OPINIóN › SIETE DIAS EN LA CIUDAD

La ansiedad de las candidaturas

Falta mucho pero no tanto. Todos se callan pero operan en las sombras para ir buscando los lugares. La provincia y la ciudad no pueden avanzar demasiado hasta que no se vea más claro el complejo mapa nacional. Pero sin dudas, la ansiedad contenida estallará antes de que empiece el 2011 con su extendido cronograma electoral para los santafesinos.

 Por Leo Ricciardino

Las candidaturas políticas son como la televisión o el fútbol, la verdad es que uno quisiera que progresen programas que no son sólo éxitos de rating o que haya más oportunidades para equipos que la tocan y no se cuelgan del travesaño. En política parece que hace rato se impusieron los bilardistas y aquí lo que importa son los resultados, los votos. El juego bonito (que serían las ideas, los conceptos) ya le importa a muy pocos, y aquellos que sí lo tienen los esconden, callan para no desentonar en medio de una chatura que alarma, de una miseria que a veces resulta insoportable. ¿De qué está hecha la política sino de ideas y conceptos? Además de la acción que puede demostrarse más desde un gobierno que desde una oposición. Sin embargo, hoy construyen los silenciosos, los que no piensan demasiado ni se arriesgan. Aquellos que no dicen nunca nada interesante no porque sean humildes, sino porque verdaderamente no tienen nada para decir. Pero la gente los conoce y los vota y eso, eso es sagrado en política. Hay excepciones, por supuesto.

La Argentina está sumida en debates centrales como hacía tiempo no sucedía. La ley de medios, el matrimonio gay que le devolvió al Congreso un poco de lustre después de tanta opacidad. Igual "ellos" no se destemplan. Si pueden evitar pronunciarse lo hacen, la idea es no moverse, no hacer olas ni molestar al público ni al establishment. Pero ahí están, triunfantes después de haber logrado que todos hablen de ellos, que no hacen, que no dicen, que se esconden. Esperan que los otros, los que no lograron trascender desde esas sombras se repartan sus migajas, se disputen una mirada, una mano tendida, para seguir adentro. No del proyecto, sino de los privilegios. La satisfacción de este periodista es imaginar que ustedes, lectores, le ponen rostros y nombres a estas caracterizaciones.

Finalizado este desahogo pleno de idealismo (sí, quizás inservible) hay que decir que hay mucha ansiedad contenida y que será imposible esperar hasta 2011 para comenzar a perfilar postulaciones de todo tipo. En Santa Fe habrá un cronograma electoral con cinco fechas, incluidas las internas abiertas y simultáneas para presidente y vice que fueron ratificadas ayer para el 16 de agosto por el ministro del Interior Florencio Randazzo.

A nivel provincial y local no habrá manera de evitar la referenciación "arriba" porque el arrastre existirá. Por eso la desesperación del reutemismo en Santa Fe por saber qué hará su jefe. Si Carlos Reutemann no va en ninguna fórmula el esquema será complicado. Lo mismo pasa en el Frente Progresista con Hermes Binner que no tiene hoy por hoy muchas chances de integrar un binomio que no sea con Ricardo Alfonsín, por lo que se ha dicho hasta ahora. Bueno, para eso falta -entre otras cosas , deberá pasar la interna del 6 de junio en la UCR nacional donde se comenzará a ver si es Alfonsín hijo o es Cleto Cobos el que consigue los favores partidarios.

Por lo que ha dicho Héctor Cavallero a este diario en la edición de ayer, "el Frente Progresista irá unido (en la provincia)", por más rumores que haya de tensión interna entre los propios socialistas y con los radicales, parece que la sangre no llegará al río. Hablando de Cavallero, es evidente que el ex intendente ha largado la campaña. Aún no confirma para qué, pero por las dudas recorre la provincia dentro del espacio kirchnerista aunque dejando en claro sus diferencias desde el Partido del Progreso Social. Porque si Agustín Rossi va a integrar una fórmula nacional como algunos especulan, el sector deberá encontrar un candidato a la gobernación. Si es así, no habría mayores dificultades para que María Eugenia Bielsa sea candidata a intendente, pero si la estrategia varía el problema de la concejala será con el propio Cavallero, aunque lo vea como su padre político. Y esto es sólo una pequeña parte del mosaico que habrá que esperar cómo se arma.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.