CONTRATAPA

INTERTEXTUAL

 Por Miriam Cairo *

PREPUCIOS Y RIBERAS

Mi idolatrado amante de ocasión, de frecuentes ocasiones, para ser específica, con sus besos de poder fluvial, en la ribera del Paraná, con sus brazos y sus deltas, con los riachos de las venas anudados al torbellino de la circulación, propiciador de la fortuna de esta honrada, compañero fuerte y valeroso en tantas febriles mutaciones, que desconoce por vivacidad la caída de los gorros y los penes frigios, que mantiene la esperanza y la gloria protegiéndome de todo aquello que pueda ser eco de tiniebla; buceando en la esplendidez del sexo, mordiendo de a ratos la cintura, palpando los puntos flojos del desasosiego, ensimismado en las órbitas de las caderas; con sabiduría para penetrar la aurora y asimilando la respiración por las rendijas; con los azares de la lucha, con los códigos de la tinta incandescente, con la pelambre dulce, envuelto en el prepucio de mi destino, hacedor de los encajes eficaces, dueño de un privilegiado olfato para medir los pasos que van desde el preludio hasta el ascenso; mi idolatrado amante de toda ocasión, de todo consentimiento, me deja rendida a su lado como una madrugada eternamente agradecida.

DEL LEER Y EL ESCRIBIR

Inconsciente de todo, excepto del deseo de ser tomada y saciada, va de cumbre en cumbre con sus piernas largas. El aire ligero y puro; el peligro cercano y sutil; el espíritu lleno de alegre maldad; la facilidad para reír. Ella ama la vida no porque esté habituada a vivir sino porque está habituada a amar.

DE LA BELLEZA

Cuando llegue el momento de verme libre de esta pasión, obedeceré a otro sueño. Presa del desconcierto no querré confesar el cambio que he sufrido y no sabré cómo sacudirme de los juramentos y promesas que prodigué bajo el imperio del éxtasis. Sin embargo, habré entrado en mi misma y será suficiente razón para buscar otro camino que me extravíe.

"Siempre hay algo de demencia en el amor. Pero siempre hay también algo de razón en la demencia."

LIBRO CUARTO

"Pese a todos los prodigios, Alcítoe, hija de Minia, no quiso sumarse a las orgías en honor a Baco, ese dios joven y ebrio de cuyos carros tiran linces, precedido y seguido de ninfas y sátiros. Impertérrita, Alcítoe profanaba la fiesta con sus tareas domésticas." (Toda inferencia corre por cuenta y riesgo del bravío lector).

LA MALDITA EPOPEYA

El piensa un único pensamiento. Su heroísmo radica en mantenerse asido a su perdición contra viento y marea. Su gozo consiste en sumergirse en el extraño océano del propio pensar y en enloquecer pensando uno por uno los imposibles sentidos. Extraviado en la congénita oscuridad asume el compromiso de desdecirse toda vez que sea necesario, para luego volver a empezar la inasible construcción, ladrillo por ladrillo.

PALABRAS

No podía dormir y me asomé a la ventana. Pasó un hombre. Sólo un hombre y nada más. Los criminales dormían. Las señoras dormían. Los muertos morían a mansalva. Los vaticinios reposaban en las catacumbas del sueño. Sólo el hombre y yo estábamos despiertos, buscando la perla negra en el collar del silencio. Resguardándonos de la imposición del sol y sus oleajes. Apurándonos a vivir en el instante en que la vida no ocupa todos los espacios. Sólo a cierta hora es posible crecer para alcanzar el aire.

EL TACTO A DISTANCIA

En estado transitorio, en estado de ebriedad, en estado de exaltación, el mundo exterior aparece. Y con él una experiencia de fusión con el grupo. Pero cuando los efectos del alcohol o el éxtasis disminuyen me siento más separada aún y ello me impulsa a recurrir a los estados transitorios con frecuencia e intensidad crecientes. El abismo que nos separa fortalece mucho más al grupo que se regodea en sus coincidencias. "Si fuera como todos los demás, si escribiera con la misma mano, estaría a salvo." Pero la necesidad de pertenecer, la soledad del aislamiento, no me inyectan el brío suficiente. No alcanzo a ser rama que añora al árbol. A esta altura, estar unos pasos alejada del rebaño es más una cuestión épica que sentimental.

* [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.