primera camada del programa en excelencia gerencial premio Amartya Sen "Cien jóvenes por la ética para el desarrollo", su creador, Bernardo Kliksberg, volvió a Rosario para participar del cierre de la capacitación brindada a 110 jóvenes rosarinos egresados de carreras relacionadas con la economía, la administración y el trabajo social. El economista, asesor principal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), consideró que la experiencia fue "exitosa en Rosario" y prometió que el año próximo se repetirá, con algunos de los alumnos que cursaron en 2009 como formadores. Al mismo tiempo, Kliksberg elogió fervientemente la asignación universal por hijo, a la que consideró la decisión política más relevante en décadas.

El programa que se dictó por primera vez en la ciudad comenzó en agosto pasado, con el aval de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y el gobierno provincial. Según el propio Kliksberg, la iniciativa recoge "las ideas más avanzadas del mundo" y prepara a los estudiantes para reproducir los conceptos en las aulas y multiplicar estos conocimientos.

De esta manera, Rosario "se ubica a la vanguardia de los conocimientos internacionales", debido a que se trabajan los autores y conceptos más avanzados y actualizados a nivel mundial. "No hemos recibido más que elogios, porque apostamos a los jóvenes, que como siempre decimos: son el futuro. Y es imprescindible que Argentina tenga una agenda ética del desarrollo a partir de ellos", indicó Kliksberg.

En Buenos Aires, el programa ya capacitó a más de doscientos jóvenes. El año próximo, la iniciativa llegará a Uruguay, Perú y la universidad de La Matanza (Buenos Aires), como nuevos puntos. En sus áreas formativas incluye la visión holística del desarrollo y de la gerencia, la ética para el desarrollo; capital social; responsabilidad social empresarial; gerencia social; todos temas de los que Kliksberg ha sido pionero, y en muchos casos creador. La formación estuvo a cargo de un equipo académico formado por 25 profesores y expertos de Argentina y el exterior.

Lo que motivó la propuesta fue "la necesidad de aportar ética y responsabilidad social al área de las ciencias referentes a la economía y la gerencia". Para Kliksberg, "la idea principal es llegar a los jóvenes". Por eso, seleccionaron a los mejores promedios de las universidades nacionales -de Buenos Aires (UBA) y Rosario (UNR)- y a aquellos que tuvieran una trayectoria de compromiso comunitario. "Se los capacita con las nuevas ideas, en forma totalmente activa para que puedan ver cómo la gerencia y la economía se puede manejar desde perspectivas éticas", explicó Kliksberg.

Por su parte, los participantes del programa expresaron su entusiasmo y se autodefinieron como "privilegiados". Silvina, licenciada en Trabajo Social, consideró: "La ética atraviesa todos los ámbitos, y gracias a este programa nos damos cuenta de que otro mundo es posible a partir de aplicar la ética para el desarrollo".

Al mismo tiempo que presentaba la primera promoción del programa, el economista hizo un pormenorizado análisis de la situación social en América latina. Consideró que "no sólo se mide en términos de pobreza -una de cada seis personas sufre hambre- si se tiene en cuenta que a fin de año habrá tres millones más de desocupados". Y subrayó que eso significará un total de "19 millones de personas sin trabajo en Latinoamérica", destacó Kliksberg.

Sobre la asignación universal que comenzaron a percibir este mes los hijos de padres y madres desocupados, Kliksberg puntualizó: "Hace 30 años que vengo recomendando esa política pública, y me parece que es la más importante decisión en décadas, porque se trata de una política social a gran escala", aseguró.

Lejos de los gurúes de los mercados, el economista subrayó como primera lección que "la política pública sea regulatoria y se utilice como instrumento para fijar un marco de reglas; en segundo lugar, la ética y responsabilidad empresarial, y como tercer punto, el fundamentalismo del mercado no funciona, es un tema ideológico político".

Compartir: 

Twitter

Bernardo Kliksberg considera que el programa que desarrolló con la UNR aporta hacia el cambio.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.