SOCIEDAD › JUICIO EN SAN NICOLáS

Otros testigos

 Por Sonia Tessa

Desde San Nicolás

Poco después de las 6 de la mañana del 19 de noviembre de 1976, los ruidos de impactos de bala despertaron a Héctor Méndez, uno de los cinco testigos que declararon ayer en el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en San Nicolás. Vivía en Falcón 666, en la cuadra siguiente de la misma manzana de la casa de Juan B. Justo 676. "La casa fue atacada, los llamaban fuerzas conjuntas. Nosotros estábamos durmiendo, mi padre ya se había ido a trabajar, así que era después de las 6", fue el vívido relato del hombre, que tenía 18 años cuando ocurrieron los hechos. "Por lo que recuerdo, fueron dos etapas. Primero hubo unos tiros, como media hora, y se calmó. Después hubo una explosión y volvieron los tiros", dijo ayer frente al tribunal. La audiencia se realizó en el Concejo Deliberante de la ciudad bonaerense, y los testigos de la mañana eran todos vecinos de la vivienda donde esa madrugada asesinaron a Omar Amestoy, Ana María Fettolini, Ana del Carmen Granada y los niños Fernando (tres años) y María Eugenia, de cinco.

* Méndez recordó que los despertaron los disparos, y les sorprendió el ruido del agua que caía del tanque de la esquina de Juan B. Justo y Balcarce. Atemorizado, se refugió junto a su madre y el hermano mayor en el baño de la casa, pero cuando se silenciaron los ruidos, decidió salir a ver qué pasaba. Llegó a caminar unos metros, pero sintió una fuerte explosión, seguida de más balazos, y volvió a ingresar en su vivienda. En ese momento, pudo ver desde la ventana de su casa que daba al centro de manzana que unos cuatro uniformados caminaban por los techos de la casa atacada.

Pese a la fuerte custodia policial y militar, Méndez ingresó a la casa, que estaba vacía, sin muebles. Un camión del Ejército se los había llevado antes. El testigo vio en la esquina de la casa a un hombre robusto, no muy alto, de pelo negro, que sus vecinos identificaron como el teniente coronel Manuel Saint Amant, entonces jefe del Area 132 del Ejército, con sede en San Nicolás. Además de Saint Amant, en la causa por la masacre de la calle Juan B. Justo están procesados quien fuera integrante de la plana mayor del Ejército, Antonio Bossie -desde ayer, y a su pedido, el único acusado presente en las audiencias- y el ex jefe de la Policía Federal de San Nicolás, Jorge Muñoz.

Méndez también recordó que al ingresar en la casa le llamaron la atención los "tubitos" que vio, que luego supo eran gases lacrimógenos. También confirmó que lo ocurrido esa mañana fue "extraordinario" y que en el barrio hubo "miedo".

* Otro de los testigos fue Luis Darío Broda, propietario de la casa ubicada justo enfrente de la que sufrió el ataque. El hombre estaba trabajando, de modo que no presenció la masacre, pero pidió permiso en la fábrica para ir a constatar si su familia estaba bien, de modo que volvió a su casa a media mañana. Cuando se le preguntó si su vivienda había sufrido algún daño, el vecino afirmó que ninguno.

* "Yo me había ilusionado con quedarme con el bebé, como mi mujer no puede tener hijos", admitió ayer Juan Carlos Perazzo en el juicio oral y público por delitos de lesa humanidad en San Nicolás. El bebé era Fernando Alvira, que tenía ocho meses cuando sus padres María Cristina Alvira y Horacio Martínez fueron secuestrados, el 5 de mayo de 1977 en su casa de Alvear 1915, junto a Raquel Alvira, que estaba allí de visita. Perazzo vivía lindante con los fondos de esa casa, y cuando llegaron los militares, en pleno operativo, lo llamaron para encargarle al niño. El testigo recordaba poco, pero junto a las declaraciones que brindó en 1984 y también en 2006, en la etapa de instrucción de la causa, pudo saberse que el propio Saint Amant le prometió el bebé. "Si no hay reclamos, yo te lo voy a dar a vos", le dijo. Quince días después, Vicente Marcial Alvira y Amelia Nelly Gómez, los abuelos maternos de Fernando, fueron a buscarlo, y Perazzo se lo entregó al capellán Miguel Regueiro.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.