CULTURA / ESPECTáCULOS › CINE. EL INSTITUTO DE CINE PREMIó UN PROYECTO DEL REALIZADOR ROSARINO PABLO ROMANO

Otra mirada sobre la última rebelión

El documental reflejará el levantamiento mocoví de 1904, que también fue retratado en El último malón, de Alcides Greca, de 1917. El nombre se basa en la reivindicación del pueblo originario de aquella gesta en defensa propia.

 Por Leandro Arteaga

"Soy el director pero el proyecto no me pertenece a mí, sino a todos los que participan del trabajo", señala el realizador Pablo Romano a Rosario/12. Será entonces pertinente señalar que el documental que dirigirá Romano cuenta con la participación de Arturo Marinho (en guión y producción ejecutiva), Horacio González (asesoría de guión), Fernando Romero (sonido), y Edgardo Pérez Castillo (jefe de producción). El proyecto lleva por título La última rebelión, ha sido recientemente premiado -el 14 de diciembre pasado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), en el marco del Concurso Nacional de Telefilmes Documentales El camino de los héroes, organizado en adhesión a la celebración del Bicentenario de nuestro país.

La ceremonia, realizada en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), contó con la participación de Liliana Mazure -presidenta del Incaa , la vicepresidenta del Instituto Carolina Silvestre, la gerenta de Acción Federal (Incaa), Lucrecia Cardoso, y el coordinador general del Programa Bicentenario (Incaa), Rodolfo Hermida.

Fueron premiados veintiséis proyectos, uno por cada provincia, uno por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, uno por Malvinas y uno por Antártida. El proyecto que dirigirá Pablo Romano fue el ganador por la provincia de Santa Fe, y se centra en el último levantamiento de los indios Mocovíes, ocurrido el 21 de abril de 1904 en la localidad de San Javier. El mismo acontecimiento fue también retratado, de forma pionera, por la película El último malón, realizada en 1917 por el santafesino Alcides Greca, famosa también por contar, entre sus intérpretes, con la participación de protagonistas del hecho real.

"El título del documental es La última rebelión -explica Pablo Romano por el nombre que los mismos mocovíes utilizan como forma de reivindicación, ya que dicen que 'último malón' responde a la mirada de los blancos. Ellos le llaman 'la última rebelión' porque fue el último grito en contra de la opresión, justamente, del blanco. Es un proyecto que venimos trabajando desde hace bastante tiempo con Arturo Marinho y que afortunadamente, a partir del premio, vamos a poder completar".

¿De dónde surgen las motivaciones para el proyecto?

Son varias, pero te podría decir qué es lo que venía pensando, a nivel personal. Es algo que viene de cuando yo era muy chico, de cuando mi abuela me contaba acerca de los malones que había presenciado y padecido. Mi imaginario, mientras ella me lo contaba, era el de las películas de los westerns de Hollywood, donde el indígena era malo y cruel y producía hechos violentos por puro placer. Realizar este documental es la oportunidad de enfrentarme a ese imaginario de niño y confrontarlo con lo sucedido en San Javier durante 1904 y la posterior película realizada por Alcides Greca en 1917. De esta manera podría tender un puente con esas imágenes que mi bisabuela supo narrarme de niño pero con una nueva lectura acerca del aborigen; la del padecimiento, la del exterminio por la vía del progreso y la exclusión, porque en realidad ese último malón tal vez haya sido un grito de rebelión ante la visión de la desaparición de su vida y su cultura.

¿Desde qué lugares narrativos pensás abordarlo?

Hay varias líneas narrativas. Una tiene que ver, como decía, con la película de Greca; otra se vincula con las reivindicaciones simbólicas que los mocovíes vienen realizando; y otra de las líneas tiene que ver con la creación de una escritura que preserve la lengua mocoví, tarea que viene desarrollando Alfredo Salteño, un maestro mocoví que decidió crear una escritura para preservar su lengua, que es ágrafa. Es en la localidad de Colonia Dolores, lugar donde pensamos trabajar, donde este maestro se dedica a dar clases de mocoví. Y por otro lado, hay muchísimas cosas más, que tienen que ver con el mismo cine, con esta cosa del suceso del cine y el suceso de lo real.

La última rebelión se traducirá en un film documental de 48 minutos de duración, que será exhibido, junto con los demás proyectos ganadores, por los canales públicos de televisión argentinos y del Mercosur. "Me parece crucial para pensar el bicentenario -añade Romano no sólo repensar a los gestores de la revolución de mayo sino también el lugar asignado a los pueblos originarios".

Compartir: 

Twitter
 

Pablo Romano distribuye méritos. "El proyecto no me pertenece a mí sino a todos los que participan".
Imagen: Alberto Gentilcore
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.