OPINIóN

Hablar de la desigualdad

 Por Sonia Alesso

Duele mirar televisión, duele escuchar la radio, da bronca escuchar a "famosos" personajes de la farándula, que poco hicieron en la Argentina cuando se asesinaba a miles de compañeros y compañeras, que poco hicieron y hacen por los niños de la calle, por los jóvenes sin esperanza ni futuro; duele escucharlos exigir mano dura, incitar a la venganza, pedir pena de muerte.

Duele también que dos hombres de la iglesia, uno rabino, otro católico fueran los oradores de un acto que en ningún momento plantea el tema de la desigualdad, de la solidaridad, de la Justicia.

No necesitamos más cárceles, no necesitamos mano dura, necesitamos más distribución de la riqueza, más escuelas, más hospitales, más trabajo.

En un país en que millones de niños y jóvenes aún no tienen acceso a la educación, a la salud y a la vivienda, da tristeza y bronca escuchar a personas que lo tienen todo pedir venganza.

Una sociedad justa, democrática, debe velar por una justicia que esté al servicio del pueblo, y debe -como mandato fundante- garantizar a todos el derecho social a la educación, y a la salud.

Nos acercamos a un nuevo aniversario del golpe genocida de 1976, y leemos y escuchamos voces que realmente nos preocupan a quienes venimos sosteniendo la defensa de los derechos humanos, y el juicio y castigo a los responsables del genocidio.

Una jueza federal declara su amistad con Galtieri, un ombusman defiende la dictadura, anónimos volantes en la ciudad de Reconquista reivindican el golpe militar, y prometen venganza.

La seguridad no es un tema netamente policial, la seguridad tiene que ver con la Justicia, está indisolublemente ligada a la posibilidad de que millones de niños y jóvenes de nuestra patria puedan tener un presente y un futuro digno.

Por eso marchamos a Plaza de Mayo en diciembre, con la CTA, para exigir "Ni un pibe con hambre en la Argentina" y distribución de la riqueza.

Da vergüenza, da bronca que muchos ciudadanos no vean lo que los maestros vemos y sentimos a diario en las escuelas: niños sin hogar, papás sin trabajo, familias sin vivienda, cárceles infrahumanas, barrios sin agua.

Por todo esto, los maestros y profesores de Amsafé exigimos al Estado nacional y provincial políticas públicas que garanticen a los sectores populares una vida digna. Solo así podremos decir que estamos seguros. Ya que habremos construido entre todos una patria justa, digna y solidaria.

*Secretaria General Amsafé

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.