CORREO › CARTAS DE LECTORES.

Evocación de Roberto Santoro

En estos días de solemnidad de actos protocolares con jerarcas estatales y sus encuentros entre presidente, gobernadores, ministros, legisladores. Circunstancias en las que los burócratas sindicales, aliados objetivos del capital, buscan un espacio bajo el sol para persistir en el goce de sus privilegios buscando situarse "unificados", y/o enfrentados o bien dialoguistas y "colaboradores" del nuevo gobierno. Es evidente que todos ellos pretenden distraernos con sus triquiñuelas de las cuestiones esenciales de la injusticia de luchadores condenados a prisión como los trabajadores petroleros de Las Heras (Santa Cruz), las mujeres víctimas de femicidios que no cesan, las y los proletarios al borde del abismo por obra y gracia de los capitanes industriales. El capital financiero en plena pulseada contra la mayoría de nosotros a nivel local y global. Los terratenientes y ganaderos frotándose las manos ante la inminente eliminación de las retenciones y un largo nefasto etcétcera por venir.

Nosotros deseamos evocar a Roberto Jorge Santoro, poeta, militante social revolucionario y hombre de la generación que estuvo dispuesta a poner el cuerpo y su vida por la construcción de una sociedad basada en la solidaridad, el apoyo mutuo, las luchas colectivas.

Roberto Santoro, docente, editor de revistas literarias, sin mezquindad, con coraje y acciones desafiantes, verdaderas bofetadas en pleno rostro de los opresores y sus esbirros. Secuestrado por los verdugos de la dictadura cívico militar el 1º de junio de 1977 y que aun permanece como detenido-desaparecido.

Estamos seguros que R.J. Santoro se hubiera identificado con estos versos de José Agustín Goytisolo: "Tu destino está en los demás, tu futuro es tu propia vida, tu dignidad la de todos".

Estos fragmentos de las Coplas para el pueblo, escritas por Roberto J. Santoro en 1975 nos brindan una muestra de su poesía con clara posición tomada en las luchas junto a los explotados y oprimidos: "Pobre vida la que tengo, vida gorda del burgués, para que este mundo cambie, hay que ponerlo al revés". "Yo recuento la miseria, otros cuentan por contar, me alimento cuando puedo, y otros gastan por gastar", "Yo no canto de otra forma, que no sea la verdad, el que no quiera escucharme, tendrá que escuchar igual" "Hay cosas que son tan claras, que no admiten discusión, para que mi vida cambie, hago la revolución.".

De aquellos fangos del terrorismo de Estado a estos lodos donde se legitima este perverso sistema destructor de vidas.

De aquellas voces y acciones como las de R.J. Santoro las semillas de las que puede germinar la resistencia presente y futura.

Carlos A. Solero

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.