OPINIóN

La gestión de residuos necesita cambios

 Por Gonzalo Gorostarzu, Claudio Cardinale y Mirko Moskat*

Luego de la manifestación realizada por ocho organizaciones de la ciudad reclamando cambios estructurales en la gestión de los residuos, queremos enfatizar algunos elementos de nuestro planteo a raíz de algunas respuestas que ha suscitado.

La explicación oficial sobre el incumplimiento de las metas de la ordenanza nos recuerda a los trucos de prestidigitación, aquellos pases "mágicos" por los cuales las cosas aparecen o desaparecen. En este caso, se trata nada más y nada menos que de más de 100 toneladas diarias de residuos que se estarían desviando del relleno sanitario: si tal como explica el Municipio la generación de residuos habría aumentado, superando en 2010 las 300.000 toneladas anuales, pero sólo se enterraron 260.000, significa que más de 40.000 toneladas en ese año fueron a algún otro lugar, es decir más de 100 toneladas por día. Sin embargo puesto que según el propio Ejecutivo el Separe recolecta 100 toneladas mensuales (3,3 ton/día), causa intriga saber cómo se habría logrado tal reducción de lo enviado a Ricardone.

En segundo lugar queremos reafirmar el sentido principal del reclamo: demandamos cambios estructurales en la gestión de los residuos; mientras el objetivo central de la gestión sea la limpieza de la ciudad, en vez de generar menos basura, reciclar, recuperar y compostar cada vez más materiales, difícilmente se avance eficazmente con el cumplimiento de la ordenanza. Es parte de otra discusión si el Separe se implementa mal o bien, la cuestión central aquí es que las características generales de la gestión de residuos limitan y dificultan el desarrollo de la separación en origen.

Es importante señalar que esto no es algo atribuíble sólo a la gestión de los últimos cuatro años. Sí podemos decir que este sistema que prioriza la limpieza y cuyo ícono más emblemático son los contenedores, se consolidó en este período. Pero podemos ir hacia atrás y constatar que la priorización de la limpieza ha ido siempre de la mano de una débil incorporación de la dimensión ambiental, pese a un discurso que ha presumido lo contrario.

Por último, ratificamos la escasa rendición de cuentas que ha caracterizado al Ejecutivo Municipal, siendo los siguientes ejemplos los más sobresalientes: no presentó ninguno de los informes que debía presentar al Concejo Municipal sobre los avances en la implementación de la ordenanza, a pesar de que éste lo reclamó en dos ocasiones; no contestó casi ninguno de los pedidos de información realizados formalmente por las organizaciones, a pesar de la existencia de ordenanzas de acceso a la información pública.

Nuestra mirada crítica sobre el tema fue manifestada en numerosas ocasiones. Lamentablemente esto fue escasamente tenido en cuenta a la hora de tomar decisiones.

*Representantes de Greenpeace Argentina, Scouts de Argentina y Taller Ecologista, respectivamente.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.