CORREO

Correo

Día de la educación técnica

Sobran motivos para festejar el día de la Educación Técnica con los colegas. Quienes venimos transitando hace décadas las escuelas técnicas, vimos como las políticas neoliberales de los '90 le han hecho mucho daño a esta modalidad de aprendizaje. Esa etapa, en la cual, se aplicaron medidas en detrimento de la educación pública, no fue un accidente de la historia: fue un proyecto político de país, que prescindió de la industria nacional y priorizó las importaciones, impulsado por el libre mercado.

A partir del 2003, con el gobierno de Néstor Kirchner, comienza un proceso, con el cual podemos estar de acuerdo o no, pero es innegable el esfuerzo del gobierno nacional de reparar e impulsar la educación técnica. Con medidas concretas que van desde una nueva Ley nacional de Educación Técnica, hasta el aumento del presupuesto educativo.

Durante el año 2005 tuvieron lugar: la Ley de Educación Técnico﷓Profesional (N°26.058) que consistió, principalmente, en la recuperación de la educación técnica, olvidada en la Ley Federal de Educación de los noventa, propia de un contexto de desindustrialización y de achicamiento desde el Estado Nacional. Y la Ley de Financiamiento Educativo (N°26.075) que consagró que la inversión en educación, ciencia y tecnología llegara a un 6% del PBI. Situación ésta última que se visibiliza con equipamientos que van desde bibliografía, hasta máquinas, herramientas, financiados por la Nación, a través de los Planes de Mejoras del INET. A todo esto debemos sumarles la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología, lo que permitió repatriar científicos y profesionales que se habían ido en décadas pasadas. Y por último, la puesta en escena de una mega muestra de ciencia y tecnología como Tecnópolis.

Tal vez estas medidas pueden ser consideradas insuficientes sobre todo para revertir tantos años de descuido... pero nadie puede ignorar hoy la importancia estratégica y a la vez inmediata que tiene la formación de técnicos para el aparato productivo, para el desarrollo social y para atacar la desocupación. Esto no es un hecho aislado sino que responde a un proyecto de país basado en la recuperación de nuestra industria nacional, para la inclusión de miles de argentinos al mundo laboral. Los obstáculos que enfrentamos son muchos, como también las alternativas y en esto es preciso reconocer que estamos transitando una etapa de rearticulación de la educación técnica con el mundo del trabajo, la producción, la vida económica y sociocomunitaria.

La Educación técnica, sin dudas, puede jugar un papel preponderante en este proceso de cambio cultural,político y social.

Agrupación Compromiso Docente

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.