PSICOLOGíA › SOBRE "EL LIBRO NEGRO DEL PSICOANALISIS"

Los astutos inquisidores

 Por Jorge Ballario *

Probablemente la propuesta de "vivir mejor sin Freud", hecha por los autores de ese oscuro libro, sea una expresión del deseo de "vivir mejor sin inconsciente", sin el inconsciente que Freud descubrió y que tanto los inquieta. En tal caso, ellos procurarían "mágica y omnipotentemente" (o sea, inconscientemente) deshacerse de dicha instancia psíquica. Carl Jung decía que: "El racionalismo mantiene una relación de complementariedad con la superstición. Es una regla psicológica que la sombra aumenta proporcionalmente con la luz; así, pues, cuanto más racionalista se muestre la conciencia, más ganará en vitalidad el universo fantasmal del inconsciente".

Todavía no se inventó una forma más genuina de arribar al inconsciente humano que el psicoanálisis. No obstante, pienso que es muy necesaria la convivencia del psicoanálisis con las neurociencias, para que pueda existir una útil complementariedad entre las diversas opciones terapéuticas.

Paralelamente, los científicos vinculados a las neurociencias, estarían -sin saberlo- corroborando cada vez más, muchos de los postulados básicos del psicoanálisis, pero estos investigadores, al pertenecer a otro paradigma, los integran discursivamente de un modo distinto, y por ende no los reconocen como tales; sin embargo, con más eclecticismo y menos prejuicios, se podrían compatibilizar muchos conocimientos.

Aunque si especulamos un poco, podríamos fácilmente invertir la hipótesis anterior. Solo sería cuestión de atribuirles a algunos de los científicos de más prestigio, poder e influencia, una importante y, a la vez, muy factible dosis de sagacidad, intencionalidad y espíritu corporativo.

Obtendríamos de ese modo, algo así como "la parte negra de la ciencia", que sería también un buen título para un libro. Dentro de las hipotéticas páginas de ese potencial best seller, seguramente podríamos entrever cómo el "brazo fundamentalista de la ciencia", es decir, el cientificismo, habría decidido perseguir inquisidoramente a los herejes psicoanalistas, por atreverse a pensar por cuenta propia, sin acatar la verdad revelada, proveniente de la única fuente de luz y conocimiento: La Ciencia. Además, en el marco de las exponenciales corroboraciones científicas actuales, esos astutos inquisidores, podrían haber vislumbrado en el afianzamiento del psicoanálisis, una gran amenaza a sus intereses corporativos. De ahí a pergeñar "la solución final" en pos de un "mundo feliz", especialmente en los reductos más infestados de psicoanálisis como Francia y la Argentina, solo hay un paso..., un paso negro.

* Psicoanalista. Escritor. Residente en Marcos Juárez.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.