OPINIóN

INMORALES Y DELICTUOSAS

 Por Claudio Leoni y Juan Carlos Bettanín *

Repudiamos enérgicamente las declaraciones del senador Carlos Reutemann considerándolas inmorales y delictuosas. Como Senador de la Nación tiene la obligación legal de llevar a la Justicia y al Parlamento la gravedad de sus acusaciones por lo que solicitamos públicamente a la Justicia que encare una profunda investigación de oficio. Reutemann está obligado legal y moralmente a demostrar las enunciaciones de corrupción generalizada. Resulta de baja calidad humana producir estas manifestaciones en momentos de difícil situación familiar por la que atraviesa la Presidenta de la Nación pero más reprochables son sus silencios en la defensa de los derechos humanos, sin caérsele una sola palabra en contra de la dictadura militar y el genocidio de la Argentina.

Con su silencio y su acción avaló el festival de corrupción de la década menemista de la que formó parte, callando ante la entrega del patrimonio nacional, el endeudamiento externo, la pobreza y la exclusión social. Además resulta hipócrita esa idea de federalismo de parte del hombre que fue el principal dirigente que tuvo la Provincia de Santa Fe durante la década del 90. Ese mismo hombre que permitió que se aplique un plan económico destructivo para la provincia donde se cerraron las fábricas del cordón industrial, se hipotecaron los campos que ahora dice defender, donde existían aglomerados urbanos con los mayores índices de desocupación. Nunca se le escuchó a Reutemann esbozar la idea de federalismo y oponerse al plan de convertibilidad.

Sería saludable que rompa el silencio acerca de las dudosas privatizaciones de Aguas Provinciales y del Banco de Santa Fe, sus relaciones con los hermanos Rohm en el lavado de dinero y con los empresarios que no terminaron las defensas que inundaron Santa Fe, con las coimas en la comisión que fijaba las tarifas de las privatizadas o la responsabilidad política en la represión del 2001.

Como peronistas, no podemos tolerar que utilice similares expresiones del Almirante Isac Rojas, cuando después del golpe de estado de 1955, aseguró que lo único que Perón no se había robado era la Casa Rosada.

Es lamentable que un hombre de las instituciones santafesinas, lejos de generar ideas y propuestas de cara al Bicentenario de la Patria, se dedique a enlodar la actividad política, generando crispación con declaraciones agresivas y de dudosa calidad intelectual como las que viene realizando con alto contenido escatológico.

* Frente Provincial para la Victoria

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.